Publicidad en
25 de Mayo. 16:59 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura
EXTREMADURA UNIDA

¿Qué pasa en Almaraz?

19 de Febrero | 11:34
¿Qué pasa en Almaraz?
El problema de las dos centrales nucleares de Almaraz y el cementerio nuclear consiguiente ha estado en los medios de comunicación de forma continua por diversos avatares. Pero ahora se plantea el tema del cierre y muchos de los que antes se disputaban la necesidad de cerrar Almaraz, ahora, por el contrario, se acusan unos a otros de querer cerrarla.

Nadie con la mínima sensibilidad social, querría que los que han tenido trabajo de forma directa o indirecta se quedaran ahora, con el cierre, sin una alternativa a ese trabajo derivado de la central nuclear de Almaraz. El problema es que ni los Gobiernos centrales sucesivos, ni las centrales eléctricas han tratado durante estos años de conseguir una alternativa para los trabajadores que, con el riesgo hipotético de trabajar en una central nuclear, tuvieran a su cierre un trabajo alternativo.

Este tema del cierre de Almaraz y las consecuencias de dejar un gran cementerio nuclear, no puede despacharse en un mitin de elecciones generales. El tema es lo suficientemente serio como para que el Gobierno de Extremadura, y los extremeños en general, tengan mucho que decir sobre la situación en que quedan los trabajadores de la comarca y la propia Extremadura con un cementerio nuclear y los riesgos hipotéticos que de ello se derivan.

Ya ha sido lo suficientemente injusto que la energía que se producía en Extremadura, en dos centrales nucleares impuestas, tributaran en la calle Gardoqui 8 de Bilbao, y que, en esa misma región, mientras se impedía la construcción de Lemóniz, tuvieran la energía más barata que en Extremadura por el hecho de consumir mucha energía. Ante una nuclear impuesta, lo mínimo que puede exigir Extremadura, es que los beneficios no vayan para unos y los hipotéticos problemas para nosotros. Al mismo tiempo que se daba más barata la energía para algunas empresas en la Comunidad antes mencionada, se estaban cerrando regadíos, al lado de Almaraz, por el excesivo coste de la energía, al igual que en otras zonas de la provincia de Cáceres. Del mismo modo, no se ha utilizado la energía producida en Almaraz para electrificar ni un solo kilómetro de vía de tren. Por el contrario, la energía producida en Extremadura ha salido, en más del 80%,  fuera de Extremadura.

EXTREMADURA UNIDA  emplaza, con toda seriedad, al Gobierno de la nación y a las centrales eléctricas a que solucionen de forma razonable el tema de la alternativa para los trabajadores de la zona de Almaraz y las compensaciones y seguridad que exigirá, después de cerrada la central, el cementerio nuclear que nos dejan. Al menos mientras la central nuclear funcionaba, con mayor o menor riesgo, daba trabajo. El cementerio nuclear solo nos dejará riesgos para miles de años. Si esto ha sido problema importante y han buscado soluciones del mismo nivel, Extremadura debe ser tratada con los mismos derechos y seguridad con los que se ha tratado de conseguir en situaciones parecidas.

PEDRO CAÑADA CASTILLO

PRESIDENTE DE EXTREMADURA UNIDA



Lo más leído en Noticias

PEDRO EIZAGUIRRE, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN SIERRA DE GATA SOSTENIBLE
ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
La dirección de este medio, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en este periódico digital
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.