Publicidad en
21 de Mayo. 20:44 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Igualdad

¡Eh, tú, machista, mejor será que te calles… y que sepas que te tenemos en nuestra lista!

10 de Enero | 14:15
¡Eh, tú, machista, mejor será que te calles… y que sepas que te tenemos en nuestra lista!
“Tengo la firme convicción, avalada por años de observación y experimentación, de que los hombres no son iguales, de que algunos son estúpidos y otros no lo son”
Carlo María Cipolla

Hace pocos días, para despedir el año 2017, Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura dio una clara prueba de que idiocia e izquierda van de la mano. Terminó el año tratando de auparse a las primeras posiciones del ranking de la necedad y conseguir encabezar la lista de feministas mayores del reino.

El individuo tuvo la ingeniosa ocurrencia de decir que “Las mujeres no mueren, a las mujeres las matan, a las mujeres las matamos los hombres por haber nacido mujeres”

Es sorprendente que un político afirme que mata a mujeres, en primera persona, que diga que es un maltratador y se confiese asesino, en un burdo intento de culpar a todos los hombres de los asesinatos de mujeres… por supuesto, Fernández Vara ha recibido cientos de respuestas críticas, muchas de ellas de hombres que le reprochan su generalización y le recuerdan que ellos no han matado a ninguna mujer.

Pero, ¿qué hay detrás de semejante muestra de imbecilidad, de idiocia, de estulticia, de fatuidad, de cretinismo, de tontería, de insensatez, de obtusa inteligencia, de falta de sutileza y de sensibilidad, de carencia de juicio, de ausencia de perspicacia, de embotamiento y de percepción distorsionada de la realidad?

Pues, sencillamente un afán desmedido de parecer “progresista”, para lo cual es imprescindible cada vez que se abre la boca, pedir perdón por haber nacido con pene, y añadir que se está en tránsito, en búsqueda de su “lado femenino”, y renegar de todo lo que huela a masculinidad… Todo ello en la línea de lo que expresa Valerìe Solanas en su Manifiesto Scum, (la biblia del feminismo de género); sirva como muestra el siguiente párrafo:

“SCUM (movimiento para el exterminio del hombre) matará a todos los hombres que no formen parte del Cuerpo Auxiliar Masculino de SCUM. Forman parte del Cuerpo Auxiliar Masculino los hombres que se emplean, metódicamente, en su propia eliminación, los hombres que practican el bien, fueren cuales fueren sus motivos y nieguen las reglas del juego de SCUM. He aquí algunos ejemplos de los integrantes del Cuerpo Auxiliar: hombres que matan a hombres; biólogos que trabajan en investigaciones constructivas, en lugar de preparar la guerra biológica; periodistas, escritores, redactores jefes, editores y productores que difunden y promocionan las ideas capaces de servir a los objetivos de SCUM; los maricas que con magnífico ejemplo, animan a otros hombres para desmachizarse y en consecuencia volverse relativamente inofensivos; hombres que prodigan generosamente dinero y todos los servicios necesarios; hombres que dicen la verdad – hasta ahora ninguno lo ha hecho nunca –, y guardan un comportamiento justo con las mujeres, que revelan la verdad sobre sí mismos, proporcionan a los descerebrados frases correctas que repetir y les dicen que el objetivo principal en la vida de una mujer es aplastar el sexo masculino. Para ayudar a los hombres en esta tarea, SCUM organizará Sesiones Miérdicas durante las cuales cada hombre presente pronunciará un discurso con la frase: soy una mierda, una mierda miserable y abyecta, y acto seguido procederá a enumerar los distintos aspectos de su mierdicidad. Su recompensa por esta actuación, será la oportunidad de confraternizar después de la sesión y durante toda una hora con las SCUM presentes…”

Permítaseme una digresión para acudir al Diccionario de la Real Academia Española:

MACHISMO:

  1. m. Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres. 2. m. Forma de sexismo caracterizada por la prevalencia del varón.
Es muy habitual, demasiado usual, que en las conversaciones, tertulias y debates acerca de la problemática social, sobre política y la economía, y sobre todo, si se acaba hablando de la violencia en la que las víctimas son mujeres, o sobre la supuesta “brecha salarial por razón de sexo” (de “género la llaman algunos) haya quienes recurran a etiquetar, a tildar de NAZIS, o FACHAS, o MACHISTAS a quienes osan cuestionar, o se oponen a ellos que se hacen llamar de izquierdas y feministas; es un recurso propagandístico muy manoseado por parte de los seguidores del marxismo en general, desde que el mismo empezó a dar sus primeros pasos; la intención, obviamente, es descalificar, inmovilizar, aislar, condenar al ostracismo, a la muerte social a quienes se muestran insumisos, a quienes no se pliegan a sus dictados, y todavía más a quienes osan poner en duda su supuesta superioridad moral.

Machismo y machista son vocablos totémicos del feminismo de género y el lobby LGBTI, y por consiguiente merece que nos detengamos un momento en su significado.

