Publicidad en
28 de Abril. 00:33 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

La filosofía aburroica

28 de Diciembre | 12:43
La filosofía aburroica
Entre mantecados y turrones, cremas de jamón y vino de Oporto, uno se percata de la insensatez, el cretinismo y la demagogia barata. Y barata ha de ser por necesidad humana, a mi modo de ver, con tanto elemento caro en estas fechas para recrear el espíritu navideño que pronto se esfumará con la degradación del precio un mes después, en ese fenómeno revolucionario llamado “Rebajas”. Como ese pienso que se echa a los perros, o la carroña que se deja sobre los campos de los cementerios, atrae a las masas atrincheradas en las madrigueras del ahorro intentando sobrevivir en estas odiosas semanas de diciembre. ¡Oh de mi acidez interna, de mis arcadas estomacales, y del vino de Jerez, o Peña del Valle, o el que sea, que me excita aún más! Porque veo y no quiero ver, y en esa ceguera pretendida, se abren aún más los oídos, y todo se oye, no acabando aquí la cosa, pues la pituitaria adquiere un grado de percepción finísima cual olfacción canina, y uno huele los desechos de las esquinas, los meos, las vomitonas y el fruto de la carcajada revoltosa por… ¡El espíritu navideño!

Y esto va de castaño a oscuro. Uno huele no solo los orines de los recovecos, sino el denso hedor a mierda de la hipocresía barata… ¡Otra vez lo barato! Deben de ser estas fechas. Que uno, mientras ha cargado su mesa del salón con mantelería escondida en un cajón durante mucho tiempo, ha colocado candelabros con velas, y ha dejado un olor a comida que atrae a todos los familiares que nunca ve al cabo de un año; sube un mensaje al Facebook o simplemente comparte (si es que no tiene la suficiente imaginación para escribir gilipolleces) eso de: “Paso del consumismo. Yo solo quiero la familia”. Y pretende compartir un segundo mensaje, mientras le dice a la esposa o a quien sea, lo que falta en la lista de compra de los Reyes, o para la próxima cena, o la ropa que ha de comprarse para la comida de empresa, y ahora sí, comparte (si es que sus células grises oxidadas tampoco dan para otro absurdo mensaje), otro de: “Me duermo el 23 y me despierto el 7 de enero”. ¡Ole el revolucionario, el reaccionario, hurra por ese salmón que nada a contracorriente!

Y de esa forma se crea una red de mensajes con fondos mantecosos, es decir, moñas a más no poder, mientras, ¡vive Dios si no veo bien!, se comen un mantecado… Textillos que la mayoría de las veces dan ganas de echar a la hoguera por su contenido herético, por semejarse a una mano abierta que porta la semilla de la ignorancia deseosa de introducirse en un fértil terreno, y plantar una arboleda de indoctos e imbéciles… Perdón. El Peña del Valle navideño…

Y perdonen vuesas mercedes, y disculpen el tono con que les trato elevándoles a la alcurnia del buen recibir acústico, pero la poesía, si no es mucho pedir, que se quede en los libros o en recitales. Ahora hay muchos que se las dan de rapsodas vanguardistas y en la dichosa red del idiotismo clavan unos versos horrendos con miles de vueltas retorcidas como una tuerca, que ya podían poner ese empeño en apretar los tornillos de sus sienes que andan flojos y a veces, caen al suelo… O las historias que se montan algunos aburridos en el sofá de sus casas, que de pronto, les da la ventolera de extrañar a alguien y les dedican unas letrillas a los seres que se hallan en el Limbo… Y en el Purgatorio se van a quedar como sigamos promoviendo esto. Algunos sensatos, como un servidor, prefieren callarse, y las horrendas cosas que crean sus manos se las guardan para sí, y no las van colgando en los balcones públicos a la vista del vecindario que, para colmo, las aplaude ¡y comparte! Y ya que estamos, aprovecho los efectos del vinito y hablemos de esa nueva escuela filosófica, de esos que se creen unos socráticos, estoicos o platónicos, y se dedican a hablar del sentido del vivir y del morir… La filosofía “Aburroica”. Cito a un amigo mío, excomulgado que está, que me despertó con una llamada telefónica a las seis de la mañana en éxtasis, inquieto por un pensamiento que como buen sabio, no debía callar para las mentes vacías y necesitadas de esta nueva sociedad… Tal zozobra me la contagió en mi reciente despertar, y pronto rezongar… Y curioso, pensando que mi propio amigo podría solucionar muchos problemas a través de la filosofía, me soltó su frase: “Hay detalles y detalles”. Si tal enunciado ha solucionado algo en sus quehaceres, me mandan un correo y me lo analizan, porque a mí lo único que me provocó fue un mosqueo, y mi humor no lo solventó, sino que lo soliviantó… Y qué decir de esa raza humana que sustituye una o dos palabras de los grandes clásicos becquerianos, cervantinos, calderonianos o lorquianos, y lanzan al aire cosas como “Volverán las grullas a la Extremadura a volar”, o “Vivir consiste en soñar”…

Como regalo navideño, a tal grey de plumistas y tocados de las ínfulas del suspiro, y los corcovados eternos a causa de hallarse bajo la férula de la inspiración, les recuerdo unas palabras de Bukowski, que aunque no buen representante sea del poeta típico, tiene en su antología de verdades beodas, un poemilla que puede ayudarles en sus tareas, que es ese precioso de “A la puta que se llevó mis poemas”, y tomen como putas a cualquier individuo o individua como yo, que se esté cachondeando de vuestras creaciones digitales por el aburrimiento o la soberbia.


“¿Tratas de joderme como a los demás?
¿Por qué no te llevaste mejor mi dinero?
Usualmente lo sacan de los dormitorios y de los
Pantalones
Borrachos y enfermos
En el rincón.

[…]

No soy Shakespeare
Pero puede ser que algún día ya no escriba más,
Abstractos o de los otros.
Siempre habrá dinero y putas y borrachos
Hasta que caiga la última bomba,
Pero como dijo Dios,
Cruzándose de piernas:
Veo que he creado muchos poetas pero no mucha poesía.”

Ay… ¿Qué tendrá Bukowski, que tan pendenciero y viperino, me atraen tanto sus letras pecadoras? Y ahora que se me acabó la botella, les deseo un Feliz Año Nuevo, a ver qué cosas comparten en el 2017…


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.