Publicidad en
15 de Diciembre. 19:03 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

Sin expectativas

22 de Noviembre | 12:59
Sin expectativas
Todos los días aprendo que es necesario el sentido de la proporción en la mirada sobre cualquier asunto. Tengo una amiga que, siempre que nos vemos, me recuerda un hecho de una época pasada de mi vida, y lo hace entre bromas y veras para que no se me olvide. Curiosamente su insistencia tranquila y sin maldad me ha servido de referencia ética a la hora de tomar otras decisiones. Mi amiga me recuerda que cuando fui su profesora, no le di una matrícula de honor habiendo sacado de nota media en la asignatura un 9,8. 

No lo hice porque es cierto que en cuestión de números un 9,8 no es un 10, nota necesaria para empezar a estimar el grado de excelencia que supone una matrícula. Pero aún estando segura de mi decisión de entonces, muchas veces me he preguntado sobre las razones y diferencias entre ambas calificaciones, cuando de evaluar una trayectoria académica se trata. Y he llegado a la conclusión de qué es bastante difícil apoyar unívocamente una u otra, porque siempre habrá razonamientos a favor o en contra. 

Muchas veces escucho los programas deportivos, más por curiosidad sociológica que de otro tipo. Con todo el tiempo dedicado íntegramente a hablar de cualquier aspecto relacionado con cualquier deporte, las anécdotas que serían prescindibles en un programa general adquieren carta de naturaleza en estos, dando la sensación de ser importantes sin serlo. 

Algo parecido sucede en aquellas disciplinas encargadas de estudiar métodos, técnicas y procedimientos. Los vuelven protagonistas y a poco que te despistes intentan “suplantar” los contenidos y conceptos por ellos. Lo cuál, en mi humilde opinión, es un tremendo disparate. 

Pues así andamos, la falta de expectativas de una época, o de unos años de ella, convierte a las personas en individuos resignados que aspiran solo a seguir existiendo sin demasiados problemas en cada día. La teoría, transmitida por alguien a quien quiero y valoro mucho, explica sin ruido el que organizaciones fuertes y reivindicativas de siempre hayan renunciado a seguir siéndolo, pues cuando miran detrás de ellos para ver quienes “les acompañan” no deben poder cuantificar a muchos. Sólo así es posible que las mismas gentes tan terriblemente exigentes con algunos de nosotros en nuestro tiempo de gestión pública, se contenten con la décima parte de lo que solicitan ahora mismo a los actuales gobernantes. 

Carmen Heras



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.