Publicidad en
16 de Diciembre. 17:00 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura

Héroe y villana

9 de Abril | 12:40
Héroe y villana
Decía el columnista D. Ignacio Camacho que “el marianismo” había vivido unos días infaustos y, no es por contradecirlo, pero yo creo que han sido días infaustos para todos los que nos sentimos españoles y estamos hasta el pito de la boina de que nos tomen el pelo. La justicia alemana ha convertido al esperpéntico Puigdemont en un héroe del secesionismo y a España en un país de medio pelo con una justicia propia de alguna tribu del alto Orinoco.

Un juez alemán de un tribunal equivalente a los de aquí de primera instancia, enmienda la plana al Tribunal Supremo español y se queda tan oreado. Según este buen señor el 1 de octubre no pasó nada en Cataluña, nadie declaró la independencia, nadie atacó a las fuerzas y cuerpo de seguridad del estado y, por supuesto, no se incumplió la Constitución española ni se desobedeció las órdenes que emanaron del Tribunal Constitucional. Vamos que, el primero de octubre de 2017 en Cataluña se organizó una gran verbena para disfrute del personal y el Sr. Puigdemont sólo hizo de maestro de ceremonias. Que miles de empresas abandonaran y abandonen Cataluña, que millones de catalanes no independentistas vivan acojonados y que se utilice el terrorismo callejero al más puro estilo kale borroka para su señoría, el juez teutón, es sólo el libre ejercicio de los anhelos de libertad de un pueblo oprimido que vive en la indigencia más absoluta. Se ha lucido su señoría a la que seguramente “la noche de los cuchillos largos” le debió parecer un lúdico, pacífico y festivo acto de afirmación del nazismo. En fin, esperemos acontecimientos, pero, si dentro de la UE no se respetan las decisiones de los tribunales de justicia de los países miembros esto puede acabar en múltiples brexits y, aquí ya hay algunos que, visto lo visto, no verían con malos ojos “un spexit” y mandar al juez teutón y a los jueces belgas a “segar pepinos”.

Pero aquí, en mi querida España, lo importante no es que el tío Puigdemont se esté cachondeando del estado de derecho, ni que en Andalucía se esté juzgando la mayor trama de corrupción de Europa, ni que en la Comunidad Valenciana se esté investigando al PSPV y a Compromis por financiación ilegal, que ríanse ustedes de la Gürtel. Aquí lo importante es el master de la Sra. Cifuentes la villana más villana del mundo mundial. Un tal señor “P” socialista y azote académico de políticos y rectores, siempre que no sean de la cuerda claro, ha vuelto a prestar un gran servicio a la universidad española y al engorde de currículums vitae de algunos que aún no tienen claro que, para ocupar una poltrona y vivir opíparamente del cuento durante toda su vida, no se necesita ni tener el título de la ESO con dos asignaturas suspensas. El señor “P” sin embargo, ha omitido, supongo que sin intención, que algunos de sus más insignes correligionarios socialistas se apropiaron de licenciaturas, doctorados y otras fruslerías para dar lustre al cargo político que les tocó en la tómbola de la cosa pública patria, así, por ejemplo: Dña. Elena Valenciano a los veinte años, y por arte de birlibirloque, ya tenía dos licenciaturas, D. Pachi López, ingeniero con un año de carrera sin acabar, Dña. Carmen Chacón (QED) doctora sin tesis doctoral, a D. José Blanco y el Sr. Montilla que sólo tenían el bachiller les colocaron que tenían estudios en derecho y económicas respectivamente, sin haber pasado por la facultad etc. Y es que donde esté un master de la Juan Carlos I que se quiten licenciaturas y doctorados, ¡joder con el Sr. “P”!

Hay que ver la facilidad que tiene la izquierda y el secesionismo para hacer propaganda y lo bien que se prestan los medios de comunicación a convertir a algunos indeseables en héroes, a omitir sus desmanes y a despellejar a algunos incautos que da la impresión que no saben con quién se juegan los cuartos. La ingenuidad de la derecha española es para hacer un master y la inacción, una táctica que nos puede llevar a una situación de extrema gravedad. Complicado país éste donde el pueblo soberano valora más la apariencia que el contenido y aprecia más el talante que la capacidad. Así que donde haya un buen master que se quite la eficacia y la dedicación ¡faltaría más!

DB         

       



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.