Publicidad en
11 de Diciembre. 14:33 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

Miscelánea muy actual

26 de Junio | 12:13
Miscelánea muy actual
Entre mis muchos papeles, tropiezo ayer con el número 1 de una pequeña revista, salida a la luz en 2010, sobre el federalismo en España. Hay artículos de nombres conocidos que siguen en la brecha, y su decir ponderado demuestra una vez más la importancia que los progresistas han dado siempre al “encaje español”. Que está sin resolver. Ya entonces se veía que la Constitución era un marco que se debiera “dimensionar”, como mínimo. Interesantes propuestas. 

Oigo hablar de un Congreso sobre Despoblación, al que han asistido algunas de las personas interesadas en este asunto. En declaraciones posteriores de algunas de ellas se establece la idea de la necesaria cuantificación del coste de un medio rural despoblado, el estudio del impacto de las leyes nacionales sobre el mismo, así como “si ese impacto genera mayores distancias entre ciudades y pueblos o efectos limitantes al desarrollo social y económico de los pueblos”. En opinión de quien habla, este análisis ayudaría a adaptar la normativa a las necesidades del medio rural. 

Tengo para mí, que todo lo anterior no basta frente a la “huida” de nuestros vecinos de los pueblos a lugares con mayores posibilidades de trabajo y vida. Esos pueblos mantenidos, a veces con recursos ficticios o con subvenciones, necesitan más que meras declaraciones de objetivos, por muy bien intencionados que sean, necesitan “mano de obra” que se emplee en ellos, o al menos, ser verdaderas “ciudades dormitorios”, como antes lo han sido otros. La eterna dicotomía entre “ciudad” y “pueblo”, que no se baja del discurso de algunos políticos, abre más la brecha entre ambos lugares y hace más apetecible la llegada a la “ciudad”, aún cuando ésta sea pequeña y carezca también de verdaderas oportunidades para la mayoría. 

Siguen postulándose por las redes declaraciones altisonantes sobre situaciones políticas internas, en un tono épico peculiar. Más pronto que tarde, su brillo tenderá a desaparecer. Sobre todo por la falta de reflexión de la que adolecen y por el exceso de incienso que desprenden y que será imposible mantener en el tiempo. La decencia no es flor únicamente de un día, sino de una trayectoria vital y como no se prodiga demasiado, urge reclamarla, como uno de los factores imprescindibles en política. Incluso para aceptar que ciertas cuestiones no pueden reclamarse, sin haber pedido disculpas previas y hacer ánimo de cambiar de conducta y ejemplo. 

Existen rasgos esenciales de las marcas que es imposible defenestrar si no se quiere que esas marcas, cualquier marca, dejen de ser reconocibles. Así que ojo con las transformaciones de las cualidades específicas, porque nunca saldrán gratis, aunque inicialmente pueda parecer que si. 

Porque esa es otra, la justificación. Para defender unas u otras tomas de decisiones, empieza a sonar “la música” de la importancia de su utilidad, si se quieren conseguir los votos. El pragmatismo, elevado a la máxima potencia, ¡cuidado! No genera confianza.

Carmen Heras



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.