Publicidad en
23 de Noviembre. 23:18 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Internet, prensa, radio, televisión
LOS MEDIOS TRATAN LA INFORMACIÓN SOBRE EL PUEBLO GITANO DE MANERA PARCIAL Y ESTEREOTIPADA, SOBRE TODO EN LOS CONTEXTOS PEYORATIVOS

¿Periodistas contra el racismo? 2016

31 de Octubre | 13:15
Redacción
  • El último informe de la Unión Romaní ¿Periodistas contra el racismo? La prensa española ante el Pueblo Gitano 2016 destaca que los medios de comunicación tratan la información sobre la comunidad gitana de manera parcial y estereotipada, sobre todo en los contextos peyorativos, en la televisión y en las redes sociales. 
  • El 19,09% de las informaciones escritas en prensa recibieron un tratamiento negativo.  En las noticias sobre cárceles, delincuencia o drogas esta cifra asciende a más del 80%. 
  • El Pueblo Gitano aún no tiene suficiente voz en los medios: en el 60,75% de los casos no se tuvieron en cuenta las fuentes gitanas para contrastar las informaciones. 
  • Se han analizado un total de 2.148 noticias de 329 medios de comunicación, así como tres programas de televisión, entre ellos el reality  ‘Los Gipsy Kings’.
La ONG Unión Romaní acaba de publicar la 14ª edición del informe ¿Periodistas contra el racismo? La prensa española ante el Pueblo Gitano 2016, un estudio en el que un equipo formado por profesionales gitanos y gadyè ha analizado en profundidad un total de 2.148 informaciones sobre la comunidad gitana publicadas en 329 medios de prensa escrita y digital durante el año 2016, así como tres programas de televisión. 

Financiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el presente informe constata, un año más, que el discurso del odio contra la comunidad gitana sigue muy presente en los medios de comunicación, especialmente en las informaciones que tratan temáticas ya de por si peyorativas (delincuencia, drogas, cárceles…) y también en los programas de televisión y en las redes sociales. Aunque los periodistas tienden a la neutralidad - las informaciones clasificadas como neutras alcanzaron el 75,51%, un aumento destacado respecto al 2015 cuando se registraron solo un 60,96% de las mismas - las informaciones negativas siguen manteniéndose en la prensa escrita y digital con un índice similar respecto el anterior estudio: del 19,93% del 2015 al 19,09% de la presente edición. Pero lo más preocupante es que las piezas valoradas como positivas han caído en picado, del 19,11% del año pasado a un estrepitoso 5,40%. Es un resultado que no nos agrada, porque supone un gran retroceso y nos pone en alerta, sobre todo teniendo en cuenta la situación política y social que estamos viviendo, con un viraje cada vez más claro hacia la derecha y la extrema derecha, con discursos xenófobos y racistas que tienen cada vez más calado en la sociedad. 

Un año más, reducir los tratamientos negativos en contextos relacionados con los conflictos sociales y delitos sigue siendo una de las principales asignaturas pendientes. Lo ilustran diversos ejemplos, como todo aquello relacionado con las cárceles, que obtuvo un tratamiento negativo en un 85% de los textos, o la delincuencia (84,88%), las drogas (84,44%), los conflictos (82,13%) y a Ley Gitana (80%). Esta tendencia se repite cada año y demuestra que generalmente los periodistas no respetan el Código Deontológico de la profesión e incurren en malas praxis a la hora de abordar estas informaciones. ¿Cómo? Incluyendo el grupo étnico de los implicados en la información, utilizando un lenguaje estereotipado y lleno de tópicos para describir a los gitanos (con palabras como “clan”, “reyerta”, “patriarca”) y haciendo una pluralización del mensaje que homogeneiza a toda la comunidad gitana. 

Invertir esa tendencia es uno de los objetivos principales de la Unión Romaní y por ello dedicamos nuestros esfuerzos a sensibilizar a los medios de comunicación y a formarles en el adecuado tratamiento de las noticias relacionadas con el Pueblo Gitano. 

No se consultan las fuentes gitanas 

A pesar de que ha aumentado las veces que se recurre a fuentes gitanas para contrastar la información, pasando del 28,73% en el 2015 al 39,25% actual, aún es un porcentaje insuficiente. No puede ser que se silencie la voz y la perspectiva gitana en más de un 60% de las ocasiones, porque eso contribuye a que la información esté sesgada y perjudica la visión que se proyecta del Pueblo Gitano, conviertiendo a los rromà en un mero sujeto pasivo. 

La televisión y las redes, propagadoras de mensajes racistas 

En esta edición del estudio hemos analizado varios espacios televisivos divididos en reality shows (Los Gipsy Kings) y programas (Teleobjetivo, y El programa de Ana Rosa).

En el caso de Los Gipsy Kings, un docu-reality centrado en el seguimiento de cinco familias gitanas, el tono sensacionalista predomina, con la voluntad de enganchar al espectador y se contribuye así a empeorar la ya denostada imagen de los gitanos, apuntalando estereotipos y dándole alas a los prejuicios.

El programa Teleobjetivo, a pesar de su formato de la investigación periodística, se centra en reproducir tópicos y retransmitir situaciones morbosas que no representan a la mayoría del Pueblo Gitano, pero que, eso sí, son llamativas y seguro que generan audiencia. Esa misma línea es la que sigue El programa de Ana Rosa, que es el caso más claro de una información tratada de una manera completamente sesgada y en la que casi ni el valor ni el trabajo periodístico están presentes. Ya no es solo por el tono tendencioso sino por la falta de veracidad del contenido.

La generalización y la falta de objetividad y rigurosidad de estos programas da alas al racismo, que se plasma sobretodo en las redes sociales con numerosos comentarios y declaraciones claramente antigitanas publicadas en los foros de los medios de comunicación, así como en sus perfiles de Facebook y Twitter. Creemos que los medios de comunicación no deben prestar sus soportes para dar voz a aquellos que incitan al odio. 

Otros datos destacables 

-  Durante el 2016 los temas sobre los gitanos que tuvieron una mayor repercusión en los medios de comunicación fueron el asociacionismo (8,36%), la cultura gitana (7,65%) y la política (7,06%). 

-  Madrid vuelve a ser la comunidad donde se publicaron más textos sobre el Pueblo Gitano, aglutinando casi un cuarto (24,12%) del total de la producción en toda España. Andalucía fue la segunda (16,94%), seguida de Cataluña (12,20%) y Galicia (8,01%). En el otro extremo se sitúan con el mismo volumen (0,56%) Ceuta y Melilla y Cantabria, seguidas de La Rioja (0,65%) y Baleares (0,79%). 

- Cabe destacar que Cantabria y La Rioja fueron totalmente neutras en el tratamiento de las informaciones publicadas sobre el Pueblo Gitano. En cambio, Galicia (62,79%), Baleares (35,29%) y País Vasco (32,29%) fueron las comunidades que publicaron más textos desfavorables sobre los rromà.  

- La noticia fue el género más utilizado; la extensión más empleada fue la estándar; la mayoría de los textos fueron informativos por lo que hubo muy poca opinión respecto a la comunidad gitana. 

- La sección en la que más textos se publicaron fue la de Sociedad, con un 43,16% del total. Le siguen Cultura (24,44%) y Local (23,93%)

- En esta edición, las piezas destacadas en portada solo representaron un 1,30%, casi un punto menos que en 2015. Las informaciones publicadas en la primera página recibieron un trato peor que en la edición anterior del estudio, con una valoración negativa del 39,29% frente al 33,96% del 2015.



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.