Publicidad en
20 de Julio. 04:54 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

Reflexiones bajo la lluvia

5 de Marzo | 10:57
Reflexiones bajo la lluvia
Ayer mantuve con varios empresarios una conversación interesante sobre la situación política y social que vivimos. En Extremadura y en España. Sus planteamientos tienen un nexo común y matizaciones diversas. Van desde un optimismo incorregible (por pura supervivencia) hasta una apreciación lúcida de las dificultades políticas y administrativas para emprender cualquier proyecto. Conociendo como conozco ambos campos no les veo salida. No son fáciles las soluciones, quizá ni las haya y todo tenga más que ver con acertar en los propósitos particulares y no tanto en los colectivos. De lo concreto a lo general, como en botica. 

Frente a quienes pelean por sí mismos y arriesgan de lo suyo, se encuentran los que decidieron trabajar en proyectos políticos tipificados como genéricos. Éstos se encuentran incorporados a un modo de actuación asentado por muchos años de estrategias que, aunque tuvieron fundamento al principio, con el paso de los años están cada vez más separadas del sentir común. Oyes discursos de políticos que parecen de administrativos y ves a algunos de éstos tomando decisiones políticas. El mundo al revés, los roles cambiados. 

No es bueno desatender una actitud entusiasta del recién llegado a una tarea cuando piensa que él puede hacerlo mejor. No es lógico quemar su entusiasmo de neófito con las desilusiones de la experiencia ajena. El crecimiento personal, necesario para el crecimiento común, proviene fundamentalmente del propio hacer. Aunque lo cierto es que repetir y repetir nos lleva a un continuo bucle donde no se avanza en lo que se entiende por verdadera evolución humana-política del colectivo. Al menos no en lo físico y próximo. Ni en los tiempos. Tampoco en lo que se entiende como globalizado, internacionalmente hablando. Los estamentos más formados de la sociedad civil, debieran ser muy conscientes de que, para avanzar y salir de la inercia, es precisa una nueva estructuración. Porque lo que no tiene sentido es dedicar muchas horas al día a criticar la existente (partidos, gobiernos, estructuras administrativas, etc) y mantenerla sin renovación. Una renovación que debiera realizarse hacia afuera, en relación con la sociedad en la qué vivimos y sus necesidades de avance, más que hacia dentro, puro enroque humano fruto del simple deseo de supervivencia. 

Que no se avanza hacia adelante, y más bien se retrocede, lo explica la falta, consciente, de memoria que lleva a calificar como históricos, fundamentales o extraordinarios (pongan ustedes el adjetivo que quieran) proyectos concretos, previstos anteriormente por otros. Pongamos un ejemplo chiquito: las renovaciones de algunas plazas de una ciudad pequeña de provincias. Renovaciones que en su momento fueron rechazadas, como impropias y lesivas para el patrimonio, y que ocho años después se muestran como necesarias e inspiradoras (leáse la plaza de San Juan...).

Amigos, se han necesitado casi ocho años para reaccionar. Puede que, como dicen viejos conocidos, nuestro cerebro de tanto meme cómo maneja, esté cada vez menos rápido de reflejos. 

Carmen Heras



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.