Publicidad en
11 de Diciembre. 14:32 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

Los parásitos que escribimos

23 de Mayo | 07:31
Los parásitos que escribimos
Hoy me he despertado un poco parásito, lo siento.

Es algo que he de reconocer antes de tirarme a la piscina con algo que he parasitado en las redes sociales.

Hoy me levantado chupando muebles y la sangre de mis padres, he bebido de la tinta resistente al paso de los años para que en mi interior fluyan palabras decentes de escritor neonato. Pero sigo siendo un parásito, que conste. 

Y como parásito que soy hoy, como ser hospedante que salta y recuerda, que tiene memoria y que lee, parasitaré la fecha del 27 de febrero de este mismo año, 2017, para quien aún no lo sepa. Siguiente paso del parasitismo: el lugar. Y el lugar de mi acción es el “XL Semanal-zenda”. Concluyendo con la primera estratagema de simbiosis depredadora, ¿qué estoy libando con tanto misterio? Un ente potente como “Articulistas parásitos”. ¿Y qué es este ente? Una creación de un genio de las letras.

Pero es que en este día de San Celestino, uno lo depaupera todo, y su sed de piojo carroñero le permite establecerse en otro ente que ha nacido y que se hace llamar “Cristina Hendricks y nosotros”, también del “XL Semanal”. Ambos artículos de la misma pluma.

Ya satisfecha la avidez de tenia depredadora, el parásito se dirige al siguiente proceso: analizar

Esta persona, en el primer artículo citado, comenta su opinión acerca de una nueva generación de parásitos que manchan el nombre de los grandes articulistas, y cita a Larra, Gómez de la Serna o Umbral. No solo eso, sino que además explica concienzudamente el proceso del hacer de estos articulistas contemporáneos con granos en la cara e impúberes aún (por lo tanto yo también me incluyo con mi aspecto de lozanía). Que copian a las efemérides para elaborar un artículo con palabras semejantes a las suyas. “Por su propia naturaleza, raro es que el articulista parásito tenga la formación, la cultura y el talento del parasitado”. Textualmente así lo dice.

Me deberé introducir hoy en el saco, por eso me he despertado un tanto parásito, porque estoy haciendo algo lamentable para el autor de “Articulistas parásitos”, el mismo, por cierto, que firma la celebérrima creación de “El Capitán Alatriste”; y es extraer información de otro escritor, un genio debe de ser, para afrontar uno mío, uno que escribo generalmente cada dos semanas, y como joven e inmaduro, inexperto e insolente, debo recurrir a los grandes plumistas como él para llevar por el buen camino mis palabras.

Entre tanto parasitismo, perdonen que repita tanto esta palabra, es que el personaje al que me refiero también la empleó demasiado y como soy inculto y cuasi analfabeto, es la única que me sale en este día aciago en el que he abierto los ojos.

Tras leer estas palabras, me encuentro con otras acerca de las tetas grandes de la Hendricks, y de una reunión de golfos, pichas agitadas, testosterona expelida por fenómenos de evaporación debida a la calentura corporal por tanta guarrería, de maleducados  y cavernícolas. ¿Para qué una óptima mano hacedora de maravillosas originalidades? Para después demarcar tu aspecto de culto y de gran articulista, redirigiendo otro de hombre primitivo y de cazador de féminas.

“Esa gringa no puede escaparse viva”, cuenta también el señorito donjuanesco, y se gira a uno de sus amigos, como quinceañeros en la barra de la discoteca expectantes de plantar un árbol en hoyo vacío…, para decirle: “Tú eres el guapo y el cachas de esta mesa”. Y otro puntualiza: “Nuestro semental de concurso”. 

Barbaridades, obscenidades de la falta de respeto y de la soberbia del mismo que ha publicado esta temporada su novela de “Falcó”. La galantería y la elegancia, unidas a la clase de uno, se ganan con la educación. Y la imponencia como autor no debe decaer ante estas situaciones.                                 

Mi última pregunta, como parásito, es: ¿el parasitismo, como plaga vírica, se ha extendido desde esa juventud creadora que mediante medios digitales escribe artículos (como soy yo) hasta llegar a los gigantes de la Literatura?

Los inopes, un servidor, después de leer a maestros que firman cosas tan desastrosas como las de la Hendricks, pasadas unas horas del día de hoy, se sentirán menos parásitos. El mayor parásito es el que envidia a los parasitados. 

Un saludo, querido amigo, idolatrado escritor, galardonado con tantas cosas, seguiré siendo, a pesar de todo, fiel a tus “Patentes de corso”, estimado Arturo Pérez-Reverte, a quien le mando un abrazo literario ficticio: no pretendo arrimarme mucho a usted no vaya a libar su sangre de macho seductor…



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.