Publicidad en
24 de Septiembre. 05:07 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

La sonrisa de Mona Lisa

21 de Febrero | 16:00
La sonrisa de Mona Lisa
Me quedé viendo "La sonrisa de Mona Lisa" de Mike Newell, en la televisión. Por segunda vez. Ya la conocía, es una película suave, hecha a la medida de Julia Roberts, protagonista absoluta de la misma, ella, la reina de América, como ha sido nombrada. Julia es la profesora que abre las mentes, en este caso a sus alumnas, hijas de la burguesía de 1953, haciéndoles ver que hay otros mundos en los qué vivir, y no sólo el de la familia y los hijos, y que están en éste.

Como en "El club de los poetas muertos" con Robin Williams, también aquí el director resuelve el conflicto haciéndola marchar. Todo aquel que sobresale de lo corriente, fuera. Todo aquel que se enfrenta al sistema no puede estar en él (nos dicen). 

No le faltan razones varias al argumento. Es la vida misma. Muchas películas podrían elaborarse sobre tesis similares. Aunque el asunto esté demasiado manido se sigue cumpliendo a rajatabla. "Usted abrió demasiadas puertas" - me dijo aquel buen ciudadano, conocedor experimentado de voluntades propias y ajenas en circuitos pequeños. ¿Hay que vigilar al disidente?. 

¿Pero disidente en qué? Disidente de lo preestablecido durante años y años. Disidente del concepto, voluntarioso en las soluciones. Es la teoría del conflicto, ampliamente citada por los estudiosos. Previa a la acomodación de cualquier nuevo conocimiento, cuando éste llega a las puertas de la mente y pide paso.

De repente viene una y pide el voto para las mujeres, y hay que castigarla con el ostracismo. O llega otra y gobierna y hay que convertirla en reo, como sea. Por atreverse. La historia da vueltas y vueltas, sin remisión. 

Si los partidos quisieran lo mejor para todos, establecerían los pactos y las líneas rojas infranqueables para unos y otros. Desde un verdadero respeto. Pero cada vez que oigo hablar de pactos a gente demasiado joven y al tiempo demasiado vieja en el enfoque, me quedo muy bien sin saber qué decir. ¿Un pacto por arriba, en el Parlamento que hable de los grandes principios de la no discriminación? ¿Un pacto por abajo de manera horizontal, que trate la letra pequeña, que indague en los preceptos del día a día? 

Yo he creído mucho en la educación. Y en la importancia de ampliar la cultura de los pueblos. Como herramientas de progreso y reequilibrio. Antídotos de posibles desórdenes sociales. Sin duda han hecho una parte del trabajo. En la actualidad, un elevado porcentaje de la población escolarizada tiene estudios universitarios, sea su procedencia de lugares económicamente fuertes o de otros de menor poder adquisitivo. La política educativa unida a la de becas, e incluso la ausencia de ocupación, han elevado las cifras. Otra cosa es su capacitación para un futuro que se antoja imprevisible, por las circunstancias específicas y generales de los territorios. Pero el sistema cree haber cumplido su parte. Ahora ya puede decir que no gasta un euro más y subir los impuestos que compensen lo gastado. Todo el mundo, con la boca pequeña, parece haberlo entendido. Pero esto es ya otra historia... 

Carmen Heras



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.