Publicidad en
22 de Octubre. 19:19 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

Pelea de gatos

9 de Enero | 12:11
Pelea de gatos
Rossini, compuso un delicioso “duetto buffo” de dos gatos donde sólo aparece la palabra “miau” repetida de múltiples formas por dos sopranos, o una soprano y una mezzo.

También Félix Mª Samaniego escribió una no menos deliciosa fábula sobre dos mininos llamados Micifuz y Zapirón y que dice así:

Micifuz y Zapirón,
se comieron un capón,
en un asador metido.
Después de haberse lamido
trataron en conferencia
si obrarían con prudencia
en comerse el asador.
¿Lo comieron? - ¡No, señor!
Era caso de conciencia.
Tanto el dúo cómico de Rossini, como la fábula de Samaniego me han recordado, por razones distintas, el espectáculo cómico-político con el que nos están deleitando nuestro dúo gatuno patrio. Me refiero, como habrán ya reparado, en D. Pablo y  D. Íñigo.

Los gatos pueden pelearse, según los expertos, principalmente por dos razones: la primera por defender su territorio y la segunda por una hembra. En el caso de nuestros protagonistas cualquiera de las dos razones serían posibles, aunque yo me inclino más por la primera, ya que la señorita Maestre se ha inclinado por el apoyo incondicional al Sr. Errejón. Así que la pelea en cuestión debe de ser por asuntos territoriales, es decir por ostentar la primacía del “podemismo chavista”.

Esta pelea dialéctica se caracteriza, como en el dúo de Rossini, en repetir uno y otro los mismos argumentos con tonos distintos, ninguno de nuestros mininos de marras discrepa en lo fundamental. La letra es la misma, aunque la melodía suene un tanto diferente, el maullido “pablista” es menos sutil, más propio de un gato Siamés, charlatán y con muchas tonalidades, en cambio el maullido “errejonista” es más parecido a la raza Ragdoll, melódico y cantarín.

Sin embargo, ninguno de los dos, han optado por la prudencia de Micifuz y Zapirón y se han lanzado a la descalificación del adversario sin piedad. La lucha por el territorio ha puesto en evidencia qué por encima de los intereses de los ciudadanos, que dicen defender, están sus egos y sus modus vivendi. El poder y el dinero, que tanto denostaban cuando aún no eran casta, ahora son la primera razón de su existencia junto con irrefrenable deseo de acabar con el estado de derecho utilizando estrategias distintas a cuál más sutil y rocambolesca.

El resultado de esta pelea de gatos va a dejar algún que otro cadáver político en la cuneta y seguramente más de un votante descolocado. Entre nuestros Micifuz y Zapirón sólo hay una pequeña diferencia el tono del maullido, el mensaje es el mismo, acabar con la libertad y la democracia en España. Son como las sopranos de Rossini, dicen lo mismo, pero con distintos tonos.

MIAU, MIAU, MIAU… 

DB



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.