Publicidad en
26 de Julio. 08:36 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

Ojo al dato

17 de Abril | 21:56
Ojo al dato
Bueno, pues aquí estamos, finalizó la Semana Santa: tiempo parcial entre lo laico y lo religioso, pizca de vacaciones y pizca de vida corriente, disfrutando del sol y los paseos, viviendo la primavera

La sensación de que asistimos a los mismos ritos y costumbres en cualquier sitio, es real. Alguien me comenta, para contradecirme, el dato de que las ministras de Zapatero apoyan a Sánchez, mientras el expresidente defiende a Susana. Será que las piezas tienden a ligarse de mil formas distintas cada vez que los avatares mueven con decisión el envoltorio. Como en un caleidoscopio. 

Tengo para mi que de la falta de conocimiento de cuestiones ya resueltas, deriva la falta de rigor en la exploración de nuevos asuntos. De ahí, y de la vana creencia de que es posible construir algo nuevo obviando lo anterior, ocultándolo. Por eso no se cierran bien las etapas. 

En el año 1995 (de repente han pasado 22 años), se me pidió que redactara unas notas al programa electoral que, sobre Urbanismo, el Psoe presentaba en las elecciones municipales de aquel año, y que lo hiciera desde una perspectiva femenina. Leí algunas cosas que ya se hacían en otros lugares de Europa, e intervine para añadir a las pautas predefinidas, cuestiones tales como lo necesario de los espacios abiertos (que dan sensación de mayor seguridad), las aceras grandes por donde puedan transitar los carritos de la compra, las sillas de los bebés o ancianos e incluso los tacones de los zapatos femeninos, lo obligatorio de los parques infantiles con juegos específicos, el transporte público acondicionado, las luces, las guarderías cercanas al trabajo... 

Se nos antojaba que llevar la manera de entender la distribución de los espacios por las mujeres, certeramente diestras en la organización de las zonas personales y cercanas, aplicándolo en lo público, era particularmente progresista. No hay dudas sobre la gran perspicacia femenina en estos temas, tan acostumbrada a ordenar cajones y casas. Con ello se hacían políticas de igualdad. 

Por aquel entonces en algunas cuestiones se me tuvo en cuenta. Algunas se han desarrollado, andando el tiempo. Otras, no tanto. Curiosamente la referida a que los horarios del comercio estuvieran más adecuados a los horarios familiares la ha logrado la iniciativa privada de los grandes centros comerciales. El que las reuniones políticas, empresariales, sindicales... se adelantasen para que mayor número de mujeres pudiesen asistir sin sentirse mal por no darles de cenar a sus hijos ... pues no. 

Es cierto que, en poco tiempo han cambiado las costumbres, aunque sucede que en campos como el urbanístico  demasiadas veces no es posible la marcha atrás, pues las normativas previas a las actuales han modelando las localidades de una determinada manera y resulta prácticamente imposible hacer nada al respecto.

 

Es difícil decir, en el terreno del discurso, algo nuevo y que no suene a "ya visto" . Por eso recomiendo prudencia a los grandes profetas del presente, tan subjetivos en su "pensamiento" actual. Tanto que parecen creer que lo están reinventando. Mientras se "ningunean" proyectos anteriores tipificándolos de viejos... Y no lo son.

Carmen Heras

 

  



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.