Publicidad en
21 de Junio. 22:07 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial
MIS MARTES AL SOL

Miguel Carrasco, emprendedor modélico en la Sierra de Gata

27 de Febrero | 12:51
Miguel Carrasco, emprendedor modélico en la Sierra de Gata
Miguel probó la emigración a Barcelona y a San Sebastián siendo muy joven, trabajando como chapista, cuando la Sierra de Gata se desangraba con la marcha de su mejor gente. Sin embargo, sintió pronto la nostalgia de su tierra y se volvió a probar fortuna con el olivar de su familia (cuatro generaciones de olivareros), convencido de que la aceituna “manzanilla cacereña”, desconocida y abandonada, tendría en el futuro un gran porvenir. Lo primero que descubrió es que había que aprender a moler y se fue a Córdoba en 2007 a coger experiencia en la molienda y hacerse maestro de almazara, para conseguir un aceite que se saliera de la rutina de lo que hacían cooperativas y particulares que juntaban las malas con las buenas y hacían un aceite mediocre.

Cuando tuvo 9.000 olivos y 45 hectáreas, dejó de moler a maquila y empezó a trabajar en serio en su propia almazara. Como todos los emprendedores tuvo sus experiencias amargas. Nunca olvidará cuando fue a una Feria en Asturias y vendió una sola garrafa de 20 euros. Cuando reunió 60.000 olivos, entre los propios y los de la gente del lugar que creyó en él y seleccionaron cada vez mejor el producto, ya empezaron a entrar en el mundo de los AOVES (aceite de oliva virgen extra) y a producir un aceite cada día mejor. Miguel dice que tras la experiencia de estos años, ahora, “veo unas aceitunas, las toco y las huelo y ya sé la materia prima que tengo delante”.

El siguiente paso era modernizar su almazara. En 2012, con el apoyo de la Administración lograron dotarse de una de las mejores y más modernas instalaciones para la elaboración del aceite. Ello, unido al seguimiento minucioso de los olivos durante todo el año, ha hecho posible que el aceite de esta empresa familiar fuera conquistando mercados y ganando premios y reconocimientos nacionales e internacionales por todas partes. El respeto al medio ambiente y la práctica rigurosa de la Agricultura Ecológica les ha ido llevando a ofrecer un producto diferenciado, para el que existe un mercado cada día mayor, basado en una variedad, la manzanilla cacereña, cada día más conocida, con el que llevan el nombre de la Sierra de Gata, Extremadura y España por los mercados exteriores, desde Europa a Japón y Corea del Sur, así como al continente americano, desde EE.UU. a Colombia y Méjico.

La Almazara AS PONTIS y su AOVE VIEIRU, con más de 50 premios conseguidos en las dos últimas campañas, es un referente en el mundo del aceite Gourmet y resiste los embates de algunos de los grandes competidores de este sector monopolista. El 80 por ciento de su producción va a la exportación, hasta tanto el mercado nacional y los circuitos especializados vayan igualándose con la aceptación que hoy tiene en el exterior. Ya saben que no es fácil entrar en las grandes superficies y productos diferenciados de gran calidad, no siempre ganan estando presentes en los lineales de estos espacios alimentarios gigantes, que aprietan excesivamente a los pequeños productores.

Otro de los aciertos de esta empresa familiar, que Miguel regenta, es el OLEOTURISMO. Recientemente han adquirido las instalaciones de un “Hotel con Encanto”, llamado A VELHA FÁBRICA. Se trata de una vieja fábrica textil de mantas y de jabones, rehabilitada y engrandecida, con capacidad para alojar a 70 personas. En ella comienza a organizar estancias, en las que les explican las cualidades de la aceituna manzanilla cacereña, programando visitas guiadas a los olivares, la almazara y les muestran los secretos del mundo del aceite. Es otra forma más de dar a conocer los valores de un paraíso como es la Sierra de Gata, con la cultura de los pueblos de sierra, un ecosistema natural extraordinario y una arquitectura popular llena de belleza que habría que preservar.

Miguel dice que es hora de que a la Sierra de Gata se la conozca por algo más que por los grandes fuegos. Y estas iniciativas, junto a otras como el gran proyecto MOSAICO que se está realizando en ella, pueden contribuir al desarrollo de un turismo especializado, en el que sus olivares y aceites, los quesos y cabritos de los pequeños ganaderos y los frutos de sierra, junto los demás atractivos de ese peculiar ecosistema, promuevan el desarrollo rural que tanto necesitan.

Conozco a otros emprendedores de los que ya les he hablado a ustedes, como es el caso Atanasio Naranjo (Tany Nature) que estudian la posibilidad de invertir en esa zona, en productos como el castaño, el pistacho, etc. Que podrían incorporar a su central frutícola. Y es en estos emprendedores en los que Extremadura debe poner sus esperanzas. Crear esa imagen de marca que As Pontis ha creado con su AOVE VIEIRU, completada ahora con ese oleoturismo de A VELHA FÁBRICA, son las grandes cosas que saben hacer no pocos de los emprendedores extremeños que no se ha forjado en la grandes escuelas de negocio, sino en la imaginación, el esfuerzo y el amor a su tierra.



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.