Publicidad en
28 de Marzo. 04:26 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial
SIN PROPÓSITO DE ENMIENDA

Atraco de luz

20 de Enero | 10:55
Atraco de luz
El código penal debería contemplar penas de cárcel no sólo por atracar a la luz del día, sino también por atracarte con la luz. Y es que la subida del recibo de la luz perpetrada por el oligopolio eléctrico español no tiene otro nombre: atraco. Sinónimos posibles: robo, latrocinio, atentado a la vida de las personas.

Que el régimen eléctrico español debe ser reestructurado, es una obviedad, menos para el gobierno; que el sistema que regula las tarifas huele -como la Dinamarca de Hamlet- ha podrido, es cosa sabida por todos, menos por los ministros del gobierno.

La luz viene subiendo desde que el mercado de la electricidad se privatizó. Cuando dejamos de tener un servicio estatal, que garantizaba su cobertura a todo el mundo, se dijo, nos dijeron, que gracias a la competitividad el recibo bajaría. Algunos –los incautos en la viña del señor- se creyeron el cuento. Desde aquel momento, no ha parado de subir. Si hace calor, sube. Si hace frío, sube. Si se estanca el consumo, sube. Si aumenta la demanda, sube. Sube igual que los millonarios salarios de los miembros que se sientan en los consejos de administración de la Cosa Nostra Eléctrica: 45.000 euros al día, ¡al día!, cobran algunos de sus directivos.

Entre los miembros de esta Mafia de la electricidad, por cierto, se cuentan a muchos ex ministros y dos ex Presidentes de este país, del PP y del PSOE; amen de algún consejero autonómico de CiU. La puerta giratoria es lo que garantiza que ningún Ejecutivo meta sus narices para impedir que se sigan cargando sobre las espaldas de los trabajadores las plusvalías millonarias que quieren obtener los dueños de las eléctricas. El negocio que no cese, aunque tengamos a familias teniendo que alumbrarse con velas o muriendo por causa de estos despropósitos.

Tenemos el recibo de luz más caro de Europa y desde 2008 se ha disparado la subida. Los sucesivos gobiernos del PSOE y del PP son directos responsables, porque podían hacer algo y no quisieron. ¿Por qué no hicieron nada?: lean otra vez el párrafo precedente a éste.

Estos días de barbarie tarifaria ha salido en los medios de comunicación el futuro miembro del consejo de administración de Iberdrola, Gas Natural o Endesa, hoy en funciones de Ministro de la Energía, constatando la realidad: la luz sube, han dicho. Ha continuación, ha justificado porque sube. Tras semejante proeza intelectual, explicarnos que la luz está subiendo, uno esperaría que desgranase las actuaciones, decretos y leyes que, en consecuencia, va a impulsar para impedirlo... Pero no, nada ha dicho. Nada ha sugerido. Nada ha propuesto.

La Política es el arte de intervenir para cambiar las cosas. Si se trata de describirlas, se llama periodismo o crónica. Pero nosotros no votamos cada cuatro años para elegir a los mejores periodistas o cronistas, se supone que votamos para que nuestros Ministros, Consejeros y Diputados hagan política.

Se puede decidir políticamente que el recibo de la luz esté regulado por el Estado y se puede, políticamente, garantizar un mínimo para todos. Eso sería gobernar para el común, para los que somos mayoría. Pero quienes decidan eso no formarán parte de la mafia de las eléctricas en el futuro.

Y mientras tanto, seguirá subiendo la luz en este mercado “liberado”. Su “liberación”, la de los ricos para que puedan hacer lo que quieran, es nuestra condena. Y esto, amigo lector, hace más de 200 años que lo explicó un señor llamado Carlos Marx.



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.