Publicidad en
25 de Noviembre. 12:22 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

Unidos Podemos no consigue seducir a Extremadura

28 de Junio | 13:15
Unidos Podemos no consigue seducir a Extremadura
A algunos la resaca de las elecciones se nos está haciendo más dura que una campaña electoral que se ha convertido, frecuentemente, en déjà vu. Las redes sociales son estos días un hervidero de frustraciones (simpatizantes de Podemos e IU), ‘telodijes’ (el mismo sector, pero de distintas corrientes) y ‘laculpaestuyas’ (simpatizantes del PSOE). Los seguidores del PP, supongo que satisfechos y sin ganas de enzarzarse en trifulcas dialécticas ya pasado el 26-J, callan, como un Guadiana pretoriano que aparece en el momento clave, vota, y luego fluye de nuevo bajo tierra.

Entre las frustaciones de votantes y simpatizantes de Unidos Podemos, se repiten -demasiados- lamentos, algo infantiles pero sobre todo simplistas e inútiles, del tipo “qué mierda de país”. Algunos señalan a las provincias donde el sector agrario y las poblaciones rurales tienen más presencia para relacionar a estos territorios, como viene siendo costumbre por parte de tantos, con el atraso. “Míralos, los de la España profunda votan conservadurismo”, vienen a decir. Todo, distintas manifestaciones de una evidente impotencia que, en un intento de consuelo ante unas expectativas incumplidas, se externaliza a un sector determinado del país.

En el caso de Extremadura -y también de nuestra vecina Castilla-La Mancha- los síntomas son ciertos. La nuestra ha sido la tierra donde el bipartidismo ha sacado sus mejores resultados y, al mismo tiempo, Unidos Podemos los peores. El PSOE ha logrado en Extremadura su mejor porcentaje y el PP ha ganado en 13 de las 15 ciudades más grandes. Hasta ahí todo perfecto. Los síntomas, como digo, se detectan adecuadamente. Lo que no tengo tan claro es el diagnóstico que muchos hacen. ¿Somos más conservadores los extremeños?

En realidad, el problema de que el bipartidismo siga siendo hegemónico en Extremadura es otro. ¿Alguien podría decir tres medidas de calado que Podemos proponga para nuestra tierra? ¿O para Castilla-La Mancha? Tampoco el mundo rural aparece en el imaginario: Podemos habla del que trabaja 15 horas, de la madre que no logra conciliar sus vidas laboral y familiar, de los jóvenes formados que tienen que irse al extranjero, de subir el salario mínimo para incentivar el consumo y aumentar así los ingresos públicos. Aquí en Barcelona, cuando viene Podemos a dar mítines, repiten hasta la saciedad una idea de desarrollo: “Queremos el corredor mediterráneo”. De acuerdo, ¿y qué proponen, como estrategia de progreso, para Extremadura? No vale con escribir en el programa, hay que incluirlo en el discurso.

Nuestra tierra es una de las cinco regiones con más paro de toda Europa, nuestra población está en el mismo nivel que hace un siglo, tenemos el porcentaje de funcionarios más alto de España, no existe el capital suficiente ni la protección para que nuestra agroindustria pueda competir con otras que tienen el mercado copado desde hace siglos. ¿Cuál es nuestra vía para el desarrollo más allá de la emigración y las ayudas? ¿Qué propone Podemos como gran medida para el suroeste deprimido? ¿Podemos está de acuerdo con un modelo de España con dos o tres polos industriales y el resto de regiones supeditadas? Porque es un modelo muy concreto basado en pura voluntad política. Es esta personalidad rural y del suroeste la que falta en el discurso de Podemos. De ahí que en el artículo de la semana pasada me preguntara para cuándo una marea extremeña (un proyecto que, por otra parte, no debería ser pilotado desde Madrid).

Se podría argumentar que PP y PSOE llevan décadas manteniendo a Extremadura en esa posición subsidiaria dentro de España. Y aciertan. El problema es que desplazar a dos partidos enraizados en la cultura de un país, igual que se ha hecho en las ciudades, necesita una presencia activa en las zonas rurales, un discurso propio. No son exactamente las mismas necesidades las de un madrileño medio precario que la de un extremeño medio precario. Y eso se tiene que tener en cuenta.

Además, en la campaña hemos podido ver bastante diferencias entre lo que se han volcado el PSOE (que trajo a Pedro Sánchez) y el PP (que trajo a Mariano Rajoy, que incluso grabó un simpático vídeo haciendo deporte por Badajoz). En cambio, Pablo Iglesias no ha venido a Extremadura en ninguna de las dos campañas para las generales que hemos vivido en los últimos meses. En la del 26-J, el partido ha enviado a segundas espadas, Pablo Echenique y Julio Rodríguez, tan válidas como cualquier otra, pero insuficientes cuando se hace la comparación con el despliegue en otras regiones. Ahí pueden verse las prioridades. Es cierto que Podemos es una fuerza joven, sin tanta infraestructura como el bipartidismo, y que seguramente se vea obligada a concentrar sus esfuerzos en zonas que aporten más diputados -nosotros sólo damos diez-. Perfecto. Pero luego, claro, que no se extrañen por sacar en Extremadura sus peores resultados.


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.