Publicidad en
17 de Agosto. 17:24 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

Españoles de derechas, cristianos, católicos, liberal-conservadores: no os dejéis engañar más por el Partido Popular

1 de Junio | 12:05
Españoles de derechas, cristianos, católicos, liberal-conservadores: no os dejéis engañar más por el Partido Popular

En España, nación de cuyo nombre muchos, demasiados no quieren acordarse, las cosas no son diferentes al resto del mundo, como en todos los sitios, en España también cuecen habas,… es por eso que hay gente que considera que es mucho lo que poseemos que merece ser conservado (a nadie se le ocurre conservar lo malo) y otra que piensa que España (perdón, “estepaís”) no posee nada que merezca ser conservado, que todo lo que nos legaron nuestros ancestros, sean cercanos o menos cercanos en el tiempo, para nada sirve, puesto que quienes nos antecedieron no daban para nada, eran unos incapaces, cuando no unos malvados, o como poco mediocres.


A los primeros, a los “conservadores” es a los que comúnmente se denomina gente de “derechas”, y entre otras muchas características, todos ellos coinciden en que hay que preservar la vida, la institución familiar, el matrimonio entre hombre y mujer (vamos, “el matrimonio de toda la vida”) y que además del derecho a la vida, los hijos también tienen derecho a poseer un padre y una madre, y en lo posible un hogar completo; los conservadores, la gente de derechas también suele coincidir en la idea de que la educación de los hijos (como siempre lo ha sido) es competencia de las familias, de los padres, y que el estado, los gobernantes deben entrometerse lo menos posible, por no decir nada…

La gente de derechas generalmente es cristiana, y en España mayoritariamente católica (aunque algunos afirmen aquel tópico de “católico no practicante”).

La gente de derechas generalmente es partidaria de la economía de libre mercado (eso que algunos denominan despectivamente como “capitalismo”) y partidaria de que el estado se entrometa lo menos posible en la economía (es por ello que muchos que dicen ser de derechas, también se hacen llamar liberal-conservadores)

Igualmente, la gente de derecha es partidaria de que en España haya una estricta separación de los tres poderes, legislativo, ejecutivo y judicial; y además coinciden en que el denominado estado del bienestar es posible gestionarlo de manera más eficaz, haciendo que los bienes y servicios que todos pagamos con nuestros impuestos (los que no defraudan, claro) se gestionen de mejor manera, sean de mayor calidad y nos cuesten lo menos posible.

La gente conservadora, de derechas también suelen coincidir que la unidad de España es algo irrenunciable, y que el “estado de las autonomías” habría que darlo por fracasado, desmantelarlo y recuperar el estado unitario. Por supuesto, la gente de derechas también piensa que es necesario recentralizar la enseñanza, la sanidad, la justicia y todo cuanto ha sido transferido a los diversos gobiernos regionales en las últimas décadas, puesto que todo ello no ha reportado nada bueno y solamente ha servido para crear más gasto, más despilfarro, más burocracia (más funcionarios) más corrupción. La gente de derechas suele también coincidir en la idea de que lo mejor sería crear una sola, única, oficina de contratación de bienes y servicios, y por supuesto, recuperar la unidad de mercado, de manera que se facilite la posibilidad de contratación y se eliminen todas las trabas actualmente existentes para crear negocios, y que impiden la inversión extranjera.

La gente de derechas considera que hay que evitar por todos los medios legales el acceso a las instituciones, de terroristas, separatistas y demás gente que quiere romper España.

Las gentes de derechas son personas generalmente comprometidas en la lucha contra la corrupción, y es por ello que suelen coincidir en la idea de que los partidos políticos, los sindicatos, organizaciones sindicales, y “oenegés” de toda clase deben mantenerse con las aportaciones dinerarias de sus afiliados o adherentes y no ser subvencionados con dinero público…

Las gentes de derechas coinciden en multitud de cosas más, a las cuales no están dispuestas a renunciar, es por ello que a estas alturas, y más después de la última traición del Partido Popular, apoyando la proposición de “podemos” en el Senado para que se generalice el “aborto libre y gratuito”, están obligadas a preguntarse y reflexionar acerca de cosas tales como las que siguen:

1ª.- ¿Para qué sirve volver a votar a un partido que ha traicionado a quienes lo apoyaron, para qué votar a un partido político que una vez alcanzado el poder -con más de 10 millones de votos hace cinco años, ahora con mayoría “minoritaria”- hace lo contrario de lo prometido y sigue practicando las mismas, idénticas, políticas que el gobierno anterior?

