Publicidad en ElCorreoExtremadura.com
13 de Diciembre. 05:38 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

Jorge Corsi, un peligroso psicólogo pederasta anda suelto

24 de Septiembre | 10:24
Jorge Corsi, un peligroso psicólogo pederasta anda suelto
El título de este artículo no tendría especial relevancia, sería uno más de tantos que hablan de profesionales de la Psicología abusadores de menores, si no fuera porque, Jorge Corsi es un referente del feminismo de género en España, el principal “teórico” de eso que han dado en llamar “violencia de género”, un individuo que fue paseado por todas las universidades españolas como un grandísimo experto en violencia intrafamiliar, dando cursos, masters, conferencias, hablando siempre ex cátedra… Mientras todo esto sucedía, con el apoyo entusiasta de las diversas asociaciones feministas y los partidos “progresistas” patrios, el individuo se dedicaba a hacer turismo sexual, que al parecer era el principal objetivo de sus viajes a España.

Según parece, Jorge Corsi, no se limitó a España, también hizo turismo sexual por otros lugares como Puerto Rico, México, Brasil, Venezuela, Panamá, Nicaragua, Uruguay y la República Dominicana. Los viajes, supuestamente para dar conferencias, eran la gran coartada del psicólogo. ¿Quién iba a sospechar de los verdaderos motivos de sus excursiones por todo lo largo y ancho de este mundo?

Pero, un día cometió un grave error: en España contactó con pedófilos conocidos y acabó llamando la atención de la policía.

Los miembros de la red de abusadores de menores, de la que formaba parte Jorge Corsi, se ganaban la confianza de los menores, los invitaban a sus casas a ver pornografía por internet y después abusaban de ellos.

La investigación se inició cuando una de las víctimas, un adolescente de 15 años, reveló a su familia que había sido abusado sexualmente y filmado en varias ocasiones. El adolescente pasó un mes y medio en un instituto psiquiátrico y, por recomendación de sus médicos, no pudo declarar en las diligencias que se iniciaron a raíz de la denuncia de sus padres.

El referente del feminismo de “género” en España y otros lugares de habla española (escribió cinco libros, entre ellos uno titulado “Maltrato y abuso en el ámbito doméstico-Fundamentos teóricos para el estudio de la violencia en las relaciones familiares”), fue detenido por primera vez el 3 de julio de 2008, siendo acusado de formar parte de una red de pedofilia. El 13 de enero del año siguiente fue excarcelado después de pagar una fianza de cien mil pesos argentinos. En febrero de 2012 Jorge Corsi se declaró culpable en un juicio abreviado y acabó siendo condenado a tres años de privación de libertad.

Jorge Corsi había sido el organizador de fiestas sexuales con menores, y cabecilla de la organización criminal, y personaje imprescindible, debido a sus contactos y conocimientos profesionales sobre el comportamiento de los jóvenes y adolescentes que, le otorgaba el ejercicio de su profesión de psicólogo… fue acusado de corrupción de menores y abuso deshonesto, y estupro.

A raíz de la denuncia, en julio de 2008 la Comisión de Posgrado de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA) lo suspendió de su cargo de director de la carrera de Violencia Familiar, y le fue prohibido dar clases, o conferenciar sobre dicha actividad, hasta que se esclarecieran los hechos de los que se lo acusó…

Sus cómplices fueron condenados a más tiempo de estancia en la cárcel, debido a que tenían antecedentes de abuso sexual infantil.

En múltiples entrevistas que concedió durante el tiempo que transcurrió entre su detención y la posterior condena e ingreso en prisión, llegó a manifestar cosas tales como que la pedofilia no es delito, que haber incorporado amigos de distintas etapas generacionales le resultaba muy estimulante y le enriquecía, que no le parecía en absoluto sospechoso que las personas tuvieran amigos de distintas edades, e incluso que José de San Martín - militar y político rioplatense cuyas campañas revolucionarias fueron decisivas para las independencias de Argentina, Chile y Perú- fue un pedófilo porque cuando conoció a Remedios de Escalada ella tenía 13 años y él, cerca de 40; y sin el menor recato prosiguió afirmando que hay una especie de satanización absoluta de la sexualidad adolescente, y que hay una serie de estudios en torno a una exageración en considerar patológica la manifestación de sexualidad en la niñez y en la adolescencia, y que si estamos evolucionando hacia la despatologización de cosas que antes considerábamos patológicas, podría ser que esto también ocurra con la sexualidad infantil y adolescente.

