Publicidad en
15 de Diciembre. 07:22 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Agricultura, Ganadería y Toros
PROCEDENTES DEL INCENDIO DE ESTE VERANO EN LA RESERVA NATURAL DE LA GARGANTA DE LOS INFIERNOS

Los Pilones, con sus aguas negras tras los primeros arrastres de cenizas, tierra y restos vegetales quemados

28 de Octubre | 12:04
Los Pilones, con sus aguas negras tras los primeros arrastres de cenizas, tierra y restos vegetales quemados
Medio Ambiente primero oculta esta negra realidad y luego intentan quitar hierro diciendo que esto es normal tras un incendio. Pues si eso era normal, ¿por qué lo negaron tan reiteradamente este verano?

Se están cubriendo de gloria los que tenían que estar dando soluciones a un gravísimo problema medioambiental, que no ha hecho más que empezar. Primero niegan, después niegan y cuando no pueden seguir negando lo evidente, envían a trabajadores de una empresa a decir que eso es normal y que, con el paso de los días, la contaminación desaparece.

¿Pero dónde se meten la Consejera y el Director General? ¿Por que no salen ellos a dar explicaciones a los habitantes del Valle del Jerte y a todos los extremeños? ¿Por qué, dos meses y pico después, aún no han ido a dar la cara ante la gente?

¿Por qué no explican las razones por las que ocho años después la Reserva Natural sigue sin el Plan de Prevención de Incendios que exige la normativa en vigor del espacio protegido? ¿Hay alguno más que esté en este estado de abandono?

De sobra saben que la contaminación ahí está y ahí seguirá durante mucho tiempo. Como saben también que cada vez que llueva más cenizas, tierras sueltas, lodos y restos vegetales quemados volverán a anegar las gargantas y el río Jerte. Una y otra vez durante meses y años, quizá, como aún ocurre en Sierra de Gata, 14 meses después del incendio de agosto de 2015.

Para demostrarlo les propongo un sencillo ejercicio que pueden realizar en casa: Cojan un balde o un cubo y llénenlo de agua limpia. Después cojan una pala con cenizas y tierra mezclada y échenla al balde de agua limpia. Comprobarán que el agua se tiñe de negro y quedará completamente contaminada.

Dejen después reposar el balde durante dos días. Comprobarán que, según se asientan cenizas y lodos, el agua se irá aclarando y aparecerá de nuevo transparente. ¿Significa eso que la contaminación ha desaparecido? Para comprobarlo, cojan un palo, métanlo en el balde y remuevan bien. Verán como el agua vuelve a estar negra como el primer día que hicieron el experimento. Pues eso, exactamente, es lo que está ocurriendo y ocurrirá en la Garganta de los Infiernos y en el río Jerte, incluida la presa de abastecimiento de Plasencia.

Guarden el balde con el agua y las cenizas y repitan el experimento cada vez que oigan a algún "experto" de Medio Ambiente negar la contaminación. Entonces, cojan una botella, llénenla con agua del balde e inviten al susodicho "experto" a beber hasta saciar su sed. Y después acompañenle a urgencias lo más rápidamente posible...

¿Por qué niegan? ¿Qué tratan de ocultar? ¿Alguien lo sabe?


RAEES
ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.