19 de Enero. 03:24 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura

El ejercicio de la banalidad

3 de Junio | 11:05
El ejercicio de la banalidad
Hay una forma de ver las cosas que no se corresponde exactamente con la reglada por la opinión pública al uso, y que tiene que ver con cuestiones tales como la superioridad moral o intelectual: si a la mujer se la “encarga” llevar el control en determinados aspectos privados puede ser que sea por una aceptación previa e incluso inconsciente de que es “superior” (puede) para hacerlo. 

O esta otra salvedad: si no se escuchasen las opiniones de cualquier persona, como si fueran textos de inspiración divina, directamente entresacados de la Biblia, puede que no tuviéramos que estar dos o tres semanas rectificando lo que ha dicho por no corresponderse con lo que (nuevamente) se entiende (por la masa) como políticamente adecuado. Estoy hablando de Fran Rivera y sus controvertidas y últimas declaraciones. 

Porque resulta que esta sociedad nuestra, en su deseo de normalizarlo todo (lo cuál tiene visos interesantes dado el deseo de igualdad que defiende), siempre termina por  despojar las prelaciones entre las categorías de tal forma que cualquier leguleyo opina como ‘médico” aunque carezca de conocimientos específicos de “medicina”. 

La necedad (o el descaro) llega a tal extremo que cada día unos se lanzan a opinar lo qué deben hacer otros sin más justificación que su leal entender o su afán de protagonismo, y lo hacen aupados por un entorno que, falto de informaciones relevantes, tiene con una rueda de prensa de este tipo motivo suficiente para llenar tres cuartos de una página con foto incluida. 

A la gente de mi generación, e incluso a muchas de las que llegaron después, se nos inculcó que solo los que demuestran saber un poco más debieran liderar a sus hermanos, que las trayectorias de los individuos implican conocerlos y respetarlos (o no) por ellas, que a los mentecatos ni se les escucha... Pero ahora llega un personaje construido en función de un determinado y específico contexto y por aquello de la moda participativa se le escucha debatir de todo, cuál oráculo sagaz, para luego lapidarlo en la plaza pública por todos los que llevan (eso creen) la solución correcta, escrita en los genes. 

El mejor ha de ser el más responsable, decía mi madre, el prudente ha de llevar las riendas, el inteligente modular el debate, el líder adelantarse a las necesidades de los liderados. Reivindicar la normalidad por abajo para todo y todos es castrante. Habría que reivindicarla por arriba para obligarnos a la mayoría de los interesados a mejorar. Las carencias han de ser reconocibles, no para premiarlas o castigarlas inquisitorialmente como si la vida fuese en blanco y negro, sino para salvarlas y perderlas de vista. Escuchar a los necios, como si tuvieran algo que enseñar no nos vuelve inteligentes, solo nos detecta lo contrario. 

Carmen Heras



Lo más leído en Noticias
ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
La dirección de este medio, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en este periódico digital
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.