Publicidad en
15 de Diciembre. 07:30 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Viajes y Turismo

Cinco tesoros de nuestro patrimonio que estamos dejando morir

14 de Junio | 11:44
Cinco tesoros de nuestro patrimonio que estamos dejando morir
Como sabemos, el patrimonio en Extremadura, a menudo, ha sido maltratado o sometido al más absoluto abandono por parte de las autoridades. Castillos, puentes, conventos, restos arqueológicos de todo tipo que podrían ser perfectamente, por su belleza, escenario de la famosa serie Juego de Tronos, permanecen en nuestra tierra en el más absoluto olvido. Tesoros irrecuperables que constituyen un elemento imprescindible para comprender de dónde venimos.Según Hispania Nostra, que realiza un inventario del patrimonio sometido “a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores”, en Extremadura contamos con 59 elementos víctimas de la desidia institucional. El objetivo de esta “lista roja”, señala la asociación, es que estos tesoros no queden circunscritos al ámbito de los estudiosos, sino que estén abiertos a todas la sociedad. Y que no se repitan hechos como los del pasado marzo, cuando un tramo de nueve metros del castillo de Burguillos del Cerro (Badajoz), construido en el siglo XIII, se cayó tras años sin mantenimiento. Estos son sólo cinco de los más de medio centenar de puntos que destaca Hispania Nostra en nuestra tierra. Actuar mañana para protegerlos quizá sea demasiado tarde.

1- Castillo de Azagala, centinela de Alburquerque y refugio de maquis


(Villar del Rey, Badajoz) Tras la conquista definitiva de Alburquerque se levantó, en el siglo XIII, esta fortaleza para proteger la zona de Al-Ándalus y de Portugal. Pasó por las manos de muchas familias nobles e incluso de la familia real, fue escenario de luchas entre las casas nobles cristianas, y ya en el siglo XVII y XVIII sufrió nuevos asedios, durante la Guerra de Restauración de Portugal y la Guerra de Sucesión española. En el siglo XX llegó a tal punto su grado de abandono que en su interior pudieron esconderse grupos de guerrilleros republicanos tras la guerra civil. Hoy, “tiene varias cubiertas hundidas, muros de sillares abatidos, almenas y torreones desmochados y bóvedas interiores en peligro de derrumbamiento”. “No se ha acometido inversión alguna para su conservación”, remata Hispania Nostra.

2- Convento de San Antonio de Padua, testigo de revueltas campesinas


(Garrovillas, Cáceres) Pese a que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1991, este convento franciscano con más de cinco siglos de historia se encuentra en “completo abandono y en grave deterioro”, “cubierto de pintadas”, alerta Hispania Nostra. Es testigo directo de la historia extremeña: en el siglo XVII fue ampliado y reformado por Luis Enríquez de Guzmán, Virrey del Perú, y tras su desamortización sufrió saqueos durante las revueltas campesinas extremeñas que se produjeron en el siglo XIX contra los privilegios del clero y los latifundistas. Hoy, sus parámetros están a punto de desplomarse, sus techumbres hundidas y está “sometido al expolio” y a un “intenso vandalismo”. “Necesita urgente intervención”, advierte la asociación.

3- Lacimurga, puerta de la antigua Lusitania


(Valdecaballeros, Badajoz) En el Cerro del Cogolludo, cerca de Valdecaballeros, se descubrieron a mediados del siglo XIX los vestigios de una ciudad con más de 2.000 años de historia. Lacimurga, levantada por pueblos prerromanos y aprovechada por los romanos para controlar uno de los vados del Guadiana, dominaba una extensa zona agrícola. Hoy se encuentra en “completo abandono”. El yacimiento se encuentra sin protección, con las intervenciones arqueológicas que se hicieron en los 90 interrumpidas, con las cosas hechas tan mal, como de costumbre, que quedaron “los sectores excavados sin cubrir propiciando que la maleza vegetal los cubra e inunde, mientras que los muros sufren las inclemencias del tiempo”. En el lugar se han encontrado monedas, orfebrería, cerámica, estelas funerarias, entre otros tesoros.

4- Fortaleza de Medina Al-Balat, restos del dominio andalusí


(Romangordo, Cáceres) La estructura defensiva andalusí situada en el antiguo poblado Al-Balat -abandonado tras la reconquista- se levantó para proteger el margen izquierdo del río Tajo. Tras la caída del califato cordobés atravesó una época de esplendor, ya que pasó a controlar terrenos amplios situados entre Gredos y Medellín, dentro de la taifa de Badajoz. Después de varios cambios de manos entre cristianos y musulmanes, cae definitivamente en poder de los primeros y comienza su declive definitivo. Los municipios de alrededor usarían los materiales de las estructuras de la ciudadela como cantera. Varias excavaciones en 2009 desenterraron restos de viviendas y edificios hispano-musulmanes, así como cerámicas, restos de juegos -fichas de piedra, tableros-, etc. En 2014 fue declarada Bien de Interés Cultural, pero eso no ha hecho que el lugar siga, según Hispania Nostra, “en ruina total”, sometida al “expolio” y con un “deterioro progresivo de los restos hasta su desaparición”.

5- Pontón de Brovales, pequeño pero duro de pelar


(Jerez de los Caballeros, Badajoz) Éste es un ejemplo de elemento modesto pero muy valioso a un tiempo, y muestra de que con un mínimo de interés institucional se podría garantizar la conservación de gran parte del patrimonio. Se trata de un antiguo y pequeño puente romano que cruza el arroyo de Brovales, entre las ciudades de Jerez de los Caballeros y Zafra. Durante siglos fue la única vía para atravesar la corriente. Hoy, apenas se sostiene una parte de su estructura central, casi de forma milagrosa, como advierten muchas cartas publicadas en distintos diarios regionales y reclamaciones de distintas asociaciones. El puente se mantiene sin cimientos, sobre la roca de granito. Se encuentra “abandonado y en ruina”, sin ningún tipo de protección. Esto hace que su futuro esté, según Hispania Nostra, en “grave peligro”. “Un gran hundimiento en el centro de la calzada con pérdida de sillería hace presagiar su cercano final por derrumbe”, lamenta. Siglos y siglos de historia, a punto de desaparecer.
Galería de Fotos


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.