Publicidad en
15 de Diciembre. 15:50 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura

Una marcha solidaria

8 de Octubre | 10:21
Una marcha solidaria
Los humanos nos debatimos en nuestras perplejidades. No todos de la misma forma, no siempre. Pero lo cierto y verdad es que pasamos de lo concreto a lo abstracto según los asuntos y a veces ni pasamos y nos quedamos argumentando sobre anécdotas. ¡Qué se le va a hacer! 

Asistí a una marcha solidaria a favor de una asociación cuyo fin es pelear contra una enfermedad maligna. Me sorprendió la cantidad de personas apuntadas en una mañana de domingo de tiempo inseguro, aunque con sol. Allí había familias completas con miembros de todas las edades, e incluso perros, tomando un pequeño desayuno antes de comenzar la caminata. Sobre las diez de la mañana el paseo central de la ciudad estaba lleno de gente que iba y venía. El ambiente era como de excursión. 

¿Sensibles ante la enfermedad? Sin duda. Pero también, un evento con alta carga de motivación y de recreo generalizado, por una pequeña ayuda económica. Algo realizable en un día de fiesta. Emociones, motivos y acción cómoda en la sociedad de las imágenes con las que, en positivo y negativo, nos recreamos. Sustituyendo a las palabras. Llamando a una respuesta emocional y diversa, funcionando como estímulos altamente vinculantes. 

Supongo que este tipo de manifestaciones descarga las conciencias. Si la sociedad civil se conmueve y participa, la administración puede hacerse la “despistada” y repartir solo cantidades simbólicas, y permitirse guardar presupuesto para otras inversiones. Durante una época, los hombres y mujeres han demandado del Estado que intervenga en aquellos asuntos que afectan o pueden afectar a sus vidas de manera certera, pero de un tiempo a esta parte los gobiernos de derecha no sufren esa presión, o al menos de forma tan insistente. 

Siempre he pensado que unas ideologías son más cómodas que otras a la hora de ser practicadas. Ser liberal a ultranza tiene muchas ventajas para las conciencias individuales y colectivas de los políticos; pensar que es el mercado el que debe regular la economía evita las reglas intervencionistas y criticables y el enfado de los amigos, debido a ellas. Elude el esfuerzo de confeccionarlas y el disgusto de los poderes fácticos, que dan o quitan votos según sus propios esquemas. 

En el extremo opuesto, depender del intervencionismo del Estado para todo implica un infantilismo de las conductas o la actitud servil que aún seguimos observando en muchos, no verdaderos ciudadanos, si por éstos entendemos personas con deberes en contraposición a sus derechos. Nunca debieran existir parásitos viviendo a cuenta de otros. Y sí, conceptos y acciones en equilibrio, para situaciones básicas de necesidad, por supuesto. 

Queda mucho por hacer en este campo de la auto percepción con respecto al resto. Mientras tanto, ayer mismo, una mesa enorme a la puerta de una gran perfumería pedía alimentos solidarios. Algo no va bien, amigos, algo no va bien. La caridad de la sociedad de Dickens habita entre nosotros. 

Carmen Heras



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.