Publicidad en
22 de Junio. 22:37 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

El efectivo voto regionalista

6 de Abril | 11:59
El efectivo voto regionalista
Para Extremadura, como tantas otras ocasiones, el reparto del parné en los PGE no ha sido satisfactorio y, las inversiones prometidas, especialmente en el ferrocarril, se van a dilatar en el tiempo. Ya han salido a los medios políticos y sindicalistas de pro mesándose los cabellos y acusando al gobierno central de ejercer el sectarismo con los extremeños. Nada que no haya ocurrido otras veces y, según quien gobernase, tuviera unos u otros protagonistas. En esta Comunidad estamos abocados a la racanería presupuestaria del partido gobernante de turno. Somos de natural conformistas, sólo damos una voz más alta que otra en muy contadas ocasiones y, además, no existe una reacción causa efecto, aquí, pase lo que pase, en las elecciones generales votamos a los mismos, vamos que nos va la marcha.

Valga este preámbulo, ya conocido por el respetable, para hacerles notar que sólo una Comunidad, amén de Cataluña que va por libre, ha visto cómo aumentaba notablemente su partida presupuestaria para inversiones y ésta ha sido Canarias. Lo curioso es que este aumento presupuestario no se ha debido a las gestiones del PP canario, del PSOE canario, de Ciudadanos canario o de Podemos canario, ha sido gracias a los partidos regionalistas de las “Islas Afortunadas”. La correlación de fuerzas existentes en el Congreso ha dado un valor añadido al voto regionalista y, como ya había ocurrido en otras legislaturas, los canarios han sacado partido de su exigua representación para llevarse el parné para su tierra.

En mi condición de regionalista extremeño, aunque huérfano de partido, siempre he dicho que un diputado regionalista en Madrid podía hacer mucho más por esta Comunidad que los diputados mercedarios de los partidos de ámbito nacional. Si hay alguna comunidad en España necesitada de un partido regionalista fuerte esa es, sin lugar a dudas, Extremadura. También es verdad que los partidos regionalistas extremeños han ido de mal en peor por diversas causas, unas endógenas y otras exógenas. La falta de unidad ha sido, en mi opinión, uno de los factores principales del fracaso electoral, pero hay que reconocer que es muy complicado llegar a acuerdos cuando los personalismos se imponen al bien común y lo personal a lo político. Otro aspecto a tener en cuenta es la radicalización ideológica de algunos hacia postulados que rayan en la extrema izquierda, que ha hecho que mucha gente salga disparada y que se pierda espacio político. Los pactos con el PSOE y el PP también han pasado factura, aunque fueron por una cuestión de supervivencia económica y de buscar presencia en los medios. Hay también otra causa ajena a los partidos y, en mi opinión, de gran importancia, los medios de comunicación nunca han prestado atención al regionalismo, es más, yo me atrevería a decir que quizás, por presiones externas, han boicoteado, minusvalorado o silenciado los logros de los políticos regionalistas cuando han tenido responsabilidades políticas en ayuntamientos, diputaciones o asamblea regional. Muchos ejemplos podría poner de lo que digo si alguien lo pone en duda.

¡Qué ocasión!, como les decía, un voto regionalista extremeño podría haber conseguido, entre otras cosas, que el AVE extremeño fuera una realidad en muy poco tiempo o tener un plan especial de industrialización en la región con inversiones contantes y sonantes. ¡Qué le vamos a hacer, “semos asin y asin nos va”!

D.B.



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.