2ª.- ¿Alguien recuerda una sola promesa de las que incluía el programa con el que el PP se presentó a las Elecciones Generales del 20 de noviembre de 2011, que el Gobierno de Mariano Rajoy haya cumplido?

3ª.- El Partido Popular miente, descaradamente, pues cuenta una cosa en sus documentos programáticos (aprobados en sus congresos, sea la Convención Nacional que tuvo lugar en Sevilla en 2011, o sea en sus diversos congresos regionales) y luego promete cosas distintas, en los mítines, campañas, intervenciones en televisión, etc.

El Partido Popular ha abandonado hace ya años el humanismo cristiano, y se ha echado en brazos de la perversa, totalitaria, liberticida, "perspectiva de género", cuyo objetivo es acabar con la civilización occidental judeocristiana, empezando por destruir a las familias, apartar a los hijos de sus papás-varones y condenarlos a situaciones de orfandad.

4ª.- El Partido Popular es un partido proabortista. Ha tenido la oportunidad de derogar la ley del aborto aprobada por el Gobierno Socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, y no lo ha hecho, y para más INRI ha acabado apoyando una propuesta del partido de Pablo Iglesias para que se generalice el aborto libre y de forma gratuita (o sea en centros hospitalarios sostenidos con fondos públicos).

5ª.- El Partido Popular prometió derogar todas las leyes de "género", aprobadas durante la década que gobernó José Luis Rodríguez Zapatero, al dictado del lobby homosexualista y feminista de género, también llamado lobby feminazi, a saber: ley de divorcio de 2005 que promueve el desahucio y el repudio de los padres-varones, que impide la custodia compartida, que impide que los papás puedan seguir participando en la crianza y educación de sus hijos menores tras el divorcio, en igualdad de derechos y obligaciones que las madres; la ley de "violencia de género" de 28 de diciembre de 2004 (día de los Santos Inocentes) que priva a los hombres de sus derechos constitucionales, empezando por el derecho a la presunción de inocencia, creó tribunales de excepción (llamados "juzgados de violencia de género") donde se juzga exclusivamente a hombres, y se les castiga más severamente que a las mujeres en caso de incurrir en el mismo "ilícito penal", y generalmente sin pruebas, solamente con la palabra de las mujeres supuestamente maltratadas; también prometió el PP, cuando estaba en la oposición derogar todo lo concerniente a "la paridad" (que incluso está presente en la ley electoral) y todo lo que guarda relación con "cuotas" por cuestión de sexo, y cualquier tipo de situación que rompa con la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos, sin discriminación de ninguna clase, tal como dice la Constitución de 1978.

6ª.- El Partido Popular, cuando estaba en la oposición, prometió reformar la Administración de Justicia, acabando con la situación de entonces, en la que el Consejo General del Poder Judicial estaba en manos de los partidos políticos con representación en el Parlamento, de manera que la Justicia fuera más "justa", menos arbitraria, menos lenta, y fuera accesible a todos los españoles, Mariano Rajoy y sus correligionarios prometieron acabar con la politización de la Justicia y la corrupción y prevaricación judicial y administrativa... Una vez alcanzado el poder hicieron todo lo contrario, se repartieron el Consejo General del Poder Judicial, dándole una parte incluso a Izquierda Unida...

