Publicidad en
11 de Diciembre. 14:30 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial
VALENTÍN SÁNCHEZ CALVO, JUBILADO

NO, NO Y NO DESDE LA “5ª PROVINCIA”

30 de Mayo | 12:14
NO, NO Y NO DESDE LA “5ª PROVINCIA”
Consideremos desde el punto de vista de la dotación de servicios, del reparto de los fondos públicos, que en Extremadura existen de facto 5 provincias: Badajoz, Cáceres, Mérida, Plasencia y Don Benito-Villanueva; en sanidad, se denominan áreas sanitarias, en enseñanza, distritos educativos.

Esta “5ª provincia” está conformada por las comarcas de La Serena, La Siberia y las Vegas Altas del Guadiana, es la de mayor extensión y tiene una población que supera las 150.000 personas, abandonadas a su suerte o al destino. Ahora bien, ni ha recibido de gobierno alguno un tratamiento acorde con esta extensión, potencial económico y carácter rural, ni recibe las dotaciones de recursos por parte del gobiernos central, autonómico y provincial en igualdad de oportunidades; entiéndase globalmente, porque algunos municipios sí que han sacado y siguen sacando tajá. Y es que tener en consideración política, social y económica la zona Don Benito-Villanueva, rompe el equilibrio regional: Badajoz-Mérida; Cáceres-Plasencia. Han transcurrido 10 años desde que advertí al actual presidente extremeño, en su presentación como candidato, de la necesidad de organizar territorialmente Extremadura de tal forma que desapareciese la raya provincial, cuya existencia aleja a determinadas personas de los servicios públicos.

Años atrás, la “5ª provincia” fue privada de campus universitario, no así Mérida y Plasencia; y, que conste, que gran número de extremeños considerábamos ya en aquellas fechas que Extremadura por sus características socioeconómicas no podía permitirse el lujo ni de dos, ni de tres, ni de cuatro, ni de cinco campus universitarios. Pero, “abierto el melón…” El gobierno regional cortó con celeridad y firmeza la demanda de Don Benito-Villanueva, no así las propuestas de Mérida y Plasencia.

En la actualidad, sirva como botón de muestra el hecho de que la Fundación Amancio Ortega va a donar 12,8 millones de euros al Servicio Extremeño de Salud (SES) para la adquisición de cuatro máquinas de radioterapia “de última generación” (aceleradores lineales) con destino a hospitales de Badajoz, Cáceres, Mérida y Plasencia. Habría que preguntarse por qué ha sido excluido el hospital Don Benito-Villanueva. Hospital donde las habitaciones de la III y IV  plantas están ocupadas por tres enfermos, otros permanecen más horas de las debidas en el Servicio de Urgencias o en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en espera de una cama. En alguna habitación se ha reciclado el cartón para paliar el deterioro de una persiana, y las persianas agujereadas por la última gran granizada permanecen en su sitio. ¿Se imaginan lo que ocurre cuando, desgraciadamente y con frecuencia, fallece un paciente hospitalizado en las plantas referidas y atendidas por Medicina Interna?

Son sonadas también las averías del ascensor del Centro de Especialidades de Don Benito, que obligan a que los pacientes reciban la atención sanitaria en un despacho de su planta baja.

Parecería razonable que una respuesta inmediata a esta situación pasase por ampliar el actual hospital y dotar de recursos humanos y materiales al hospital Siberia-Serena Este de Talarrubias. Hospital este último, que no alivia el ingreso de pacientes en el Comarcal Don Benito-Villanueva, ya que carece de facultativos especializados y de otros medios. La mayoría de pacientes que ingresan en el Siberia-Serena terminan hospitalizados en el Comarcal Don Benito-Villanueva  y,  en otras ocasiones, se les moviliza para determinadas pruebas. Hasta Talarrubias se desplazan diariamente los facultativos con destino en el  hospital Don Benito-Villanueva, por lo que el tiempo que emplean en realizar el trayecto se detrae de la atención a pacientes y, encima, estos profesionales tienen todo el derecho a que se les indemnice por razón de este servicio. Y, ¿qué decir cuando pacientes residentes en las proximidades del hospital Don Benito-Villanueva son intervenidos de forma ambulatoria en Talarrubias? ¿Es una manera de justificar la inversión realizada, aunque sea a costa de los pacientes? Porque, en general, los profesionales que realizan las intervenciones son los mismos que las llevan a cabo en Don Benito-Villanueva. En definitiva, un hospital Siberia-Serena Este, “el más bonito de todos”, en palabras del actual gerente del SES (acto institucional con motivo de la conmemoración del X Aniversario de su inauguración), cuyo funcionamiento es muy costoso y  no presta el servicio que debiera en un área sanitaria tan extensa.

