Publicidad en
20 de Octubre. 22:04 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Cultura, literatura, historia, música
LOS RELATOS DE MARÍA

Volando, la vida pasa volando

1 de Agosto | 11:13
Volando, la vida pasa volando
La señora Puri estaba mirando sin ver, la última novela de turno. Mientras Luis Alfredo, le confesaba su edulcorado amor a Carmen del Rosario, sus pensamientos vagaban en cómo rellenar para la próxima cena de Nochebuena al desdichado pavo de ese año. Un suspiro nostálgico se escapó de su boca y se enredó con las pasas y orejones imaginarios. Se enjugó una lágrima; le supo tan salada como la langosta que preparó trescientos cincuenta días atrás, la santa sin santidad de su cuñada. ¡Ay!, pensó Puri rascándose la cabeza adornada de rulos para estar guapa, la vida pasa y pasa volando. 
 
La voz de algodón de azúcar de Luis Alfredo la sacó de los razonamientos del pavo. Miró a aquel galán, un poco trasnochado todo hay que decirlo y contempló a su Perico. Mala comparación, le contestó enseguida su mente. Perico, con su barriga cervecera, su botón en peligro inminente de ser expulsado de ella, su pijama de franela lleno de bolas y pelusa de gato. Los escasos pelos de su cabeza y los abundantes de sus orejas no mejoraban su aspecto. Le dio pena la vejez de su Perico y soltó un nuevo bufido de tristeza, la vida pasa y pasa volando.
 
Su marido siempre le criticó que se aficionara a los culebrones de tres al cuarto y a los del kilo entero si hacía falta. Historias de amores imposibles, traiciones convenidas, secretos a voces y calladas verdades, formaban desde hacía tiempo el único universo de la señora Puri. Los veía con deleite mientras se tomaba un cafecito aderezado, aderezado con anisete a veces y con coñac otras tantas. Se lo bebía a sorbitos, dejando entre medias los gritos silenciosos, las palabras mudas dictadas perfectamente en su cerebro: la vida pasa y pasa volando.
 
Cuarenta años de velocidad que se le habían escapado de la mano, de la misma manera, que los granos de arena en una tormenta  de verano. Cuatro décadas al lado de su Perico, viendo y queriendo remediar lo que ya no tenía remedio, como se les marchitó la pasión y el amor que los unió un día en el altar vestidos de blanco y desnudos de pureza. Cómo le escocia está innegable verdad, sintió en sus carnes una nueva grieta por la que soltar su mantra: la vida pasa y pasa volando.
 
La señora Puri buscó consuelo en los amores fingidos y mal pagados que echaban por la caja tonta a las cuatro de la tarde. Evocó en esas miradas de postín las que antes le pertenecieron. Ahondó en las caricias ajenas, las propias que con el tiempo fue perdiendo. Los besos ensayados, los tomó como un triste préstamo de amor con el que alimentar su pobre corazón. Perico no se daba cuenta, pero la señora Puri buscaba sanar sus penas en los seriales baratos. Su prioridad era ponerse a salvo de la nostalgia, de las puñaladas que le hacían ser consciente de todo lo que añoraba. Lo único que le pertenecía a la pobre era su himno demoledor: la vida pasa y pasa volando.
 
Cuando Luis Alfredo, tras quinientos insufribles capítulos, consiguió por fin el amor de Carmen del Rosario, la señora Puri ya tenía decidido como aderezar el desdichado pavo de esas Navidades. Nada de pasas y orejones, nada de langosta salada de su santa cuñada sin santidad, nada de suspiros por lo que tuvo y perdió. El condimento de ese año sería azul Viagra, miró a su Perico, su barriga cervecera, su botón en peligro, su pijama de franela con bolas y pelusas de gatos, sus cuatro pelos en la cabeza y los incontables de las orejas y sonrió ante lo que se avecinaba. Y es que la vida pasa y pasa volando.
 
Fin.


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.