Publicidad en
16 de Julio. 05:55 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura
EXTREMADURA UNIDA

El agua y el pez Ecología humana

18 de Marzo | 12:08
El agua y el pez Ecología humana
La RAE define la ecología como “Ciencia que estudia los seres vivos como habitantes de un medio, y las relaciones que mantienen entre sí y con el propio medio”.

Queríamos hablar de la ecología pero llevándola al terreno humano. El hombre tiene un algo que supera la ecología solamente animal, pero queremos contar como supuesta, la ecología en general, y la animal como más próxima.

No se puede cambiar el agua del pez por otro líquido con propiedades especiales. Posiblemente el pez moriría. Esta comparación no es más que una sugerencia de lo que habría que hacer, a escala humana, para respetar y adaptarse a las costumbres y hábitos del hombre en todas sus dimensiones, incluidas la intelectual, la social y la comunicación derivadas de la interacción constante. No se puede degradar a media humanidad, rebajándola a nivel de analfabetismo, por la introducción de ciertas claves tecnológicas que cambian su medio, sus costumbres y hábitos.

Consideramos que el progreso debe ser útil para la humanidad, para todos los hombres, pero el progreso tiene que adaptarse al hombre, a su vida y, dicho en general, a la ecología humana.

No se puede degradar a muchos hombres por el hecho de introducir técnicas convenientes para bancos, empresas o instituciones, que resultan agresiones a la vida normal de mucha gente. La economía para la administración o para empresas, que han surgido para ayudar al hombre, no debe dañar o alterar el modo de vida de muchas personas cambiándoles las claves de su vida e introduciendo el miedo a usar estos nuevos medios. Deberían, las empresas, la administración, los gobernantes y representantes del pueblo, preocuparse de adaptar el desarrollo tecnológico a la vida y hábitos sociales, especialmente de los mayores.

Aunque, a veces, puede ser equívoco poner ejemplos, que nunca se adaptan del todo a lo que se pretende comunicar, pero asumiendo el riesgo, queremos citar algunos para tener una imagen en que apoyarnos. Pongamos el teléfono móvil, el ordenador, el correo electrónico, los cajeros automáticos, cobros y pagos de facturas vía electrónica, la firma electrónica, compra y venta por internet, presentación de documentos vía telemática, etc.

Todo este desarrollo tecnológico es importante para la banca, para la Administración e incluso, para la economía en general; pero, a veces, se está creando una cierta agresión a muchas personas a las que se les ha cambiado el medio de su actuación ordinaria y su autoestima.

Lo que creemos importante es que el progreso y la tecnología se adapten al hombre real, en lugar de hacerlo correr tras el avance de la técnica que nunca podrán alcanzar. El siguiente ejemplo corresponde a la vida real: “en la Diputación Provincial de Cáceres, para pedir una subvención para temas culturales en el medio rural, hay que manejar tal cantidad de conceptos informáticos para presentar la solicitud vía telemática, que hacen prácticamente imposible tramitar dichas subvenciones a personas mayores” ¿Cómo se puede pedir esto a personas de cierta edad que, con dificultad, tratan de desenvolverse con las nuevas tecnologías? En otros casos, como hospitales, compañías de telefonía o reclamaciones a empresas, el tener que entenderse con máquinas, en lugar de recibir explicaciones de personas humanas, hace que muchos se sientan degradados a un analfabetismo social que antes no tenían.

Esta degradación es una agresión social a muchas personas mayores y creemos que es injusto este trato, por lo que pedimos a los partidos políticos que hagan leyes para que se adapten las tecnologías al hombre y no el hombre a las tecnologías. Siempre estarán la escuela, el instituto y la universidad para enseñar a nuevas generaciones a usar los avances técnicos, sin tener que perder su propia identidad y ser llevados a depresiones innecesarias.

PEDRO CAÑADA CASTILLO

PRESIDENTE DE EXTREMADURA UNIDA



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
La dirección de este medio, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en este periódico digital
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.