Publicidad en
19 de Julio. 02:08 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura

Gobernar la complejidad

28 de Junio | 11:15
Gobernar la complejidad
“Debemos prepararnos para algo que no sabemos cómo va a ser. La clave para resolver los problemas es tratarlos de manera colectiva. Como no nos volvamos colectivamente más inteligentes estamos condenados “

Douglas Engelbart. Inventor del ratón. Pionero de la interacción humana con los ordenadores.

Diversos autores (Toffler, 1970; Mintzberg, 1979; Battram, 2001; Subirats, 2011; Santiago Muiño, 2016; Martí, 2017; Barreiro, 2017; Khanna, 2017) nos hablan de la crisis social que nos afecta como una crisis de la globalización que va más allá de una crisis económica para presentarse como una crisis civilizatoria.

Alvin Toffler (1970) describe una nueva sociedad −dinámica y cambiante en extremo− en la cual todo tipo de organización social necesitará ser innovadora, flexible y muy participativa. Cuando se aceleran los cambios de esta manera surgen ciertos problemas por primera vez, y las formas tradicionales de respuesta resultan  inadecuadas a las nuevas  condiciones.

En el mismo camino Henry Mintzberg (1979) nos habla de que la necesidad de adaptarse a situaciones sociales cambiantes implica avanzar hacia procesos organizacionales de inteligencia colectiva abiertos a la innovación y que pongan su foco fundamental en el aprendizaje.

Esto ya lo hemos compartido (Autenticidad, Calidad, Profundidad), (De martillos, de visiones y de caminos), (Una historia de cómo la burocracia y la adhocracia se contraponen y se suceden). Lo que sigue aun no lo hemos compartido y, además, nos abrirá algunos caminos más.

Parag Khanna (Conectografía: mapear el futuro de la civilización mundial), Belén Barreiro (La sociedad que seremos), Santiago Muiño ( Rutas sin mapa. Horizontes de transición ecosocial) y José María Martí (La España de las ciudades. El estado frente a la sociedad urbana) mucho más recientemente, en 2016 y 2017, nos hablan de los cambios en los cimientos de la organización de lo colectivo que se avecinan inminentemente en la nueva civilización global: hiperconectividad, papel preponderante de las megaciudades, nuevas formas de trabajar y comunicarse… son los hitos y los retos que marcarán los conflictos sociales del siglo XXI.

Arthur Battram (Navegar por la complejidad: guía básica sobre la teoría de la complejidad en la empresa y la gestión, 2001) nos plantea la naturaleza variada, compleja e incierta de los retos que hemos descrito:

-Retos técnicos: Orden, zona de lo que es predecible. Clara definición del problema y soluciones (tenemos conocimientos para resolverlos). El poder experto funciona y se deposita la confianza en el líder (experto). Las fórmulas de las ya tradicionales sociedades occidentales estables de resolver los conflictos (planificación, ejecución, control) son respuesta suficiente para este tipo de retos, pero se da la circunstancia de que los retos técnicos cada vez son menos relevantes en el momento de crisis civilizatoria y cambio sistémico en el que vivimos.

-Retos adaptativos: Caos. No tienen clara definición ni respuesta (no dependen de la destreza de la autoridad). Se necesita el aprendizaje (nuevos descubrimientos y adaptaciones) para definir y solucionar el problema. El objetivo es convertirlos (si se puede: sólo hay un camino, el aprendizaje) en retos intermedios (zona de posibilidad donde es posible la gestión de la complejidad). Los momentos, como el actual, de cambio sistémico, presentan un flujo constante de retos adaptativos.

-Retos intermedios: Complejidad, zona de la posibilidad. Son problemas definibles pero sin        respuesta clara (el mero diagnóstico no es suficiente). La resolución de los conflictos generados necesita de la colaboración de los miembros de la sociedad para encontrar soluciones creativas (los valores son los que miden la adecuación de las propuestas creativas). Es la manera propuesta por  Battram para poder enfrentar el caos.

Este planteamiento de gestión de la incertidumbre y la complejidad de los retos intermedios, los que nos permiten traer el caos a la complejidad, no es posible sin la concurrencia del aprendizaje colaborativo.

Subirats (¿Cómo gobernar la complejidad? Invitación a una gobernanza urbana híbrida y relacional, 2011) nos propone gobernar la complejidad reconociendo la heterogeneidad y la multiplicidad en relaciones de complejidad e incertidumbre y actuando en la brecha entre la política y la democracia, es decir, dando oportunidades a la participación ciudadana y a la producción científico-técnica: no separar objetos y sujetos, la gente de las cosas, los contenidos de los procesos, los intereses privados y económicos de la participación pública y desligada (participar por el mero hecho del placer de participar). "Ciudadano/as" y "asuntos" se definen mutuamente. No vienen dados de antemano, antes de que empiece el proceso político. Los procesos democráticos son, de hecho, prácticas concretas de articulación de asuntos y de actores políticos.

Según los autores que hemos nombrado, este marco de crisis civilizatoria y oportunidades de futuro viene definido por una serie de procesos y retos globales que consideramos abordajes clave:

            - Hiperconectividad, cadenas de suministro y grandes conurbaciones.

            - Crisis climática, agenda ecológica y agenda social del siglo XXI.

            - Escenarios y modelos energéticos.

            - Biotecnología, inteligencia artificial, robotización y mundo del trabajo.

            - Relaciones urbano-rurales entre ciudades, biorregiones y demografía. 

Como decía una famosa pareja, que los que tienen más edad, como yo, reconocerán enseguida: en el próximo programa, hablaremos del gobierno. 

Ciudadano Moreno Ibarra



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
La dirección de este medio, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en este periódico digital
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.