Los seguidores del feminismo de género y del homosexualismo, y por supuesto, quienes se arrogan la representación de la izquierda oficial (como es el caso del Presidente de la Junta de Extremadura) suelen tener una extraña habilidad, y poseen el don de la oportunidad, para apropiarse de determinados conceptos, reciclarlos y adecuarlos a sus intereses, recurriendo, claro está, a eufemismos, circunloquios, y sobre todo a lo que los lingüistas denominan “frases y palabras talismán”, expresiones que poseen un prestigio especial de forma que nadie osa cuestionarlas, palabras y frases “talismán”, que parecen condensar en sí todas las excelencias de la vida humana, o por el contrario, como la palabra MACHISTA y sus derivados, lo más injusto, horrendo o inmoral. De este modo han acabado ganando la batalla del lenguaje, lo cual les permite divulgar consignas con las que logran desinformar y manipular a sus potenciales votantes-clientes.

Guillermo Fernández Vara pretende ganarse el aplauso del feminismo más fanático y violento lanzando mensajes misándricos, de odio a los hombres (decía Enrique Jardiel Poncela que el hombre se hace feminista cuando no sabe ya cómo agradar a las mujeres… la mujer se hace feminista cuando ya no sabe cómo agradar a los hombres) las palabras de Fernández Vara son un insulto a todos los hombres por el hecho de serlo. Si él, como afirma, ha matado a mujeres -pues insisto, lo dice en primera persona-, que se persone en el puesto de la Guardia Civil de Olivenza, don reside habitualmente, y confiese cualquier crimen que haya cometido, pero que deje de calumniar a todos los que hemos nacido con un colgajo entre las piernas; pues somos mayoría los hombres que no vamos por la vida matando a la gente, ni agrediendo a quienes se cruzan en nuestro camino, ni por ser mujer ni por cualquier otra circunstancia personal…

Decir, como él y muchos de sus correligionarios hacen a diario, que los hombres, varones somos los únicos responsables de todo lo malo de este mundo, pretérito, presente o por venir, y que los hombres por naturaleza y cultura tendemos a establecer relaciones de dominación, desiguales, vejatorias, violentas, hasta el extremo de afirmar que cualquier relación sexual consentida entre hombre y mujer es implícitamente na violación… y acabar, para rematar la faena, afirmando que las mujeres, todas sin excepción, son unas benditas pacifistas, que tienden a resolver sus diferencias mediante el diálogo, la cordialidad, el acuerdo, y que son madres abnegadas, amantísimas esposas… y que la violencia, como decía el anuncio del Coñac Soberano, es cosa de hombres; es una manifestación de absoluta estupidez, pero también es la mejor manera de empujar a las mujeres contra los hombres, la mejor manera de fomentar la lucha de sexos, frente a lo que siempre ha sido lo habitual entre hombres y mujeres, que ambos busquen la complementariedad, la cooperación, para avanzar juntos a mejor, para darse los hombres y las mujeres una buena vida.

El máximo representante del estado en Extremadura, o de cualquier otra región española, nunca debería incurrir en la maldad de propagar mensajes de odio contra todos los hombres, y si lo hace, como ha sido el caso de Fernández Vara, debería ser destituido, para desagraviar a todos los hombres que somos pacíficos, respetamos las leyes, y también a nuestras madres, hermanas, novias, amigas, compañeras… y pagamos los impuestos con los que se financia el sueldo del presidente de Extremadura, que no se olvide que está no para crear más problemas a los ciudadanos, sino para evitarlos.

Uno de los rasgos más característicos de la estupidez es que generalmente ningún estúpido piensa que lo es. Por el contrario, el más estulto de los estultos actuará y hablará con la convicción de que posee una mente privilegiada. Tal cual decía Sócrates, si uno, cayera en la cuenta de cuan estúpido es en una determinada circunstancia, elegiría no actuar como un necio. ¿Debemos concluir que Guillermo Fernández Vara es de esa calaña, e ignora su condición estulta?

A poco que uno se acerque a la Historia de la Humanidad, y particularmente la de los últimos siglos, acaba llegando a la conclusión de que, si ha habido una causa determinante, especialmente influyente en las tragedias, maldades, desgracias, genocidios… por los que se han visto afectados millones y millones de seres humanos esa ha sido la estupidez izquierdista. Y lo paradójico del asunto es que todavía las diversas utopías intervencionistas siguen teniendo buena fama y predicamento.

En fin, tomen nota a la hora de elegir a sus representantes, cuando vuelvan a ser convocados a elecciones locales, regionales, generales… y párense a pensar si no estarán incurriendo en la grave irresponsabilidad de elegir a un lumbrera como Guillermo Fernández Vara que en su pueblo, Olivenza (Badajoz), es conocido por haber sido el inventor del puzle de una sola pieza. Luego, tendrán que hacerse responsables de su voto.

Carlos Aurelio



Lo más leído en Igualdad
ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.