Publicidad en
17 de Octubre. 07:48 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial
MIS MARTES AL SOL

¿Hay vida más allá del IBEX·35?

7 de Marzo | 13:06
 ¿Hay vida más allá del IBEX·35?
Acaba de salir un libro titulado: “IBEX 35, una historia herética del poder”, de Rubén Juste, un sociólogo escandalosamente joven, que hace una radiografía del poder en España que no podrá pasar desapercibida para los que forman ese “Club Selecto de Empresas”. Tampoco para tanto académico y especialista económico de pacotilla como tenemos por metro cuadrado. Y por supuesto para las “grandes figuras históricas del PSOE”, por la contribución decisiva que hicieron y hacen para que estas grandes familias económicas sean hoy un Estado dentro del Estado. Parece ser que “El Coletas”, Monedero, el General Rodríguez Fernández y otros miembros de la Cofradía de Podemos, ya lo han leído y estaban encantados con él. No sabemos si se les atragantará o les dará algo más de lucidez en el asalto estratégico a los cielos del que nos vienen hablando. Lo que sí es seguro es que los Pablo Isla (Inditex), Botines (Santander), González (Slim) y compañía tomarán buena nota del atrevimiento de este joven sociólogo, bien para silenciarlo en lo que puedan, o para replicarlo y contraprogramarlo con la legión de sicarios académicos que tienen a su servicio, tarea en la que se darán la mano el PSOE y el PP.

Hecho este apunte, por si a algunos le pica la curiosidad de leer el libro, me pongo a cavilar como un jubilado de provincias, que se pasó la vida criticando a su manera a los grandes empresarios, como Aguirre Gonzalo (Presidente del “Club de los siete grandes” y miembro de más 40 Consejos de Administración), y también a Boyer y Solchaga, que trocearon y regalaron la banca y algunas empresas públicas, para servir en bandeja a estos grandes señores la situación de privilegio absoluto que hoy tienen y que les permitió humillar a Zapatero y a todos los españoles de la forma tan cruel como lo hicieron y seguirán haciéndolo. Y en mis cavilaciones me pierdo cuando subo el nivel del análisis y miro con vértigo para el monstruo surgido en EE. UU.; cuando veo cómo sigue la expansión de China ( creciendo a más de un 6%); o las nuevas relaciones de Rusia con EE.UU., en las que hay que contener la respiración; en el panorama de la Unión Europea (después de lo del Brexit), en la que deberíamos poner nuestras grandes esperanzas… y para qué seguir hablando del resto del mundo. La pregunta obligada es si quedarán esperanzas de que un capitalismo civilizado pudiera ganarle la partida a este otro neo-liberalismo sádico, bélico y monopolista que se ha desatado en los puntos críticos de la geografía mundial y si tendremos capacidad para retornar a una socialdemocracia, aunque sea más austera, ahora que la “cuarta revolución industrial” nos promete cambios espectaculares, que bien orientados podrían mejorar tanto la vida de las gentes.

Desgraciadamente no parece ser este el derrotero que está tomando la economía. La subida de tipos en EE.UU., crea una ilusión financiera que hace subir las bolsas mundiales y entre ellas el IBEX. La baja rentabilidad de las imposiciones en Bancos, vuelve a hacer atractivo el mercado inmobiliario, que se está activando en las grandes ciudades, retornando de nuevo a la subida de precios que nos llevó a la anterior burbuja inmobiliaria, ahora para intentar arrendar la vivienda a unos jóvenes a los que la precariedad de su contrato y la escasa retribución les impide acceder a la propiedad. Todo parece indicar que volvemos a tropezar en la misma piedra. Nos vendrá otra burbuja, quizá no tan fuerte como la anterior, pero esta vez lloverá sobre mojado. Mientras no aprendamos que es el trabajo y no la especulación la que debe mover la economía, mal futuro nos espera; de ahí la importancia que vengo señalando desde hace algún tiempo en esa serie de pequeños y medianos empresarios y emprendedores, que hacen productos excelentes a la vez que se internacionalizan cada día más. Y ello en un espacio rural como Extremadura, en la que a pesar de los indicadores negativos en eso que llaman “Desarrollo”, tiene una gran riqueza en recursos naturales. Y es aquí donde debemos poner nuestras esperanzas.

Lo que nos cuenta Rubén Juste en su libro sobre el IBEX 35 no puede dejarnos indiferentes, ya que esos monopolios pueden estrangular muchos de los esfuerzos que hagamos en cada territorio de esta España moderna. Y sobre todo seguir precarizando la vida de los jóvenes, mayores, personas con discapacidad, y de la gente en general. Su libro me ha recordado el impacto que hace cincuenta años nos causó aquel de R. Tamames, titulado “Los Monopolios en España”. Espero que los poderes ocultos no consigan que el libro de Rubén sobre el IBEX 35 pase inadvertido.


Lo más leído en Opinión
SIN PROPÓSITO DE ENMIENDA
ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.