Publicidad en
20 de Noviembre. 08:27 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura

Comentarios políticamente incorrectos

10 de Octubre | 10:11
Comentarios políticamente incorrectos
Mientras el tal Sánchez se dedica a repartir lo que no tiene y que además no es suyo, el FMI, el BCE y el BE entre otras entidades económicas advierten de un gran frenazo en la economía mundial como consecuencia de la guerra comercial existente que pueden restar en el 2020 al PIB más de 600.000 millones de euros, vamos una fruslería.

En España visto lo visto y, después de escuchar al “Narciso de Tetuán”, esto de la guerra comercial, los aranceles y otros acontecimientos económicos nos la trae al fresco, aquí tenemos una maquinita de hacer dinero en la calle de Alcalá y con ponerla a más revoluciones se solucionan los problemas. Es muy grave que otra vez un aspirante a la presidencia del Gobierno se dedique a repartir prebendas en campaña electoral con total irresponsabilidad y poniendo en peligro el bienestar, a medio plazo, de la gente más desfavorecida.

Subir las pensiones, el salario mínimo, los subsidios a los que de verdad los necesitan, etc., es algo que hay que hacer, pero en la proporción que nos permita nuestro crecimiento económico que, en un mundo globalizado, va a estar siempre condicionado por la economía mundial. No se puede dar pan para hoy y hambre para mañana que es lo que está vendiendo el tal Sánchez como ya hizo antes el sonatillo Zapatero. El pueblo soberano no escarmienta, su memoria histórica sólo le retrotrae al siglo pasado, ya no se acuerda que en el 2010 se bajaron los sueldos a los funcionarios y se congelaron las pensiones, que hubo una brutal subida de impuestos y que el paro paso de los 5.000.000 de personas. Votantes del tal Sánchez como digo siempre: “Sarna con gusto no pica”.

La cara dura del socialismo patrio no tiene parangón en ningún lugar del mundo. Ayer en Andalucía el tal Sánchez tenía la desvergüenza, impudicia, indecencia y cinismo de poner sobre la mesa las corruptelas del PP y olvidarse que estaba en la tierra de los ERES, la trama de corrupción política mayor de la historia de España. Estos lapsus en el PSOE son normales, están convencidos que mean agua bendita, que son puros y castos y que con el dinero público que, como dijo la Sra.

Calvo no es de nadie, pueden hacer lo que les dé la gana.
Hoy aparece en los medios de comunicación otra granujada de los hijos putativos de D. Pablo el de las barbas. En Huévar de Aljarafe pueblo sevillano, han aparecido unos documentos que demuestran lo que ya todo el mundo intuía, la compra de votos del PSOE andaluz a cambio de empleo público y la amenaza de despido a los empleados no afines. Esto, en un país serio, España no lo es, debería ser motivo de que los ciudadanos no volvieran a votar a esa pandilla de fulleros, tahúres, petardistas y embaucadores. De raza le viene al galgo, la historia del socialismo patrio está llena de felonías, mentiras, fraudes, robos y violencia. Al golpe de estado de 1934 contra esa república que tanto anhelan ahora, hay que unir el pucherazo en las lecciones de febrero de 1936, el robo del oro del Banco de España en septiembre de 1936  y  ya en esta época,  entre otras granujadas, los GAL, los ERES y la compra de votos por esos pueblos de Dios. Y el tal Sánchez presumiendo de “honraó” ¡joder que tropa!   



Lo más leído en Noticias
ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
La dirección de este medio, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en este periódico digital
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.