Publicidad en
21 de Agosto. 00:49 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

Con el ventilador puesto

28 de Junio | 11:54
Con el ventilador puesto
A vueltas con la sanidad, pues sí, parece que estos calores nos tienen trastornados a todos, pero madre mía con el trastorno. Les cuento.
 
En invierno vamos a un hospital y con la calefacción nos asfixiamos, entramos y que gustito nos da calentarnos rápido, pasados unos minutos empezamos a quitarnos capas como una cebolla,  pero entendemos que es necesaria para los enfermos que son los que pasan 24 horas allí, día tras día, también para los trabajadores, si no se trabaja cómodo es imposible desempeñar su labor. Alguna que otra vez nos quejamos, lo reconozco, eso de pasar la noche del 30 de noviembre en tirantas debe ser contraproducente, te quejas, enredan en el mando del aire y se supone que ya, pero no, no, no, sigues con la calefacción y perdiendo peso del sudor por todos los poros de tu piel. En definitiva, llega a ser hasta entendible porque es invierno y las temperaturas son gélidas, vale.

¿Y qué pasa en verano? Lo mismito que en invierno, te asfixias del calor, sí, del calor pero no de la calefacción. Les cuento.

Tengo un familiar en uno de los centros hospitalarios de nuestro Servicio Extremeño de Salud desde hace ya 10 días. Después de más de 40 grados en la calle entras en el hall del hospital y dices: ¡pero qué bien se está aquí! Seguro que es la frase que todos y cada uno de los que entramos por esas puertas decimos. Subes a la planta correspondiente, entras en la habitación y… mejor me bajo a la entrada, sí. Es tal la bocanada de calor que sale de la habitación que te llegas a plantear cómo puede el enfermo aguantar. Piensas, será en esta habitación porque tienen el aire apagado, echas un vistazo, miras a los familiares y… un desfile de abanicos en las habitaciones y pasillos con movimientos acompasados a las cabeceras de las camas o en el rellano de la planta.

Al igual que en invierno se puede llegar a entender el calorcillo de la calefacción por los enfermos, para que estén cómodos, podemos entender que el aire no esté excesivamente fuerte en verano para que también estén cómodos, pero lo que no se puede entender es que no haya. Bueno, la cosa queda ahí, no vas a quejarte con el enfermo delante.
Ya alguien, otro familiar, se arma de valor y pregunta lo que todos estamos deseando saber, ¿qué pasa con el aire? Respuesta: tráigase un ventilador como los otros familiares. ¡Ahí va eso! ¿Un ventilador? ¿Qué vengamos con un ventilador? ¿Qué es lo siguiente? Pues sí, la gente muy obediente llega con su ventilador. ¿Pero qué me están contando? O sea, en inverno no se regula la calefacción, no, y en verano te llevas el aire puesto. Encima que hay que estar en el hospital porque no queda otra vamos a temer ir, más aún, porque no sabemos qué será lo próximo que nos vamos a encontrar, ir en bañador en invierno, llevarnos unos pulverizadores para refrescarnos,…

Y la cosa no queda ahí, todos sabemos los efectos de llevar tantos días en cama y con calor, bueno, pues tráigase usted de casa la crema para combatir esos efectos, la deja ahí y ya se la echaremos nosotros. ¿Cómo?

Lo del ventilador para algunos será anecdótico, a lo mejor hasta de tiquismiquis, vale, se lo compro, pero lo de la crema es inhumano, o sea, que si no me la llevo yo ¿qué ocurre con el enfermo?

La cara y la cruz de la moneda está ahí, en algo tan simple como las dos cosas a las que he hecho referencia, comodidad y salud, ya tienen los enfermos y familiares suficiente con tener que estar pasando día tras día en un hospital como para que las mínimas comodidades no se puedan cubrir.

A quién corresponda que haga lo que tenga que hacer, que no nos quejamos de vicio, es una realidad, una triste realidad que estamos viviendo y que, por desgracia vamos a seguir viviendo porque estas humildes letras sé que de poco servirán. Eso de alardear de lo maravillosos y estupendos que somos queda muy bonito de cara a la galería pero qué pasa dentro.


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.