Publicidad en
28 de Mayo. 05:14 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura

Protocolos y conductas

11 de Diciembre | 13:37
Protocolos y conductas
Hay protocolos que llevan existiendo mucho tiempo. Se crearon por su necesidad, se mantienen por eso mismo. Tienen su fundamento en el sentido común y sobre todo en un concepto general de vida que aconseja ayudar al semejante para que tenga unas condiciones mínimas de vida que le permitan mantener su dignidad. No siempre funcionan, en algunos casos nunca. El usuario no quiere la oferta que se le hace y por tanto está en su derecho al rechazarla. 

Me consta que existen muchas personas a las que le pasa lo que a mi, que nos produce un rechazo extraordinario encontrar a un mendigo en la calle. Y hay demasiados en las aceras de nuestras ciudades. Un día tuve un golpe en la conciencia cuando al pasar al lado de una mujer sentada en el suelo con la cara tapada, de golpe se quitó el pañuelo que le cubría el rostro y me llamó por mi nombre:

“Mira -me dijo- mira como me veo, no me permiten vender las golosinas, y tengo que dar de comer a mis hijos”

No se cuánto había de sinceridad, o no, en el asunto, pero a mí me impactó fuertemente. Recordé a mi madre, regañándome, porque un día, en un restaurante, llamé tres veces seguidas al camarero para que me trajera ya no recuerdo qué. “Son personas -aunque te sirvan- haz el favor de no ‘marearlo’”

Es grande la influencia del entorno familiar de cualquier persona en la gestación de su personalidad y de su manera de entender las relaciones humanas, la mayor de todas. A veces, cuando veo a grupos de jóvenes, corriendo delante de mi, para entrar o sentarse antes en los asientos del autobús, no puedo menos de pensar que tal vez eso mismo hacen en su casa: ellos sentados y sus padres, de pie, cumplimentándolos en el vehículo diario de la vida. 

Hace unos meses un colega les preguntó a sus alumnos universitarios sobre aquellos aspectos de su preparación que pensaban que sus padres podrían enseñarles. La respuesta lo dejó atónito. Una gran mayoría de jóvenes están convencidos de que sus progenitores ya no pueden enseñarles nada. “Y ¿vosotros, a ellos?, -volvió a interrogarles-“. “Nosotros, a ellos, todo lo que tiene qué ver con los teléfonos y ordenadores, porque no se aclaran...” Fin de la cita. 

¿Cuál es (entonces) la relación padres-hijos, en este planteamiento, en este statu quo cuando los hijos piensan que los padres no pueden tutelarles en nada? A mí, sinceramente, se me escapa. O me vienen malos pensamientos, que es peor. Precisamente ahora, en unas generaciones con dificultades para emanciparse, para encontrar el primer empleo...y que siguen, por ello, viviendo en la casa familiar. 

Algo está fallando, ¿no les parece? 

Carmen Heras


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.