Publicidad en
18 de Octubre. 10:17 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura
EXTREMADURA UNIDA

¡Agua, nuestro futuro! El agua del trasvase no fue para beber, sino para regadíos ilegales, campos de golf y promociones industriales y turísticas

19 de Marzo | 12:30
¡Agua, nuestro futuro! El agua del trasvase no fue para beber, sino para regadíos ilegales, campos de golf y promociones industriales y turísticas
Con fecha 13 de marzo, el Tribunal Supremo ha anulado el Plan Hidrológico del Tajo porque “no fija caudales ecológicos en varios tramos del trasvase”. Y Extremadura se calla, sigue en silencio, aunque el Tajo regale sus aguas a Comunidades que le doblan en renta percápita, aunque sea por Cáceres por donde más trayecto de España tiene el río Tajo y aunque el agua del Tajo no sirva para regar los secarrales extremeños, ni los olivos de Extremadura, ni para otra cosa que no sea enfriar “los reactores” de Almaraz y almacenar los bidones de residuos del cementerio nuclear.

Por el contrario, el consejero de agricultura parece que se alegraba de un segundo trasvase más del Tajo desde Valdecañas, “previsto y programado” por los beneficiarios del primer trasvase, para seguir dando más a los que más tienen. Porque en definitiva, son ellos los que planifican y deciden, son los votos y el poder los que mandan, no los jueces ni la igualdad entre todos, aunque sea para machacar al débil y beneficiar al más potente.

Menos mal que la justicia, a veces, es capaz de superar las barreras del poder y los intereses económicos de unas regiones sobre otras.

Era evidente que el trasvase no era un pantano de aguas estáticas del que se llevaban agua para beber y regar lo más urgente en la cuenca del Segura. Para beber y para necesidades urgentes siempre hemos sido y seremos solidarios. Pero el agua del trasvase ha servido y sigue sirviendo para regadíos ilegales, para regar los campos de golf, tan abundantes en Murcia, Valencia, Almería y otros beneficiarios del trasvase, e incluso ha servido para hacer negocio con ella.

El Tajo era un río que no se secaba por tramos, porque los ríos, normalmente, hacen que su agua corra, no son charcos sucesivos.

En la etapa primera del trasvase, la iniciativa de la Diputación de Cáceres fue la más activa, pero al pasar el control a la Junta, parece como si no importara que se llevaran el agua y que el Tajo no tuviera otra función en Cáceres que servir a la central nuclear de Almaraz y a las empresas eléctricas a través del pantano de Alcántara. El agua del Tajo no sirve para regar nuestra provincia, sino para otros intereses. Pasa por ella sin apenas dejar rastro.

Nos hemos cansado de repetir las falsas promesas hechas a la provincia de Cáceres, con regadíos y pequeños embalses de interés nacional para compensar a Extremadura. No se cumplieron y, si hubo algunas compensaciones, tuvieron destinos diferentes. Los técnicos hablaban de 721 pequeños embalses que le darían una riqueza y estabilidad incomparables a su población, que hubiera evitado esa sangría de la emigración que está despoblando nuestra tierra. Algunos de los regadíos previstos han sido suprimidos por el coste de la energía, mientras Almaraz servía la energía a otras regiones con costes reducidos.

Y las autoridades extremeñas en silencio, como si estuvieran de acuerdo con este maltrato que se viene sufriendo con la complicidad de los que tenían que hablar y defendernos.

Cuándo, los extremeños, caeremos en la cuenta de que nuestros “representantes” dependen de otros intereses que no son los nuestros, cuándo nos daremos cuenta de que los votos de Murcia, Valencia, Almería, Alicante, Albacete les importan más que el voto de los extremeños, porque somos pocos y se puede jugar con nosotros, con toda impunidad. ¿No fue por eso por lo que se llevaron el corredor, prometido y previsto para Extremadura, para satisfacer a los beneficiarios del Mediterráneo?, ¿se ha olvidado, el Gobierno, de que también existe la parte occidental de España?. ¡Cuándo vamos a poner remedio!

Pero, ¿por qué, si necesitan agua, no hacen el trasvase del Ebro, con tantos millones de metros cúbicos que se van al mar? ¿qué pasa?, ¿Qué también ahí deciden los separatistas catalanes y el Gobierno claudica cambiando el Plan Hidrográfico Nacional por satisfacer sus exigencias, renunciando incluso a la financiación europea?. ¿Hasta cuándo vamos a tener que aguantar las imposiciones de los más ricos y fuertes contra los demás?

Tenemos derecho a un desarrollo integral como tienen otras regiones, y pensamos que, en gran medida, el agua será nuestro futuro. Queremos el agua que nos dio la naturaleza, y queremos las inversiones que se hacen para otros. No más trasvases. Nosotros no tenemos mar, pero déjennos que, al menos, los ríos que nos dio la naturaleza sirvan para nuestro desarrollo sin tener que esperar al futuro..

PEDRO CAÑADA CASTILLO

PRESIDENTE DE EXTREMADURA UNIDA



Lo más leído en Noticias
ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
La dirección de este medio, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en este periódico digital
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.