Publicidad en
26 de Abril. 10:00 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

Nerviosismo

18 de Mayo | 14:24
Estamos comprobando el estado de nerviosismo en el que vive el PSOE en España, que puede acabar como su homólogo griego el PASOK. Una debacle del PSOE en España no es buena ni para el PSOE ni para España, y esto lo digo como demócrata.

Está claro que el desapego del PSOE con sus votantes, lo han generado ellos solitos, y como actor principal de dicho desaguisado el líder que se va apagando como una vela, su Secretario General Pedro Sánchez. Hay un dicho muy popular que dice “otros vendrán que bueno te harán”, y efectivamente así ha sido en el PSOE actual, ya nadie se acuerda, o mejor dicho, muchos socialistas se acuerdan del bueno de ZP, que aunque se las traía, no llego a perder tanta credibilidad en tan poco tiempo, de hecho llegó a ser Presidente del Gobierno por un periodo de casi ocho años.

Todos tenemos amigos, conocidos, familiares…, dentro de las filas socialistas, vamos afiliados con carnet, y hay un sentir cada vez más grande de desconfianza, desilusión, desapego…, hacia el POSE y el liderazgo de esta formación política.

Hemos podido comprobar con asombro todos/as los/as españoles/as los esperpentos que era capaz de hacer el líder del PSOE Sr. Sánchez para hacerse con la Presidencia del Gobierno de España, y no ha hecho ninguno más porque alguna baronesa territorial ha puesto algo de cordura y sensatez interna.

El Sr. Sánchez ha intentado todo, a excepción de lo que el sentido común, la democracia y la inmensa mayoría de españoles/as esperaban, que aceptara hablar, y digo HABLAR (palabra esencial en un estado democrático de derecho) con el partido que ganó las elecciones en diciembre por más de 1,7 millones de votos y 33 escaños en el Congreso de diferencia con el que quedó segundo, casualmente el liderado por el Sr. Sánchez, que sacó el peor resultado del PSOE en unas elecciones generales en la democracia actual.

Cuántas veces hemos escuchado al Sr. Sánchez decir que ha puesto en marcha el “reloj de la democracia”, pero todavía no le hemos escuchado que paró el “reloj del PSOE”. Por cierto se lo digo para que quede le quede claro Sr. Sánchez, el “reloj de la democracia” en España lo pusieron en funcionamiento los/as españoles/as cuando respaldaron en referéndum la Constitución de 1978, si, esa misma que a usted le puso límites en sus esperpentos personales y en sus ambiciones desmedidas. España es un país serio, moderno, democrático, y tienes las suficientes reglas de juego para poner a cada uno en su sitio, y desde luego nadie tiene que darnos explicaciones a los/as españoles/as de lo que hemos visto estos meses desde las elecciones de diciembre, todo el mundo se quitó sus caretas y ahora la soberanía del pueblo hablará el próximo día 26 de junio.

España necesita un PSOE fuerte sin vaivenes, con sentido de Estado, con socialismo y no con populismo…, y liderando el mismo un líder con altura política, no hace falta física, con altura de miras, con responsabilidad y que anteponga los intereses de España por delante de los personales, cuanto le queda de aprender a algunos de antiguos dirigentes socialistas que con lo que están viviendo se sienten avergonzados.

A los/as ciudadanos/as no nos temblará el pulpo ni tampoco nos entrará nerviosismo a la hora de tomar una decisión el próximo 26-J, lo haremos después de lo que hemos visto con rigor, con responsabilidad, sin engaños, y con lealtad a este gran país que tenemos la suerte de tener, que es ESPAÑA.



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.