Publicidad en
25 de Noviembre. 12:05 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial
MIS MARTES AL SOL

Atanasio Naranjo, un emprendedor entre el Zújar y el Guadiana

16 de Mayo | 12:52
Atanasio Naranjo, un emprendedor entre el Zújar y el Guadiana
La palabra emprendedor lleva unos años de moda; programas, proyectos, cursos e iniciativas diversas por todas partes, inundadas de información y propaganda, intentan convencernos de que este concepto es la solución a una crisis tras la que ya no caben más plazas para funcionarios o empleados públicos en las administraciones. Pero no es fácil hacer emprendedores por decretos ni por subvenciones. Emprendedores de la talla de Atanasio Naranjo se forjan a lo largo de toda una vida, soportando la prueba y el error, el éxito y el fracaso, desarrollando un sentido permanente del riesgo, al que vencen con intuición, inteligencia y perseverancia. También con espíritu explorador y aventurero.

La historia que el creador de “Tany Nature” contó ayer al auditorio del Foro Sénior fue un relato sereno y vibrante. Sus palabras fluían tranquilamente sobre una historia de recuerdos, cuya cronología tenía bien grabada en su memoria y no necesitaba enfatizarlos ni recitarlos a estas alturas de su vida después de tantas batallas libradas. Sin asomo de vanidad nos fue contando lo peculiar y feliz de su infancia, a pesar de la dureza a la que se enfrentaron los colonos del Plan Badajoz y de haber vivido un tiempo debajo de un peral. De las influencias que fue encontrando en el camino, concretadas en el “cura del Opus” de Valdivia y en “el cura Rojo” de Entrerríos, entre las que él fue cogiendo lo que pudo de cada uno de ellos, hasta que decidió a los 17 años irse a cargar camiones al mercado de Legazpi, con el afán de conocer los mecanismos por los que la fruta se vendía tan barata en Extremadura y tan cara en Madrid. El ya tenía decidido que quería ser agricultor, aunque para muchos fuera la profesión peor mirada, pero estaba seguro de que tenía que haber otra forma de trabajar y de hacerla rentable.

En un momento de su relato hace mención de su breve paso por MERCOGUADIANA, donde creció su conocimiento y manejo del mundo de la fruta. Mientras hablaba, yo recordaba cómo entidades públicas como la mencionada han servido para que algunos las arruinaran y se montaran luego a lo grande en el sector privado, y otros salieran decididos a cruzar el Atlántico y seguir aprendiendo de un sector al que veían un gran futuro, como era el caso de Atanasio. Su peripecia a partir de los conocimientos que adquirió en Chile ya no paró y ahí nació la internacionalización de su proyecto. Su pequeña empresa comercializadora frutícola y su especialización en la fruta de hueso, contribuyeron a una verdadera revolución en ese sector, abarcando todo el ciclo productivo en el que implantó variedades nuevas y se dotó de sus propios viveros.

También nos narró el abanico de países que fue visitando e incorporando pacientemente a sus exportaciones, hasta llegar a China, ese gigante del comercio globalizado, al que se llega lentamente y en el que parece que solo lograrán permanecer y hacer negocio los que tengan una calidad y seguridad alimentaria contrastada por ellos. Después de esa tarea paciente, realizada durante años, Tany Nature ha empezado a meter contenedores de fruta en serio en el gigante de la economía asiática, con el que son ya 35 países a los que exporta sus productos.

También aludió a los fracasos que inevitablemente acompañan a toda obra empresarial y que ponen a prueba al emprendedor y nos dejó entrever que se plantea nuevas inversiones y actividades en otras zonas extremeñas que han sido atacadas por el fuego, cuyos frutos podrían ampliar la actividad laboral todo el año y el carácter social de una empresa en la que el empleo, sobre todo femenino, llega hoy a cotas que se aproximan a los 2000 empleos y a casi 3000 de Junio a Septiembre.

A lo largo de su intervención puso como referencia los valores en los que fue educado, y la cultura del esfuerzo y el riesgo en la que tuvo que forjarse. Emplear el dinero del paro y el de un crédito que consiguió a altos intereses en la creación de su empresa son actitudes que muchos jóvenes de hoy no asumen porque no están siendo educados en esa cultura del esfuerzo. Una vez conseguida una empresa diversificada y de grandes dimensiones, nos decía que hay que seguir investigando e innovando dado el grado de competencia y de rápida evolución que se experimenta en esta sociedad globalizada en la que tenemos que competir. Sus reflexiones emocionaron a un auditorio consciente del enorme esfuerzo que Atanasio tuvo que hacer a lo largo de su vida, en las que puso de manifiesto la lucha constante que toda obra empresarial requiere y las posibilidades cada día mayores que existen de seguir ampliando esa aventura empresarial en una tierra como la extremeña que tanto lo necesita.

Atanasio Naranjo se pasó media hora del tiempo establecido, pero al final todos se lo agradecimos. No es fácil escuchar una historia de emprendimiento como la suya, basada en la creación de TANY NATURE, seguramente la empresa agroalimentaria más grande, moderna e internacionalizada de Extremadura. De todas formas debo decirles que hay un buen ramillete de empresarios extremeños que están apostando por la innovación y la internacionalización en empresas de pequeña, mediana y gran escala y ellos son nuestra esperanza de futuro.


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.