Publicidad en
13 de Diciembre. 12:05 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Cultura, literatura, historia, música
LA PUERTA DE TANNHÄUSER

Tiempos particulares

25 de Abril | 11:54
Tiempos particulares
Yacemos anclados a una época que se distingue de sus predecesoras por el culto a la especialización.

Toda la razón que cultivamos, se enarbola gracias a la particularización, a la segmentación del conocimiento, y aunque gracias a ello, hemos alcanzo unas cotas de entendimiento muy profundo del estado de las cosas, en ocasiones, este conocimiento no es aprovechable por la falta de una madurez aglutinadora que sí existía en otras épocas, el verdadero ente catalizador que ha hecho fluir todo el engranaje del saber con mayúsculas.

Mediante la manera de proceder inherente a nuestro tiempo del conocer puntual, hemos generado una amalgama de ideas dispersas: gota a gota vamos rellenando el vaso de lo inexplicable a ojos de nuestra consciencia.

Pero este mecanismo adolece de algunas deficiencias mayúsculas, como es el hecho de la prescindencia de la figura de los Genios Totales, los especialistas en la generalidad, maestros en aquello del saber en sus diferentes ramas de conocimiento, auténticos crisoles de sabiduría capaces de manejar no una sino todas y cada una de las fuentes de conocimiento que existen en nuestro mundo, el que se forma en el interior de nuestra propia mente.

Debido a la obsesión contemporánea por el pragmatismo de lo particular, hemos condenado al ostracismo a aquellos que tiene dotes en ese arte antiguo del erudito completo; No es tiempo para Lenonardos ni para Goethes. No son bienvenidos, no interesa el cazador de ideas dispersas porque en los abismos del conocimiento profundo reside también la ignorancia del todo. El saber especializado de una cosa implica la dispersión del conocer frente a lo absoluto, y ese, nos guste o no, es el paradigma actual del ámbito academicista.

Yo entiendo el saber desde una perspectiva orgánica, completa, integral: no todo vale, pero con poco de todo o con mucho de una cosa, tampoco se consigue nada. Me considero un adorador de los tiempos en los que los científicos eran también artistas, y los artistas hombres de ciencia, me recreo en ciertos momentos históricos en los que los sabios eran tales porque manejaban toda la sabiduría de la época, y así eran valorados.

Estos hombres cultivados fueron los líderes de las sociedades de su época, su criterio era venerado, alumbraba el camino de todos los hombres. Hoy, son solamente un vago recuerdo, y su papel en la sociedad lo han ocupado otros, los hijos del conocimiento sesgado en el mejor de los casos. Ellos son los ídolos de masas de los tiempos modernos.

Siento nostalgia por épocas que no he llegado a vivir nunca, lugares remotos, lejanos, de naturaleza arcaica cuya puerta solamente se puede abrir desde este lado de la historia mediante el estudio de las palabras ajenas. En esos pasajes de nuestro legado, florecieron en sus diferentes primaveras todos los seres geniales de los que hablo, mentes privilegiadas que abrieron sus venas repletas de conocimiento inalcanzable para las mentes de los hombres pequeños que les fueron coetáneos, pero que ellos, gracias a ese don especial de buscar el saber absoluto, sí fueron hacedores.

Recuperemos la obra y gracia de todos ellos, enaltezcamos el advenimiento de nuevos individuos que vean en la cultura total el alimento de su alma, porque la única esperanza que nos queda para poder sobrevivir al inhóspito camino de los tiempos modernos, es el de la revolución cultural, revolución ésta que debe desencadenarse en el interior de cada uno de los hombres desde la necesidad del entendimiento del todo por el todo.



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.