Publicidad en
15 de Agosto. 09:30 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial
MIS MARTES AL SOL

Toribio, cocinero antes que fraile en el arte del vino

20 de Febrero | 11:06
Toribio, cocinero antes que fraile en el arte del vino
Me habló de Fernando Toribio como un viticultor y bodeguero excepcional mi amigo Joaquín Salamanca, veterano artista de la viña y del cultivo ecológico en Extremadura, que le vendió en su día alguna partida de su uva eva-beba. Desde entonces sentí curiosidad por conocerle, hasta que un día me planté en su finca y quedé impresionado por su historia, por sus instalaciones y, sobre todo por su conocimiento del vino.

Su padre le metió de pequeño en la viña y las labores de la vid no tienen secretos para él. Conoce los aperos e incluso los adapta a cada terreno. El arte complejo de la poda se lo ha enseñado a los que hoy trabajan con él. Siempre utilizó abonos orgánicos, azufre y cobre, antes de saber que había una cosa que se llamaba agricultura ecológica, que de momento no supone un gran apoyo en la venta del vino ya que se ve como algo raro y que cuesta más dinero, independientemente de que mucha gente desconfíe de los sistema de certificación. (este hecho debería servir de reflexión a los que defendemos ese modelo y a la Administración, pero explicarlo me apartaría ahora de la columna que quiero escribir).

Me cuenta que harto de vender a granel los clásicos vinos de pitarra empezó a embotellar. Aquello era como en el circo, más difícil todavía. Penó lo suyo, hasta ir logrando abrirse pequeños huecos en los mercados, en lo que al principio no pasaban de ser “vinos de mesa”. Poco a poco fue cambiando la cantidad por la calidad; descargando más las cepas de uva, vendimiando de noche, hasta conseguir unos vinos con personalidad propia, eso que ahora llaman “de autor”, gracias a su pequeños pagos y a sus variedades preferidas: garnacha (tintorera y común) y tempranillo, principalmente y algunas variedades foráneas que fue implantando. Así logró adaptar la uva Verdejo, que sin ser la de Castilla, también en Extremadura se va abriendo paso, poco a poco.

La bodega que le legó su padre lejos de implantar grandes conos, los utilizaba más pequeños y siempre de hormigón. Nunca cayó en el acero inoxidable, persuadido de que el material con el que trabajaba era el idóneo para la fermentación de los vinos que él quería hacer. Luego gran parte de la bodega en sótano completaba la buena conservación de los vino que hacía, en tirada limitadas de cinco mil a diez mil botella numeradas, con la excepción del Viña Puebla Crianza, que es el que tienen más implantado y el que le permite una facturación más importante.

Mas tarde, después de haber sido el Viña Puebla el primer vino con Denominación de Orígen en Extremadura, vendría su gran estrella, el “Madre del Agua”, ganador durante dos años consecutivos de La Gran Medalla de Oro del Certamen Internacional de Bruselas, al que concurren más de mil vinos y en el que fue el vino español revelación. Esto le ha abierto muchas puertas, y a pesar de llevar otras variedades, el 70 por ciento de él es garnacha tintorera. Este si que es un vino de autor, al que la comarca vinícola de Matanegra le da un toque especial que le hace inconfundible.

Convertida hoy la Bodega de Viña Puebla en una marca de renombre, que se distribuye bien por Extremadura y por la España de las grandes ciudades, aparte de exportar el 20 % de la producción a seis países, dos proyectos importantes empiezan a concretarse, ahora que sus hijos se van incorporando a la empresa.

El primero es la organización del Enoturismo en torno a la bodega y a los viñedos, que ya está en marcha. Visitas guiadas a las instalaciones, con alojamiento, información didáctica sobre la uva y el vino y recorrido en carruaje de caballos por todo el entorno, hace que los visitantes se llevan un recuerdo inolvidable, a la vez que catan los vinos y los compran en la tienda. Este proyecto parece que tendrá un largo recorrido y que puede influir muy positivamente en la imagen de la bodega e incluso en la de los vinos extremeños.

El segundo proyecto es la construcción de una bodega nueva, siguiendo las pautas de la que le legó su padre en cuanto a tecnología constructiva y materiales para los conos, adaptada hoy a las demanda de un mercado mayor, en el que la calidad y personalidad de los vinos está mucho antes que la cantidad, que aun siendo más grande no tiene como meta llegar al gigantismo con el que sueñan muchos de los proyectos vinícolas actuales, que nacen con grandes ínfulas y luego tienen que ser recortados. Sabido es que muchos de los grandes vino franceses se hacen en pagos relativamente pequeños.

Fernando Toribio es ese personaje al que le salieron los dientes entre las cepas, que conoce el oficio como pocos y que ha pasado por todas las etapas del cultivo y la elaboración en Extremadura. Llegado el momento supo dar el salto de la cantidad a la calidad, adaptándose a los nuevos vinos que hoy demanda la sociedad actual, consciente de que en la zona de Matanegra tenía el ecosistema perfecto para hacer unos vinos con la personalidad que él ha sabido imprimirles. A todo ello une la sencillez y la pedagogía que le permite explicar los secretos del vino, sinpetulancia ni tópicos y para terminar su obra nos ha sorprendido ahora con un vermut elaborado con un vino especial, que en poco tiempo puede alcanzar cotas interesantes en el mercado español.

Fernando es un autodidacta, un tipo con ingenio y un luchador que no parará de innovar y crear hasta lograr que gran parte de sus vinos merezcan el calificativo de excelentes.



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.