Publicidad en ElCorreoExtremadura.com
19 de Septiembre. 06:44 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura
MIS MARTES AL SOL

Carlos Donoso, un emprendedor sabio y con ingenio

10 de Julio | 10:18
Carlos Donoso, un emprendedor sabio y con ingenio
Hace un cuarto de siglo conocí a Carlos Donoso en Acebo (Sierra de Gata). Era un ecologista ilustrado que escribía en la revista “Integral” y había publicado el conocido monográfico “Supervivencia. Llegó a la Sierra de Gata en 1983, dispuesto a cambiar la vida urbana por la campesina completamente en serio, en ese fértil valle del norte de Cáceres. Allí inició lo que más tarde se publicaría por “Eco-Habitar” como Granja Ecosostenible EL BECERRIL: fruticultura, ganadería y apicultura ecológicas y energías alternativas.

Llegó en bicicleta hasta aquellas sierras mágicas, y decidió apostar por la cultura rural y un proyecto de vida autosuficiente. 

Los primeros años pusieron a prueba su resistencia; no tenían luz y usaban las velas con la cera de sus colmenas. Una yegua y un carro era su medio de transporte. Su compañera Carmen y su hijo Hur también han tirado de ese “carro” casi desde el principio.

Esos inicios no fueron fáciles; pero “resultaron muy entretenidos“...

Tenían claro que querían dejar de ser ecologistas teóricos para pasar a la práctica y demostrarse a sí mismo y a la sociedad que se puede construir un modelo de granja autosuficiente con la que poder vivir dignamente en el medio rural.

Cuando me ofreció los primeros kiwis ecológicos, allá por el 1989, fui a Acebo y visité su primera plantación en el Becerril. Sus kiwis eran de menor calibre que los convencionales, pero exquisitos. Tuve que explicar a los de El Corte Inglés la diferencia y hacer que los probaran. En aquellos tiempos ya “se comía con la vista”. Guardo un grato recuerdo de aquella relación llena de dificultades.

Más tarde, cuando alguien decidió que había que quitarme de en medio del sector ecológico, Carlos se buscó nuevos mercados y siguió tenazmente con su proyecto, diversificando poco a poco sus cultivos y aprovechamientos.

Los primeros años las abejas fueron sus mejores socias .Gracias a ellas y a un entorno virgen y privilegiado elaboraban una miel especial y hacían enjambres con cierta facilidad. Después llegaron los problemas de la varroa, (un parasito foráneo muy agresivo y contagioso que se extendió por toda la península por la apicultura y la trashumancia industrial) y se concentraron en la fruticultura ecológica y diversificada. Además de ampliar las parcelas de kiwis, en estos últimos 10 años han plantado varias hectáreas de castaños de mesa, almendros, caquis, pistachos, avellanos etc. y poco a poco,con perseverancia , han creado una extensa colección viva de variedades frutales. Algunas muy antiguas y en vías de extinción, otras muy nuevas y curiosas .El suave microclima de esa sierra les ha permitido incluso cultivar árboles tropicales como el aguacate, la guayaba y plátanos de canarias.

También el naranjo es otro cultivo tradicional en Acebo que ofrece variedades singulares en la zona, aunque se van perdiendo por la cantidad de gente que ha tenido que emigrar y la pequeña escala en la que se conservan; lo que dificulta su venta. 

El olivo es otra de las especies que jugó un papel esencial en la comarca y todavía hay zonas en las que el cultivo ecológico es muy sencillo de aplicar en estos olivares. La Administración debería interesarse más por ello, ya que hay ejemplos de éxito.

Con respecto a la autosuficiencia energética hace mucho tiempo que Carlos optó por la energía solar y la micro-hidráulica. Dice que se pueden cubrir todas las necesidades. Sobre todo ahora que los paneles y los inversores han bajado notablemente de precio y han aumentado su eficiencia. En la finca tienen una furgoneta eléctrica, un mini-todoterrreno eléctrico y bicis eléctricas alimentadas solo por el sol y el agua. También las casas rurales y las bombas de riego funcionan gracias al sol .Tienen pues su gasolinera, que ellos llaman “Fotolinera”. En este tema han recibido algún apoyo de la Administración.

El Becerril es hoy un centro de apoyo para los neorurales y los que quieren utilizar los métodos de producción ecológica y una escuela de vida para los que visitan las distintas casas rurales (ver en www.elbecerril.com ). El turismo rural y auténticamente ecológico es otra de sus opciones productivas con múltiples efectos positivos para sus actividades, y para la marca de calidad de la zona e incluso de Extremadura. Han descubierto que cada vez hay más extremeños entre sus visitantes.

Es un placer pasar unos días visitando y aprendiendo de un modelo distinto de entender la cultura rural. 

Este conjunto de actividades les permite mantener sus 3 auto- empleos como autónomos y dar unos cientos de jornales al año, en un pueblo donde el porcentaje de parados y jubilados es mayoritario.

Carmen y Carlos, dejaron un día la vida urbana y el ecologismo teórico, para integrarse plenamente en la vida rural, en ese escenario envidiable que es La Sierra de Gata, en el que ahora, ese imaginativo y pacientemente elaborado PROYECTO MOSAICO (del que forman parte) pretende promover las actividades más diversas, con los emprendedores locales, emigrantes retornados, o urbanitas, que tengan imaginación y ganas de permanecer en un territorio y unos pueblos tan privilegiados.


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.