Publicidad en
16 de Diciembre. 21:46 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

Es un juego

22 de Marzo | 12:37
Es un juego
¿En qué nos hemos convertido? ¿Hasta dónde vamos a llegar? ¿Qué nos queda por ver? ¿Cuál será nuestro futuro? ¿Cómo serán quienes conformen el día de mañana? Seguro que más de uno habrá pensado que estoy hablando de política y políticos, pues bien, esta vez no, voy a dejar aparcado el tema por un rato y voy a tocar otro de alto voltaje y, por desgracia, a la orden del día y a pie de calle.

 
El fin de semana pasado hemos asistido a algo que cada vez resulta más normal, más cotidiano, más de andar por casa, y no, no estoy exagerando y habrá quien se lleve las manos a la cabeza al leerlo pero por desgracia es así y tenemos que ser realistas, la violencia en el deporte está ahí y no vale taparla ni excusarla.

Algo tan natural como un partido de fútbol de niños, quién sabe si encierre alguna futura estrella, se convierte en una batalla campal pero de las grandes. Una entrada en el césped fruto del juego acaba con puñetazos, patadas e insultos en las gradas fruto del no saber estar de los padres, de la mala educación, las faltas de respeto y la violencia. ¡Es un juego!

No nos queda tan lejos el tema, es más en repetidas ocasiones he asistido a lo que me parecía de lo más bochornoso y surrealista que me podía imaginar. Niños de unos siete u ocho años, unos micos que no levantan dos palmos del suelo jugando como profesionales pero disfrutando como lo que son, los pequeños de la casa, y en las gradas un grupo de padre vitoreando, aplaudiendo cada pase, alegrándose por los goles y…a grito “pelao” por las entradas, caídas y malos pases, llegando a insultar a sus propios hijos, y qué decir de lo que salía por esas boquitas hacia el árbitro, bueno, árbitro no, era el profesor de las actividades extraescolares. Y sí, doy fe porque lo he vivido durante un curso entero día sí y día no.

¿Qué pretendemos con ello? Son niños, lo que tienen que hacer es divertirse, entretenerse, pasarlo bien, aprender, colaborar, estar con los amigos y hacer otros nuevos, son niños y por ahí hemos pasado todos.

¿Dónde está el problema? Muy fácil, en nosotros mismo que cuando nos sentamos frente a un Madrid- Barcelona soltamos por estas boquitas lo que no está escrito, si pudiéramos saltábamos al césped y solucionábamos el problema. Y también está en los propios jugadores, sea fútbol o la disciplina que sea, es su trabajo, sí, pero tienen una responsabilidad para con aquellos que estamos del otro lado, y entre ellos están los reyes de cada casa, de las suyas incluidas.
 
Al fin y al cabo somos unos energúmenos de mucho cuidado y lo sabemos, y lo reconocemos e intentamos poner solución ante circunstancias como éstas pero nos dura lo que la noticia esté en primera plana y si no al tiempo, a ver qué ocurre en todos y cada uno de los partidillos, partidos y partidazos de estas semanas venideras, ¿será una balsa de aceite?


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.