Publicidad en
25 de Noviembre. 08:49 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial
MIS MARTES AL SOL

Extremadura en un mundo globalizado

29 de Agosto | 14:20
Extremadura en un mundo globalizado
El escenario de eso que llaman globalización corre a velocidad de vértigo rompiendo los esquemas de análisis y las previsiones que hasta aquí hayamos podido tener. Y lo hace con tal rapidez que casi no nos damos cuenta de hacia dónde nos lleva. Es un fenómeno imparable, frenarlo sería volver atrás muchos años y la ruina de muchas economías. ¿Qué empresa o sector industrial puede en esta etapa prescindir en su estrategia de las ventajas de la globalización, a pesar de que suponga cambios estructurales importantes? Solo una minoría de gentes de vanguardia, los que salen al exterior o tienen la costumbre de leer y estar informados, parece que se preparan para un futuro tan cercano, aunque lo hagan con la inseguridad que acarrea competir a un ritmo tan endiablado.

Los que triunfan a pesar de las carencias infraestructurales que padecemos parece que se burlan de un destino al que vamos llegando los últimos, pero hay una gran lección en la gesta que realizan. Esa lección no es otra que la de demostrar que la imaginación y el coraje pueden dar la vuelta a las situaciones más inverosímiles, aunque hace falta que esos extremeños de vanguardia crezcan y se multipliquen para poder con una carga tan pesada, en la que nos llevan una ventaja importante en otras regiones y países que gobiernan el mundo cada día con más fuerza.

Mantenemos una estructura de la propiedad en la que a pesar de los cambios que se han producido sigue siendo mucho el peso de lo que antes se llamaban “manos muertas”. Sólo así puede explicarse que nuestras dehesas y nuestros montes sigan dedicados a una caza cada día menos silvestre y a una ganadería de rentas bajas y poco empleo. Algunos ponen la esperanza en que acudan a ellos esos fondos de inversión llamados “buitres”, o unos árabes que no sabemos bien a qué vienen, ni lo que van hacer con sus “inversiones” en esta “Marbella Rural” que les ofrecemos a precio de saldo. Sin embargo, sigo pensando que en nuestro territorio tiene que estar el futuro; formar parte de la globalización, siendo un elemento clave de la Cadena Global de Suministros, con todos los cambios y riesgos que ello conlleve.

Tener un territorio con la reserva de agua del nuestro también es otro elemento para la esperanza. Es cierto que hemos llegado tarde a los cultivos de primor y a la transformación y comercio de los mismos, pero ya tenemos empresas y emprendedores que lideran internacionalmente algunos subsectores agroalimentarios, como es el caso de la fruta de hueso o el tomate industrial. Ellos pueden servir de ejemplo para incorporar a otros que están a la espera, como puede ser el sector ecológico o la producción de carnes y embutidos con una calidad diferenciada de los que circulan por el mercado; hablo del cordero, vacuno, caprino, cerdo ibérico, etc., de los que también empieza a haber experiencias punteras que así lo demuestran, aunque todavía sean un minoría.

En la viña y el olivar, marcados por la producción masiva de graneles, que permanecerán todavía por mucho tiempo, también se pueden hacer mejoras importantes para no vender a precio de saldo, pero sobre todo el objetivo será transformar y conseguir vinos y aceites de calidad, tarea que también están haciendo algunas empresas modélicamente y que presagian que se puede crecer en ellas más de lo que hoy podamos imaginar. Sin olvidar el auge progresivo de nuestras cervezas artesanas.

En fin, que tenemos otros muchos productos que podrían tener un gran atractivo en los mercados interiores y exteriores, como pueden ser los frutos secos, las aromáticas y los productos silvestres, que apenas están empezando a comercializarse en serio, sin olvidarnos del fabuloso mundo del corcho, en el que tanto tenemos que aprender de nuestros vecinos de Portugal.

Si a todo esto añadimos el campo inagotable de las energías renovables, cuyo marco va a cambiar irremediablemente, podemos concluir en que a pesar de los indicadores negativos que nos acompañan, Extremadura puede dar un vuelco a su situación en un horizonte de tiempo razonable. Si la Administración, las empresas y los emprendedores de vanguardia (que los hay), mantienen un diálogo y colaboración inteligente y permanente, nuestra tierra puede ir saliendo de esa maldición en la que lleva postrada siglos, a pesar de la riqueza de sus recursos naturales. Y si la Universidad dejara de ser ese ente teórico que se mira el ombligo y que controlan unos cuantos, que se resisten a evitar la consanguinidad, podría prestar una gran ayuda para entender a dónde nos lleva una globalización y una cuarta revolución industrial, que van a producir cambios tan rápidos y espectaculares que no nos pueden ni deben coger desprevenidos.

No sé si me he levantado optimista esta mañana, pero saben que llevo un tiempo enamorado de esta vanguardia de emprendedores de los que aprendo cada día más y en los que tengo depositadas grandes esperanzas. Me gustaría que si alguien emprende hoy el estudio de una nueva “Extremadura Saqueada”, pudiera ofrecer un relato distinto del que tuvimos que hacer hace ya casi cuarenta años, y en él pudiera mostrarse que hemos dejado atrás aquel saqueo tan terrible y que pronto formaremos parte activa e indispensable de la nueva economía, actual y futura. Pero tenemos que dejar atrás los cantos de sirena de una energía nuclear como amenaza aterradora de nuestro territorio, o los brindis al sol de algunas industrias extractivas que quieren instalarse, o simplemente especular, al lado mismo de ciudades como Cáceres, que son el mejor patrimonio cultural y arquitectónico de Extremadura.



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.