Publicidad en
23 de Noviembre. 23:17 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Igualdad

Los derechos de las mujeres son incuestionables, sí, pero...

3 de Noviembre | 12:35
Los derechos de las mujeres son incuestionables, sí, pero...
Al hilo de la cuota femenina se me ha ocurrido contar una anécdota de hace algunos años, en la que un hombre con mucho poder en el mundo de la política me advirtió de que, dado que hay menos mujeres militantes en los partidos y además son mucho menos decididas (en general) que los hombres, deberíamos irnos preparando para que llegase un momento en el que compitiésemos de igual a igual sin que nadie (de ellos) nos diese la mano. Fue una leal advertencia, llena de sabiduría y de una cierta lealtad, al estilo de cómo es (en general) la psicología masculina, directa y sin ambages. 

Pues bien, como respuesta a mi Post encuentro solo maximalismos de salón, al estilo de “somos iguales, tenemos derecho a cuota, machista que es el hombre que diga esto, etc, lo cual me demuestra que la defensa de las mujeres en los espacios físicos puede encontrarse en franco retroceso, al no existir los argumentos suficientemente pensados para sostenerse. Y su papel en ellos, salvo excepciones, también. 

Me preocupa el asunto. Escribe Jose Antonio Marina que estamos obligados a crear talento social porque los grandes avances se producen a partir  de decisiones individuales que logran influir en grupos más numerosos y generales. Es sorprendente como hoy, bajo la apariencia de que todo el mundo sabe de todo, existen desconocimientos tan absurdos como querer enseñar a quien tiene ya un amplio recorrido, desde los tiempos en los que adentrarse en un mundo masculino tenía sus riesgos sociales y no físicos precisamente. 

Deben las mujeres organizarse de otra manera, si creen realmente que el éxito de unas ayuda al éxito de todas. Para dejar de ser gregarias de lujo, números 2,3,4...y nunca 1, de la misma forma que se organizan otros grupos para lograr mejora de salarios, de condiciones de trabajo o de ocio para sus hijos. 

Porque seguir pensando que en el mundo no existe la competitividad y que las personas son generosas de suyo y por ello el reparto entre iguales está asegurado, es de una ingenuidad manifiesta. No es tan abnegado el paisanaje. Lo vemos todos los días. Ya lo dijo aquel: “Pensar que no te comerá el león hambriento porque eres bueno es de una torpeza...”. Al tiempo. Todos debemos hacer un esfuerzo por aumentar nuestro intelecto, nuestra influencia, nuestro potencial. Tenemos incluso la obligación moral de hacerlo  por nuestros conciudadanos, por los que vendrán después. Sin duda necesitamos creer profundizando de verdad en los valores éticos sociales para compartirlos y después defenderlos desde la confianza y la participación, no sólo desde la existencia (real, por otra parte) del género. 

Carmen Heras



Lo más leído en Igualdad
ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.