19 de Enero. 03:01 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura

Abril, aguas mil

22 de Abril | 11:14
Abril, aguas mil
Abril casi se ha ido y aún no ha llegado del todo la primavera. Llover, lo que se dice llover,  tampoco ha llovido Sin duda, como la Semana Santa marca tanto el calendario, señala también las estaciones. Este año todo se agolpa: los días de asueto tranquilos, mezclados los desfiles procesionales, y la asistencia irrenunciable a ellos en ciudades pequeñas, con los mítines y ruedas de prensa de los partidos políticos que no han cesado ni siquiera en las fechas más festivas, pues la campaña electoral dura poco y necesita aprovechar cada minuto. Tampoco la radio calla (aunque baje su interés), y anuncia un concierto de no se quienes en un pueblo de la provincia para la noche del Sábado Santo al Domingo y resulta imposible no darse cuenta del contraste brutal entre mis años adolescentes y los de ahora. De cuando las restricciones, en relación a cualquier espectáculo público, se daban por descontado. 

El PP acaba de retirar a Elena Nevado de la carrera electoral, cuando ya la había entronizado para volver a competir por la alcaldía de Cáceres. Quien me conoce bien y sabe cómo funciona mi pensamiento, me sugiere fijarme (desde el más frio análisis) sobre el discurso narrativo que existe en la TOSQUEDAD con la que determinados hombres y mujeres públicos “manejan” algunas situaciones políticas enrevesadas en las que el “enemigo” a abatir es del género femenino. ¿Se habría hecho de idéntica manera, caso de ser el candidato un hombre? Supongo que no. Pero a nadie parece importar, salvo a la interesada. Hace tiempo que este tipo de praxis resulta habitual en el campo público, donde los intereses electorales son prioritarios para las organizaciones. Así que no hay escándalo para la mayoría. Y como no lo hay, la sociedad tiende a aceptar estos comportamientos (desde todos los lados del espectro ideológico) sin excesivo rifirrafes ni acusaciones malsonantes. Siempre (claro está) que vayan incorporados en un decorado de imágenes normales, pues dicha normalidad las autentifica y defiende. 

El escaso interés que para la mayoría tiene la teoría general deontológica sobre estas cuestiones, revela que, en relación a las conductas, hay compartimentos estancos y que, posiblemente, el pensamiento ideológico decide, por delante del pensamiento altruista a favor de lo femenino. Perdonamos la acción si esta castiga a quien sentimos lejos de nosotros en cuanto a las concepciones vitales que mandan en nuestras vidas, en una especie de indiferencia que tira por tierra el argumento genérico de defensa de todas las mujeres, y de sus derechos sin excepción, que pregonamos. Lo cuál, si bien es lógico por humano, tira por tierra la pretendida universalidad del concepto (pobres mortales como somos) que se defiende. En el fondo, si la empatía no existe, la ofensa se difumina. 

Y difuminando, los preceptos pueden confundirse a favor de una cierta atonía moral. Hace unos días pregunté a un joven de veinte años como define él la corrupción. “¿Quien es más corrupto -le digo- el político que roba o el funcionario que diariamente entra tres cuartos de hora más tarde al trabajo y sale treinta minutos antes de lo qué indica su contrato?”

“No tiene nada que ver una cosa con la otra- me contesta- por supuesto que el primero”. Y lo dice con convicción. Para él lo segundo no es un robo.

Carmen Heras



Lo más leído en Noticias
ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
La dirección de este medio, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en este periódico digital
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.