Publicidad en
19 de Julio. 02:21 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Tecnología
EXTREMADURA UNIDA

El desarrollo tecnológico sin tener en cuenta la ética

8 de Marzo | 11:02
El desarrollo tecnológico sin tener en cuenta la ética
Los cambios por la sola tecnología pueden ser contraproducentes. La tecnología, sin valores, puede ser destructiva.

Pensando en cambiar algunos de los hábitos sociales de los que parece que estamos prisioneros, hemos llegado a la conclusión de que el pueblo, a veces, tiene razón con sus dichos y refranes: “la zorra cambia de pelo, pero no de mañas”, solían decir los hombres que convivían en el campo con estos y otros animales.

Haría falta que el cambio no fuera solo una palabra mágica que parece arrastrar la realidad entera con su solo nombre, aunque, con frecuencia, el cambio no va más lejos de la piel, de la apariencia.

Los cambios sociales profundos quizás requieran más reflexión personal. A fin de cuentas, la sociedad se compone de individuos y dentro de cada individuo tenemos instalado el vigía de la propia razón y de la conciencia individual, que nos advierte y da la voz de alarma cuando algo importante se modifica sin el consentimiento del propio sujeto.

En cualquier caso, el cambio profundo de una sociedad, a veces, se mide más por lo exterior, por imágenes, por apariencias, que por decisiones internas asimiladas. Para el griego Aristóteles, la categoría fundamental de la realidad era la “sustancia”, la persona, pero a partir de Hegel lo domina todo la categoría de la “relación”, aprovechada al máximo por la informática y las nuevas tecnologías. Este cambio es de grandes consecuencias. La categoría de la sustancia queda reducida a puras relaciones, como si los conceptos quedaran “sin materia”, sin contenido.

El intento de algunos de excluir la ética de la vida común y de la política está creando un mundo que no es el mundo humano que necesita los valores y los principios en lugar de quedarse en la simple tecnología.

Las técnicas no dan los objetivos de la vida humana y pueden ser manipuladoras de nuestro propio destino como hombres. La técnica, sin ética, sin valores, no puede ser la guía de la humanidad. Si exageramos una parte de la realidad y excluimos partes constitutivas de la misma, podemos construir un monstruo con capacidad autodestructiva.

Valorando el esfuerzo de investigación de las ciencias, no podemos perder de vista que las ciencias, la cultura y todo lo que consigue el hombre, tiene como objetivo principal la humanidad. Las investigaciones que no desembocan en bienestar del hombre, suelen ser perjudiciales para el mismo. El hombre sigue siendo “la medida de todas las cosas”. Por lo que respecta a las creencias personales nos sitúan en otra dimensión y suponen una reflexión diferente.

PEDRO CAÑADA CASTILLO

PRESIDENTE DE EXTREMADURA UNIDA



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
La dirección de este medio, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en este periódico digital
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.