Publicidad en
23 de Noviembre. 23:11 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Cultura, literatura, historia, música
LA PUERTA DE TANNHÄUSER

Dualidades

17 de Octubre | 20:17
Dualidades
El ser humano es un enigma en sí mismo, una mezcla de contrariedades. Es absolutamente  impredecible, a pesar de las certidumbres que describen su etología.

El acervo de sus genes (su prima materia) es la arcilla que el ambiente y las circunstancias lo moldean y le dan forma, una forma que es única y genuina, a pesar de que en todos los casos, el proceso es el mismo.

De ese juego nace el Homo sapiens,  la especie que se viste a mitades. Tan pronto vive en un universo donde nadie habita salvo él mismo, comportándose como un lobo estepario,  como que  acaba siendo parte de la manada,  UNO de  MUCHOS.

Es un animal hecho de dualidades, y así actúa: Ora piensa como ente discreta, ora como un ser plural del que forma parte, y que lo arrastra a las sinrazones.

Este asunto del comportamiento humano ha sido siempre objeto del estudio de muchas ramas del saber, empezando por la Biología, y acabando por la Filosofía.

Precisamente, en esta rama del conocimiento, podemos buscar silogismos en la argumentación que sostengo, e incluso metáforas que describen esa doble vertiente del comportamiento humano. Mi preferida es la de Apolo y Dionisos, la teoría que  describe tanto la materialización de lo discreto, de lo individual, lo apolíneo, como la del conjunto, la de la masa, lo dionisíaco. Son dos orillas de nuestro ser separadas por la tela socrática de la razón.

En estos días de patrias y banderas, todos nos hemos dejado emborrachar por la copa del dios embriagador de los estandartes del odio. Peligroso es el abismo, oscuro pozo para beber la sangre de las confrontaciones entre iguales, todos avasallados por las ideas retóricas de las identidades, la raza y los “derechos” de los territorios (¡como si la tierra tuviera derechos!).

Son momentos anacrónicos en el tiempo, porque no son nuevos tales horizontes de podredumbre en la historia del hombre: el odio, la mentira, la discriminación de lo individual argumentado desde el colectivo narcotizado por la droga delirante de los nacionalismos.

Qué simple somos a veces, que infantiles todos que nos dejamos arrastrar por la ola de las ensoñaciones dionisíacas.

Estoy triste y atormentado: vivo en una sociedad adormecida que es incapaz de despertarse de las palabras vacías de los auténticos apátridas de la única  nación que es patrimonio universal, la del ser humano.

Aborrezco a los líderes de la manada, los verdaderos causantes de la ira colectiva, aduladores de la mentira y abanderados de un discurso narcotizante que usan para sus propios intereses particulares; actores teatrales de una obra picaresca absolutamente mediocre.

¿Cuándo entenderemos que ellos son los eslabones torcidos de la humanidad misma? Rompamos esas cadenas que nos sostienen a la locura de la sinrazón, y seamos realmente nosotros mismos, entes pensantes propias e individuales.

           


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.