Jorge Corsi, que en la actualidad ronda los 75 años, cumplió su condena en la cárcel de Marcos Paz (Ciudad argentina situada a 48 km al oeste de la Ciudad de Buenos Aires)  y en su tiempo de estancia en la prisión fue sometido a un tratamiento psiquiátrico.

Fue puesto en libertad el 29 de agosto de 2014, una vez cumplido su castigo, después de finalizar los tres años de privación de libertad a los que fue condenado.

Al parecer, ya no ejerce como psicólogo, se dedica al transporte de viajeros, haciendo de taxista o algo parecido.

Alguno que lea estas líneas es posible que se pregunte a cuento de qué viene rememorar tan escabroso asunto… Pues muy sencillo, es imprescindible que no pase al baúl de los recuerdos y acabe por olvidarse por completo.

¿Hubo algún acuerdo, se entregó alguna cantidad de dinero, para que Jorge Corsi firmara lo que en España se llama una “sentencia de conformidad” y a cambio fuera sancionado de forma leve?

Fueron muchos los que consideraron que en el caso Corsi, las autoridades, la fiscalía, permitieron que una condena que debería haber sido ejemplar, y acorde con el delito cometido, fuera de manera incomprensible especialmente suave, apenas nadie entendió tanta indulgencia, tanta condescendencia que, permitía que semejante delincuente fuera excarcelado al cabo de poco tiempo, y se le expidiera un diploma de "pedófilo redimido" y acabara saliendo de la cárcel con él colgado del cuello…

La sensación de mucha gente es la de que Jorge Corsi fue el chivo expiatorio, el pretexto para tapar corrupciones y maldades de mucha gente “importante”, de aquel lado y de este lado del Atlántico. Se supone que Jorge Corsi sabía demasiado de demasiadas personas influyentes que al igual que él, hacían (y posiblemente todavía siguen haciéndolo) “turismo sentimental” con menores de los que abusaban, pervertían y violentaban.

A las víctimas de la LOGSE y demás leyes educativas “progresistas”, tal vez sea necesario explicarles el significado de la expresión “chivo expiatorio”: Se dice que alguien es un chivo expiatorio, en los casos en los que una persona carga con las culpas, la responsabilidad de algo que ha sucedido, cuando en realidad la responsabilidad debería recaer sobre un grupo más amplio de personas, una organización de malhechores; incluso llegando al extremo de que dicho individuo ni siquiera haya participado en el acto punible y sea inocente.

De las personas que formaban parte de la trama de pederastas, abusadores de menores en España y otros lugares que visitaba Jorge Corsi con el pretexto de conferenciar sobre violencia intrafamiliar, doméstica… nunca más se supo.

¿Estará Jorge Corsi –tras haberse “rehabilitado” y haber sido puesto en libertad- detrás de su ordenador engañando a niños y jóvenes nuevamente?

La psiquiatría forense afirma sin tapujos y sin rodeos que los delincuentes sexuales suelen ser reincidentes.

Pero, aparte del enorme riesgo que supone el que un canalla, un individuo de tan baja catadura moral y sus cómplices anden sueltos, hay otra cuestión más sorprendente, más esperpéntica, todavía: este individuo (que no se olvide, sigue siendo considerado como una “autoridad” por parte del lobby feminista de género) estuvo durante años pontificando, hablando ex cátedra, para negar la existencia de un fenómeno cada vez más frecuente en los pleitos de divorcio, la Alienación Parental, procedimiento que utilizan algunos progenitores (generalmente más las mujeres que los hombres, con abismal diferencia) para alejar a los hijos de sus papás. Se trata de inculcación maliciosa de falsos recuerdos, manipulación basada en el miedo, el terror, acciones encaminadas a que el hijo al que se le lava el cerebro, acabe diciendo que odia a su papá y que no quiere ir a su encuentro… Jorge Corsi es de los que afirman -¿Se puede ser más hipócrita?- que lo que él y otros llaman “supuesto síndrome de alienación parental” es el perfecto pretexto utilizado por padres –varones, por supuesto- maltratadores y abusadores, como coartada para salir indemnes de las acusaciones de abusos sexuales en sus hijos y maltrato continuado… aparte de victimizar más aún a sus ex esposas… y un largo etc. de perversidades.

