Publicidad en
19 de Diciembre. 06:14 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura

La reconstrucción de la memoria generacional

3 de Diciembre | 11:31
La reconstrucción de la memoria generacional
Accedí a dar la conferencia el día del Centro en mi Facultad por varios motivos: el primero por afectividad, lo amo mucho, porque amo mucho mi profesión. Y lo segundo porque creo firmemente en la transmisión de los conocimientos. Así que cuando el Decano me lo propuso le dije que si. Agradeciéndole la oportunidad que me brindaba y su afecto. 

El salón de actos estaba a rebosar, más lleno que nunca. Cuando empecé la disertación se hizo un silencio profundo, me escucharon con atención manifiesta y cordial. Al término, al despedirme, anuncié que me jubilo y un larguísimo oooooh se extendió por el auditorio. Me emocioné. 

Han pasado 45 años de trabajo, así como en una ráfaga. A lo largo de mi vida, en las decisiones importantes, nunca he sentido la absoluta convicción de estar haciendo lo correcto y sin embargo en lo fundamental creo que di en el clavo. De pequeña, cuando intentaba explicar alguna lección a mi hermano chico, acabábamos discutiendo, lo que servía a mi madre para decir que no sería nunca profesora. 

Pero en eso no tuvo razón. Año a año, lo he comprobado sobre la práctica. Es espléndido reconocer en los ojos de los estudiantes el brillo producido en ellos al descubrir y asimilar un conocimiento cualquiera. Es algo limpio, sin intereses de una u otra parte, y cuando un antiguo alumno te conserva dentro de su propia memoria por algo que hiciste o dijiste, sea actitud, palabra o gesto, sabes que no has fracasado en el quehacer. 

Pero frente a la emoción que sintieron las personas que los vivieron conmigo, muchos de los aspectos académicos-sociales que compusieron mi charla resultaron ajenos a los jóvenes estudiantes de grado que estaban escuchando. La mayoría de aquellos no volverán a repetirse, aquí y ahora, pues las circunstancias han cambiado radicalmente y  nadie les ha explicado el cómo ocurrieron y su significado. No hablaré hoy de lo que ello significa: una ruptura en la transmisión del legado generacional con todas sus aristas, pero también con su valor indeleble. Un pérdida de la memoria colectiva que a la Humanidad, incluso en los detalles insignificantes, le hace tanta falta poseer para orientarse, al saber desde donde viene. La madurez  te obliga a recapitular, a preguntarte sobre lo realizado o no. Pero la juventud aún es tiempo de avance y desde ella las luces de atrás apenas se ven. Ni adivinan los obstáculos que vienen. 

Así que hoy quiero fijarme, tan solo, en la afectividad del acto. En lo fabulosos que somos cuando nos reconocemos en los otros y nos respetamos. En la magia de la convivencia y el buen hacer, aunque tenga sus pequeñas imposturas de humanos. Oigan, para lo otro siempre  nos quedará internet y wikipedia. Amén. Amén. 

Nota: cuando cierro este artículo empiezan a saberse los resultados de las elecciones andaluzas. La manivela acaba de girar en otra dirección. Decía Kennedy que “el momento de reparar el techo es cuando el sol está brillando”. Y no se ha hecho, amigos. 

Carmen Heras


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.