Mientras tanto el gobierno autonómico se ha gastado más de un millón de euros en un proyecto para construir un nuevo hospital Don Benito-Villanueva, sigue dispuesto a gastarse otro en ajustes de ese proyecto, y tiene decidido pagar la superficie a expropiar para su ubicación, aún cuando dispone de suelo gratuito y en mayor extensión a las traseras del actual hospital. Parecería razonable abandonar este proyecto dadas las circunstancias actuales, que hacen inviable su construcción a corto y medio plazo.

Pero eso sí, hay euros para gastar en traviesas del AVE (que ya no será tal), en avión (a ver quién utiliza este servicio), en desdobles de carreteras, mejora de accesos a poblaciones, gastos de funcionamiento y mantenimiento de palacios de congresos locales… ¿No quedamos en que lo prioritario es sanidad, enseñanza y dependencia?

Si nos detenemos en el recién aprobado Plan de Infraestructuras 2017-2020, comprobaremos que no contempla actuación alguna en carreteras para esta “5ª provincia”. Se ve que a ojos del gobierno extremeño la totalidad de carreteras gozan de buena salud.  Sugiero que sus responsables hagan el trayecto Helechosa- el Bohonal- Villarta de los Montes, o se desplacen a Ciudad Real desde Cabeza del Buey pasando por Capilla, por citar dos ejemplos. En cambio, hay actuaciones previstas en la zona, entre otras, la mejora de accesos a Don Benito y el desdoble de la carretera de Guadalupe en Villanueva.

¿Y de la línea de ferrocarril en su tramo Cabeza del Buey-Puertollano? Porque detraer una partida del AVE o sustituto para su mejora qué bien vendría a esta 5ª provincia.

En enseñanza, la Consejería de Educación anuncia la construcción de 6 centros más, que estaban contemplados como reformas. En el distrito le ha tocado a Quintana de la Serena, bienvenido sea. Pero, ¿qué pasa con el colegio tan necesario en Don Benito?, reivindicado sucesivamente por PP-PSOE cuando alternaron oposición, que cuenta con el solar correspondiente, y su construcción está justificada desde el momento que los colegios de esta población cuentan actualmente con unidades que escolarizan a más de 25 alumnos.

Habría que cuestionarse el cómo se toman estas decisiones y propiciar la participación de la ciudadanía en los acuerdos que adopten los gobiernos en sus diferentes ámbitos, ya que hablamos de la gestión cotidiana de los escasos recursos que tenemos en Extremadura. En lugar de hacer una política de intereses, resultaría transparente y eficiente el llevar a la práctica una verdadera política de las personas, que invite a la participación, a la manifestación libre del pensamiento crítico, que haga desaparecer el silencio cómplice de unos y la mirada para al lado de otros; de tal forma, que nos sintamos fuertes para mirar de frente a los ojos de nuestros hijos. Porque aflora en muchos extremeños y extremeñas el sentimiento de que se nos esconden los verdaderos intereses que orientan determinadas actuaciones, que, en ocasiones, nada tienen que ver con la utilidad social en la que se escudan sus promotores. Hecho que conduce a la degradación del papel a jugar por la política.

“He llegado a la conclusión de que la política es un asunto demasiado serio para dejárselo a los políticos”. (Charles de Gaulle).



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.