7ª.- El Partido Popular prometió, y no cumplió, hacer una profunda reforma del Sistema de Enseñanza, de manera que se diera preferencia a la preparación, al mérito, a la excelencia, para que la instrucción pública española volviera a ser de calidad, y saliera de la cola de los países de nuestro entorno cultural, tal como demuestran todos los estudios internacionales, tales como el "Informe PISA", que indica año tras año que nuestros niños y jóvenes son quienes más fracaso escolar tienen en la UE, más pronto abandonan los estudios, sin haber cursado la enseñanza obligatoria... El PP habló de hacer "reválidas" periódicamente, evaluar resultados, crear un sistema más selectivo, recuperar la disciplina que se ha perdido en las aulas, recuperar la autoridad de los profesores, también perdida, y un largo etc. Nada de ello se ha cumplido. Por supuesto, la enseñanza media, o sea, la llamada "secundaria" y el "bachillerato" tampoco han sido reformados, y de la Universidad, mejor no hablar...

¡Y habían recibido la confianza de más de 10 millones de españoles y gozaban de absoluta mayoría en el Congreso de los Diputados!

8ª.- El PP afirmó hasta el hartazgo, hasta aburrir, cuando era oposición, que iba a impedir todo intento secesionista, separatista, de romper la unidad de España que se produjera durante su mandato, si es que recibía la confianza de los españoles y lograba gobernar. Luego hizo todo lo contrario... Permitió que los separatistas catalanes desobedecieran las leyes, las sentencias del Tribunal Supremo, persiguieran la lengua española, discriminaran a quienes no les hacen el caldo gordo, y un largo etc.

9ª.- El PP cuando estaba en la oposición prometió que se investigarían hasta donde fuera necesario, y que no quedarían impunes escándalos tales como el "chivatazo del bar Faisán", que se produjo por orden del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, siendo Alfredo Pérez Rubalcaba Ministro del Interior, para impedir que la Guardia Civil y la Policía Nacional detuviera a etarras cuando iban a recibir dinero, resultado de la coacción, la extorsión, lo que ellos llaman "impuesto revolucionario"... Una vez en el poder, nada de nada se hizo. Es más, para mayor escarnio, mayor burla cruel, el Gobierno de Mariano Rajoy ha excarcelado a etarras, les ha dado trato de favor, e incluso algunos se han acabado yendo impunemente al extranjero... Y para remate del tomate permitió que los etarras estén cada día más presentes en las instituciones (a la vez que se jacta, sin rubor, de que ETA ya ha dejado de matar porque la hemos vencido, cuando ha sido la ETA la que ha llegado a la conclusión de que ya no necesitaba seguir matando, pues ha sido el estado el que se ha rendido a ella).

10ª.- El Partido Popular prometió acabar con la estupidez zapateril de la "Alianza de Civilizaciones", la cual nos cuesta miles de euros anuales… Por supuesto, lo incumplió.

11ª.- El Partido Popular prometió reorganizar la administración pública, disminuir la burocracia, dar por finalizado y fallido el llamado "Estado de las Autonomía" y redefinir la organización territorial del Estado... NADA DE NADA hizo durante la primera legislatura de Mariano Rajoy, y menos en la actual. También habló de reformar la administración a escala provincial y local, empezando por la "ley de régimen local"... También eso se ha incumplido.

12ª.- El Partido Popular prometió intentar acabar con la corrupción, empezando por su propia casa, habló -cuando estaba en la oposición- de abrir un debate serio acerca de las diversas subvenciones y subsidios a los partidos, sindicatos, oenegés, asociaciones diversas....

Nada de ello se ha hecho. Al contrario, han aumentado las subvenciones, ayudas a todo quisqui que estuviera en su cuerda, o buscando simpatías y estómagos agradecidos.

13ª.- El Partido Popular ha dado trato de favor a determinados medios de información, y ha concedido licencias de emisión a televisiones que van en el sentido contrario a los principios que dice defender, y ha privado de ello a grupos empresariales que supuestamente son "afines" a las ideas católicas, liberales y conservadoras...

14ª.-  El Partido Popular prometió acabar con los "pinganillos" de traducción simultánea en el Senado... Por supuesto, tampoco cumplió su promesa. También prometió estudiar la manera de dotar al Senado de alguna potestad, de alguna atribución, vamos, que tenga alguna utilidad, pues nadie sabe para qué vale, tras casi cuarenta años de existencia, más allá de para premiar con una jubilación dorada a sus militantes/afilados cuando los diversos partidos, o mejor dicho el grupo de oligarcas y caciques que en ellos mangonean, así lo deciden.

