Publicidad en
19 de Julio. 02:19 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura
EXTREMADURA UNIDA

La identidad, la definición y el gato por liebre

28 de Junio | 11:47
La identidad, la definición y el gato por liebre
Los dichos populares tienen, a veces, una claridad aplastante, como este de “dar gato por liebre”. A veces, se daban estas bromas con la ignorancia del que lo comía y el rechazo venía cuando ya se había comido.

En el Código Civil, el artículo 1273 dice: “el objeto de todo contrato debe ser una cosa determinada en cuanto a su especie”, por ejemplo el AVE, el tren digno, el aeropuerto civil, la conexión con Lisboa y Portugal por tren…

Hemos recurrido al Código Civil para precisar, en lo posible, nuestras ideas.

En política, se suele decir que hay un contrato entre el partido o el candidato que se presenta a unas elecciones y el pueblo.

En este terreno, las arenas son movedizas y, a veces, aunque haya compromisos ante notario  para cumplimientos determinados por parte de los candidatos, no es fácil exigir su cumplimiento. A veces no depende de ellos.

Si fuera un contrato verdadero, real, debería tener las consecuencias lógicas  de un contrato, que se cumple o no se cumple y se mantiene o se rescinde como una contratación normal. En política, habría que poder exigir el cumplimiento y buscar la fórmula para que eso sea posible. Quizás, habría que pensar en nuevas leyes para poder suprimir la confianza dada a un candidato o a un partido que ha mentido y no cumple. Un pueblo que no está bien informado, no es libre para elegir. La mentira evidente exigiría la condena social. Pensamos en lo ocurrido en Inglaterra con el Brexit, en el que parece que se engañó al pueblo.

Pensamos que la definición de los términos y la identidad clara de cada partido y sus propuestas debería ser un requisito imprescindible para cualquier pacto serio entre los mismos. Lo contrario es favorecer los equívocos y que cada cual pueda hablar, sin rigor, de contenidos distintos.

Avance democrático

Parece clara la poca claridad de las ideologías. Las palabras derecha e izquierda, tienen el defecto radical de su indefinición de origen. Una definición ideológica no quedará nunca clara por la situación geográfica de los que votan. En ocasiones, ideologías llamadas de izquierda hacen política de derecha y al revés.

Quizás, en esta línea del contrato con el pueblo, se pueda ir avanzando hasta el punto de desautorizar o retirar a determinados políticos cuando el incumplimiento es tan evidente que, en un contrato normal, hubiera sido nulo de pleno derecho, o ser anulado si el contenido aparece como contrario al programa prometido.

La identificación exige los límites, la definición. Cuando alguien se cambia de nombre o usa nombres distintos en su identificación, se convierte en sospechoso, en alguien que está ocultando algo. Aunque no se puede reducir todo a la uniformidad de las matemáticas, deberían usarse los mismos términos para no caer en la indefinición y hacer imposible el entendimiento real. Se podrá llegar a una definición inclusiva que pueda unificar proyectos diferentes, pero es necesario, para hablar de lo mismo, del mismo objeto, que se identifique terminológicamente. Lo contrario podría ser “dar el gato por liebre”.

P. CAÑADA

EXTREMADURA UNIDA



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
La dirección de este medio, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en este periódico digital
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.