Publicidad en
21 de Junio. 22:07 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Agricultura, Ganadería y Toros
SUBEROTECA

El corcho es y será siempre una alternativa fiable para su uso como cierre

14 de Marzo | 19:30
El corcho es y será siempre una alternativa fiable para su uso como cierre
El pasado domingo amanecimos con una noticia de esas que dejan perplejo a cualquier extremeño de bien.

En un medio de prensa regional de esos considerados como históricos, y que además se jacta de “hacer región”, apareció publicado una entrevista a la conocida catadora británica de vino (conocida porque lo decía la noticia, claro está, porque en mi caso, jamás había oído hablar de ella), Sarah Jane Evans, en la que manifestaba sus gustos y debilidades en cuanto a diferentes aspectos relacionados con el mundo del vino. En el titular de la noticia rezaba la siguiente afirmación rotunda: “soy partidaria del uso del tapón de rosca”. Tal declaración de intenciones me ha hecho reflexionar bastante sobre esa información vertida en semejante escenario. Qué le vamos a hacer, los extremeños somos así, nos gusta tirarnos piedras a nuestro propio tejado.

He de decir que esta misiva no es una crítica a las opiniones que esa señora ni a ningún otro entendido en la materia (algunos de ellos, por cierto, favorables al uso del corcho como alternativa, como es el caso de la ilustre y reconocida mundialmente enóloga extremeña Isabel Mijares).

Mi objetivo es aportar una contrarréplica argumentada basada en datos técnicos y científicos disponibles para el que lo desee contrastar en fuentes de información especializadas, y que hace unos años tomé a bien recolectar en una pequeña guía divulgativa. El libro en cuestión lo consideré como necesario por un motivo sustancial: el dar una visión corchera del mundo del corcho para así desmontar las falsas verdades que se vierten sobre su uso con determinados fines y que afectan gravemente a su viabilidad.

El ser humano es un animal gregario, un ser fácilmente influenciable y manipulable: estamos hartos de comprobarlos en nuestras propias carnes. El mundo empresarial no es ajeno a esa forma de crear tendencias; al contrario, todo está mucho más acentuado si cabe ya que poderoso caballero es don dinero, como dijo aquel.

Existe incluso un término  para definir este tipo de maniobras poco deportivas en el que el interés económico se moviliza para generar conciencias “anti” o “a favor de” un determinado asunto; el de lobby o  grupo de presión, personas y colectivos que son capaces de crear tendencias casi siempre movidos por un interés digámoslo así oscuro y sospechoso. El mundo del vino no es una excepción, y los catadores son en cierta manera un grupo de presión con mucho poder.

Claramente, y en nuestro caso, las opiniones contrarias al uso del tapón de corcho por parte de personajes como la señora Evans deben ser consideradas como un ataque a nuestra forma de vida, que concienzudamente o no, están haciendo un daño irreparable a la realidad socioeconómica de los  territorios corcheros como nuestro. Por cierto, los responsables del medio de comunicación regional al que aludo, tendrían que hacérselo ver. Me parece increíble que den voz en un medio de nuestro entorno a semejantes a alguien que defenestra así a un producto autóctono.

Posiblemente se me pueda tildar de un cierto cinismo ya que estoy criticando una manera de proceder que en cierta manera yo uso (intento crear tendencia y conciencia desde mi posición, eso es evidente), pero lo que está claro es que yo me baso en datos y hechos objetivos fiables.

Y así me atrevo aseverar (porque puedo hacerlo con fundamento científico)  que el corcho es y será la mejor alternativa para el cierre para vinos por cuatro aspectos  fundamentales que me gustaría recordar por esta vía, y que desgloso convenientemente en el libro que publiqué en su momento. 

  1. Dispone de unas propiedades fisicoquímicas envidiables.
El comportamiento del material para su uso como cierre es óptimo. De ahí que desde hace siglos su uso se haya venido utilizando. Hay hallazgos que datan de miles de años en el que ya se empleaba el material para sellar ánforas y otros utensilios de civilizaciones arcaicas. Actualmente, y aunque puedan existir otras alternativas, el corcho es irremplazable para determinados tipos de bebidas cuya conservación y maduración requieren unas condiciones propicias que solamente son otorgadas por el corcho. 

  1. Existe una evolución sustancial de la industria corchera.
Aunque es cierto que el uso del corcho como alternativa no ha estado sujeto a problemas en el pasado, que supuso enormes pérdidas millonarias para los bodegueros (de aquellos barros, estos lodos), y que como producto natural que es, pueda inducir que en determinadas ocasiones y por motivos muchas veces ajenas al material, se convierta en transmisor de sustancias recalcitrantes que provocan desviaciones organolépticas en las bebidas que sellan, la realidad es que el negocio corchero ha experimentado un gran avance en los últimos años en aquello que tiene que ver con la innovación en los procesos de producción. La aparición en escena de sistemas de calidad específicos para el sector y la inclusión de modernos procesos productivos dirigidos a preservar la asepsia del material, ha llevado a que actualmente el corcho sea una apuesta fiable cuando su uso está destinado como material en contacto con alimentos.

Conviene igualmente señalar que dentro del corcho hay un universo en forma de alternativas para los cierres, y que como todo en la vida, los grados de fiabilidad y calidades para un uso u otro es diverso; conviene elegir la opción más apropiada, pero eso es responsabilidad del consumidor.  

  1. Es un producto natural cuya demanda es capital para el fomento del desarrollo sostenible de los territorios corcheros como el nuestro.
Vale la pena destacar que las campañas de desprestigio y ataque indiscriminado contra el corcho partieron de un entorno tan comprometido con el medioambiente como el anglosajón. No es de extrañar si tomamos en cuenta algunos datos leídos en algún medio de comunicación de esa misma habla en el que literalmente se acusaba a la demanda de corcho como causante de la tala de los árboles (el que escribe estas palabras ha llegado a leer este tipo de barbaridades). Nuevamente, la desinformación con un trasfondo oscuro ha hecho mucho daño.

El corcho, como todo el mundo de estas latitudes sabe, procede del alcornoque, que junto con a la encina, son los dos pilares sobre los que se sustenta un ecosistema natural y un medio agroganadero de explotación singular que esperemos en poco tiempo sea considerado patrimonio para la humanidad: la dehesa o montado.

La extracción del material se hace con técnicas totalmente sostenibles sin dañar al árbol sino más bien todo lo contrario, puesto que la “despela” induce la regeneración de material viejo, algo que es bueno para el alcornoque.

El negocio del corcho, además, sirve para fijar población en los entornos rurales (que es el propio de nuestra región), ya que es una fuente económica y de sustento para los lugareños que habita en esos entornos (un dato: el corcho es el cuarto producto en importancia en términos de exportación para Extremadura). 

  1. Es la piedra angular de una cultura ibérica propia y genuina.
Podemos decir que el negocio del corcho es una actividad ibérica en sentido estricto. Portugal en mayor medida y España de forma más discreta, son los líderes mundiales en el sector, algo que ha servido para que se tiendan puentes no solamente económicos entre los dos países. Tales lazos han propiciado que hayan aparecido raíces etnográficas compartidas que tienen en el corcho la razón de ser, y que han condicionado  que los habitantes de los territorios corcheros miremos al mundo con los ojos cortiçeiros. 

Estas son algunas pinceladas que avalan esta visión realista y argumentada del tema que comparto. Para más información, se puede consultar el libro: “Bases teóricas para las contextualizaciones didácticas con contenidos corcheros” editado por la Editorial Q en 2012.

 



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.