15ª.- El PP prometió acabar con el despilfarro, con el déficit, con el continuo endeudamiento en que nos han metido los gobiernos nacionales de las últimas décadas y los gobiernos de las diversas regiones/taifas. Prometió, también, bajar impuestos. Pues bien, ha hecho todo lo contrario; ha aumentado el gasto, el despilfarro, la burocracia, los "asesores" por doquier... y como era de esperar ha acabado aumentando la presión fiscal y empobreciendo a la clase media.

16ª.- El PP prometió hacer todo lo posible para animar a quienes pretendieran crear empleo, invertir, crear empresas... remover toda la legislación, todos los obstáculos que lo impiden; pues es la única manera de reducir las cifras de desempleo... También prometió hacer lo posible para recuperar la unidad de mercado en todo el territorio español, y crear una única “oficina de contratación de bienes y servicios”; también prometió meterle mano al asunto de las pensiones de jubilación, pues con la cada día mayor esperanza de vida, y el cada vez menor número de nacimientos, el asunto puede llegar a ser realmente preocupante. Por supuesto, nada de nada ha hecho el Gobierno de Mariano Rajoy.

- Y así, una larga lista de incumplimientos...

- Y, a pesar de ello, son muchos quienes aún dicen que más vale seguir votan al Partido Popular ¿para qué?, ¿para que sigan aplicando políticas similares a las que practicarían los partidos socialdemócratas y comunistas?

- Y quienes ya han oído de la existencia de Vox (al que el Partido Popular impide por todos los medios a su alcance que dé a conocer su proyecto político) dicen que Vox es todavía un partido político "pequeño", apenas conocido, sin representación en el Congreso de los Diputados.

Y así es, es cierto, pero el que Vox acabe consiguiendo representación parlamentaria depende de que quienes dicen ser de "derechas", católicos, liberal-conservadores, cambien el sentido de su voto, para lo cual primero es necesario que estén dispuestos a cambiar de opinión.

Es necesario hacer saber a los que se sienten defraudados, desencantados, traicionados por el PP que su voto sí puede decidir, que la utilidad de VOX solo depende de que ellos decidan apoyar a VOX  o no apoyarlo. Es necesario hacerles saber que apoyar con el voto a quienes traicionan lo que ellos consideran irrenunciable es un acto de profunda incoherencia e inmoralidad.

- Hay que preguntarles a quienes aún tienen intención de seguir votando al Partido Popular, aunque sea tapándose la nariz, o con el pretexto de evitar que “podemos” acabe haciéndose con las riendas del poder:

¿Aún tenéis dudas de que Mariano Rajoy y su tropa os han traicionado, engañado, e incumplido todas, absolutamente, todas las promesas que os han venido haciendo en los últimos años, que crearon en vosotros esperanzas, ilusiones, que luego se han visto defraudadas?

Y a los que acaban diciendo aquello de: “Bien, tenéis razón, pero ahora nos sentimos huérfanos y desamparados ¿A quiénes podemos votar los que nos sentimos católicos, liberales, conservadores o simplemente “de derechas?" ¿Cómo hacer para impedir que “podemos” y compañía formen un “frente popular” y se hagan con las riendas del poder? Solo cabe una respuesta, solo cabe decirles, de manera directa, sin tapujos ni circunloquios que solamente les queda apoyar, afiliarse y votar a VOX, que no tienen otra alternativa, salvo que prefieran quedarse en casa, cruzarse de brazos y abstenerse…

Y no se olvide que para que triunfe el mal basta con que las buenas personas no hagan nada, miren para otro lado y se pongan a silbar.

¿Mariano Rajoy, Partido Popular? ¡No, gracias!

Carlos Aurelio Caldito Aunión

Badajoz, Taifa Hispánica del Suroeste, junto a la “Raya”



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.