Ni que decir tiene que son multitud los países que consideran la Alienación Parental como delito cruel de maltrato a los niños, y en sus normas legales se prevén duras sanciones para los adultos que incurran en ello.

Tanto entre los profesionales de la Psicología como de la Psiquiatría, como en el ámbito universitario y especialmente entre las y los feministas, Jorge Corsi poseía un grandísimo predicamento y era considerado una eminencia en su especialidad. Hizo infinidad de viajes a la España, para impartir clases y conferencias a psicólogos y estudiantes en seminarios y cursos en la Universidad Autónoma de Barcelona, así como en Madrid, Salamanca, Canarias, Alicante.

En su página web se pavoneaba, se jactaba, de esas actividades en España, además de publicitar sus libros, artículos, títulos, trabajos y cargos, e incluso llegó a colaborar con las autoridades argentinas en la elaboración de un plan de política pública de prevención para frenar los abusos sexuales a niños y adolescentes y la violencia doméstica, junto a medio centenar de psiquiatras, psicólogos, sociólogos y abogados; y además de todo ello actuó como “consultor” de organismos internacionales para programas de capacitación profesional en el área de la violencia doméstica.

Según informaron algunos medios por aquellas fechas, hace ya más de una década, cada vez que Jorge Corsi venía a España se activaban las alarmas en la Policía Nacional por su presunta vinculación con una red de pederastas locales.

Por entonces, Jorge Corsi era paseado por toda España por la influyente y altamente subvencionada con dinero de los contribuyentes, Asociación de Mujeres Juristas Themis, en estrecha colaboración con la “abuela del feminismo patrio”, Ana María Pérez del Campo, y el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, así como todas las asociaciones de mujeres afines al PSOE.

Pero Jorge Corsi no fue sólo una “autoridad” a la que recurría el lobby feminista de “género” para desacreditar las denuncias por alienación parental, al que más arriba he hecho referencia; fue también uno de los inductores, uno de los “cerebros” de  la ley más terrible de las aprobadas en España desde el final del régimen del General Franco hasta la actualidad: la ley de 28 de diciembre de 2004, contra la violencia de género vigente desde hace casi catorce años, mediante la cual se privó a los varones de la presunción de inocencia, se legalizó el repudio –de la mujer hacia el hombre, pero no viceversa- y se crearon tribunales de excepción en los que se juzga exclusivamente a los hombres y se les condena por insignificancias, con la versión de las mujeres como única prueba, y las que se le concede siempre presunción de veracidad, de forma severa y se les aleja de sus hijos, y se les expulsa de sus hogares… Como resultado, han sido procesados en España alrededor de dos millones de hombres en los últimos trece años.

Transcurrida más de una década de la detención de Jorge Corsi bajo la acusación de pedofilia y pederastia en julio de 2008, y su posterior condena a tres años de cárcel, en la Biblioteca del Instituto de la Mujer de España sigue recomendándose la bibliografía de este malvado abusador de niños y adolescentes, como una autoridad en lo que han dado en llamar violencia de género.

Después de llegar hasta aquí, es necesario señalar a muchos de quienes fueron entusiastas colaboradores de Jorge Corsi en España:

- Luis Bonino, también psicólogo y de origen argentino, director del Centro de Estudios de la Condición Masculina (CESCOM) en la C/Montesa, 39, en Madrid, donde tiene talleres principalmente para jovencitos, como el PSIVAR financiado por la Unión Europea a través del proyecto Daphne 2002, programa que coordinó conjuntamente con su amigo Jorge Corsi.

Jorge Corsi sigue siendo muy aplaudido en España por la red de hombres por la igualdad "Heterodoxia", que también se hacen llamar AHIGE, asociación de hombres por la igualdad de género, y festejaron su salida de prisión en su momento.

¿Es que a ellos también les gustan las prácticas pedófilas?


