Publicidad en ElCorreoExtremadura.com
13 de Diciembre. 04:27 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

España no es laica

14 de Diciembre | 12:29
España no es laica
Antes que nada quiero explicaros con quién estáis hablando. Porque siempre me imagino que no sólo os hablo yo a vosotros, sino vosotros a mí también, pero en plan “¿este tío qué coño dice?”. Pues eso, que habláis con un tipo que tiene tres hijos y ninguno bautizado, que da a sus churumbeles una educación no católica hasta el punto que se le permite -todo esto, si eres un poquito derechoso, te creerás que lo digo con tono orgulloso-. Sigue leyendo que lo arreglo. Y aunque no es comparable, de la misma forma que la sociedad nos arrastra al machismo de forma subliminal, el entorno español actual te arrastra a educar con ciertos preceptos cristianos. Ojo, que no digo que sea malo, que ya va a venir alguno a decir “¡Rojo de mierda, podemita, quieres quitar la Semana Santa!”; ante todo mucha calma. Quiero hablaros de la realidad.

Puede que la realidad de la que hablo se limite a mi tierra, últimamente salgo poco de aquí: “mardito inntenné”. El caso es que España no es laica, que vale, que lo dice la Constitución, pero no. Ahora los de la izquierda se volverán locos diciéndome: “¡Facha, vete con tu tito Paco!” Calma de nuevo, que además de hacer de abogado del diablo, me gusta mucho ser objetivo. Una cosa son las leyes y otra la imparable verdad social.

Algunos dirán que lo que practica España es el folclore y la tradición, que la religión y las creencias reafirmadas con los golpes de pecho son cosa del pasado. Que incluso los que van a misa van por inercia, por socializar; como el que fuma por hablar, en el descanso, con la gente del trabajo. Algunos sí. Pues vale, obviando el grupo de población que realmente cree en sus manifestaciones religiosas, hay cientos de miles de personas que simplemente se dejan llevar. A la gente se le llena la boca con la palabra “hipócrita” cuando hablan de estos casos, y no es más que la corriente cultural que nos envuelve. Puedes renegar y luchar, pero está ahí.

¿Ya te has alienado? Recuerda con quien estás hablando.

En la educación que doy a mis hijos hago hincapié en normalizar lo que está en la calle. Los niños -y los adultos- van contaminándose del entorno y hay que normalizar. Esa es la palabra, hacer que vean normal lo que, por un motivo o por otro, han empezado a ver extraño. Sería un gran hipócrita, con la boca bien llena, si no normalizara (recordad que su pensamiento se contamina por ciencia infusa) las relaciones homosexuales y demonizara las prácticas religiosas. Porque todo está ahí, ellos lo ven, ven que es gente que hace su vida y punto. Si yo se lo hago ver de un modo deformado, el niño creará su opinión, al menos por un tiempo, y no es justo. “Papá, ¿quiénes fueron Adan y Eva?” y se lo cuento, porque quiere saber y ocultar información es cosa del Gobierno y de algunos periódicos, no de su padre. Sería absurdo. Y sí, algunos creyentes están en contra de derechos básicos de la persona como puede ser el matrimonio gay, pero como comprenderéis, no puedo enseñarles que sean igual de intolerantes: enseño a mis hijos a respetar, no a odiar.

Oh, la saeta, el cantar. Qué bonita las trompetas. Qué bonita la Navidad. Nacimiento, vida y muerte de un hombre que era de paz. Que yo, como soy más del folclore que de persignación, admitiré que era un hombre bueno pero no le otorgaré cualidades mágicas. No sé si era el hijo de Dios, y escribo “Dios” con mayúscula porque es el nombre del dios católico. No por escribirlo con minúscula vas a ser activista, es más una pataleta. Lo siento, yo no me sulfuro, haz tú lo mismo. Has nacido aquí y forma parte de un todo en el que te ha tocado aparecer. Si los bombos del destino hubieran sacado tu bola junto a la de Nigeria, ahora estarías tocando el Gongon -por ejemplo-; a lo mejor pensando en que la madre naturaleza traiga lluvias para tu pueblo, o a lo mejor pensando en ir a llamar a tu novia, pero tocando el Gongon. Eso es lo bonito de la mente humana, que nadie puede medir tu sentimiento y tu implicación, simplemente lo vives con la intensidad que quieres y con el significado que le das. Y por eso España no es laica, porque de verdad o no, la mayoría practica.


Lo más leído en Opinión
ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.