Veamos quienes forman HETERODOXIA-AHIGE:

- Chema Espada Calpe, íntimo amigo de Miguel Lorente Acosta, mano derecha de la ministra de “igualdad” del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Bibiana Aído, hasta el punto de que le adjudicó la gestión del teléfono 016 de atención a mujeres maltratadas, que costó al Estado 625.000 euros:


Chema Espada también es cofundador de “Rosa que te quiero Rosa”: Asamblea de Gays, lesbianas y bisexuales de la UCM (Universidad Complutense).

- Erick Pescador Albiach, sociólogo y sexólogo. Íntimo amigo de los citados.


Erick Pescador trabaja en colegios con niños desde 3 años a través del Proyecto Ulises de prevención de violencia desde las sexualidades y el género. Su desmesurada pasión por los niños no lo oculta ni en su propia web http://www.erickpescador.es/


- Óscar Guasch, autor de la trilogía de la sexualidad, una publicación compuesta por La Sociedad Rosa y considerado de referencia básica en etnografía del mundo gay. Su libro, 'La crisis de la heterosexualidad' presenta la heterosexualidad como un problema social grave, un problema que limita la vida de millones de seres humanos.

Estos sexólogos-psicólogos se dedican a dar charlas por colegios e institutos y son los que han acuñado el neologismo “micromachismo” y lindezas por el estilo.

La íntima relación entre pederastia, homosexualismo y “perspectiva de género” se sale de ojo, basta leer a las ideólogas e ideólogos de género para reconocer sus verdaderas intenciones:

Shulamith Firestone, “La Dialéctica del Sexo” (The dialectic of sex’, Bonton Books, Nueva York, 1970).

“La infancia también sería una construcción cultural y de la misma manera que debe producirse una emancipación de la mujer, tiene que darse una emancipación sexual de la infancia”.

Decía además Shulamith Firestone: “Lo que hace a la mujer un sexo oprimido es la maternidad, una servidumbre reproductiva determinada por la biología”. “La familia es la causa de la existencia del tabú del incesto, el auténtico origen de la represión sexual percibida por el niño desde la infancia. Bastará por tanto con eliminar la familia biológica para eliminar el tabú del incesto, y en consecuencia inhibir los instintos reprimidos, o las pulsiones básicas de placer, que oprimen a los individuos y a la sociedad. La represión sexual precoz es el mecanismo básico en la construcción de las estructuras de poder, que sostienen la servidumbre política, ideológica y económica que sufren las mujeres”.

Por otro lado, Kate Millet afirmaba lo siguiente: "La revolución sexual parte de la emancipación de la mujer, principal víctima del patriarcado, continúa con el fin de la opresión sobre los homosexuales, y termina con la liberación sexual de los niños, entre cuyos derechos esenciales se encontraría el de expresarse a sí mismos sexualmente, probablemente entre ellos en un principio, pero también con adultos".

Por la cárcel sólo ha pasado Jorge Corsi (y por muy poco tiempo, sus cómplices siguen conferenciando por España y cobrando jugosas subvenciones.

Algo especialmente llamativo es que el pederasta Jorge Corsi llegó a escribir, junto con Miguel Lorente, el argumento de la película “Te doy mis ojos", que dirigió Icíar Bollaín.

Y para remate del tomate, incluso el PSOE lo publicita en su web como un "experto".

Los que tenemos la sana costumbre de revisar de vez en cuando las hemerotecas, acabamos encontrándonos con casos como el que conmocionó el Portugal en 2002, cuando se desveló que los niños de un orfanato habían sido violados durante décadas. El asunto acabó con la condena de seis acusados de pederastia a penas de 5 a 18.

El asunto empezó a investigarse en 2002, a raíz de las denuncias de los medios de comunicación, sobre abusos sexuales cometidos durante dos décadas, por hombres adinerados con niños acogidos en la institución civil Casa Pía de Lisboa, administrada por el Estado. En aquel “affaire” estaban implicados abogados, diplomáticos… y hasta salieron salpicados algún ministro y el presidente de la República Portuguesa.

¿Tan poderosos son los pederastas en España como para que se corran tupidos velos como el que se corrió en el caso de Jorge Corsi? ¿Por qué no se investigan las denuncias de abusos de menores, hasta el final, tal como hicieron nuestros vecinos de Portugal?

CARLOS AURELIO CALDITO AUNIÓN.


Lo más leído en Opinión
ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.